Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Sucesos

Un albañil murió tras ser golpeado por un guardia

Miguel Ángel Morinigo fue "noqueado" por Elías Ezequiel Colman en diciembre del año pasado cuando la víctima quería quedarse a dormir en la estación de Lugano para esperar el primer tren.

Los familiares de Miguel Ángel Morinigo, un albañil que en diciembre de 2023 murió tras ser golpeado por un guardia de seguridad en la estación de Lugano, están enojados por la decisión de la Justicia de que su agresor siga en libertad: "Fue como el choque de un tren”.

En un comienzo los familiares de Morinigo no sabían cómo había muerto el hombre, hasta que en marzo de este año la Justicia les mostró el video en el que se ve cómo Elías Ezequiel Colman “noqueó” al albañil, quién aquella noche quería quedarse a dormir en la estación para esperar la salida del primer tren.

“El 8 de marzo esperábamos una resolución y ahí nos dijeron que estaban todas las imágenes, que nos preparáramos para mirar. No me animaba a ver la grabación, fue durísimo", expresó Lucy, la hermana de Morinigo.

Aunque siempre estuvo la duda sobre qué había pasado con la víctima, la mujer manifestó que saber qué ocurrió con Morinigo y ver las imágenes “fue muy duro”.

Con respecto al agresor, Colman está imputado del delito de “homicidio preterintencional”, pero está en libertad: "Sigue libre porque no tiene antecedentes y porque no abandonó el cuerpo. Él no dijo que le pegó, pero como lo asistió y no se fue, está en libertad”.

Un video difundido en las últimas horas muestra el momento en el que el albañil mantiene una discusión con el seguridad y allí se desencadena una pelea que finalizó con Morinigo muerto producto de recibir una piña en la cara.

“Se puede ver perfectamente la magnitud de esa piña, es como el choque de un tren”, señaló Lucy en diálogo con TN y continuó: “No fue a tratar de sacarlo, no estaba molestando. Fue a pegarle, no entiendo por qué se ensañó tanto. Si fuera atento con su trabajo, observaría el estado de la persona. Y si ve a una persona ebria que renguea, ¿qué necesidad de pegar?”.

Mientras avanza la investigación con la imputación impuesta por Gustavo Pierretti, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°13, la familia de la víctima pide que se cambie la carátula a homicidio simple, que prevé una pena de 8 a 25 años de cárcel.

Fue el 2 de diciembre del año pasado cuando la víctima estaba en el andén de la estación de Villa Lugano del tren Belgrano Sur.

Según se indica en la causa, Colman, que trabajaba como seguridad desde hacía 10 años, observó la presencia de Morinigo y cruzó las vías para advertirle que no podía estar allí ya que el último tren había salido hacía varios minutos.

Fue en ese momento en el que el albañil le manifiesta que quería quedarse para agarrar el primer tren que sale a las 4 de la mañana, pero comenzó una discusión que terminó de manera fatal.

Pese a que fue trasladado al Hospital Santojanni, su estado de salud era delicado: tenía deterioro sensorial por probable traumatismo de encéfalo craneano, intoxicación alcohólica y vómitos.

La autopsia confirmó que murió por un traumatismo de cráneo, hemorragia meningoencefálica y neumopatía. (NA)

sucesos fallecimiento trompada homicidio simple tren

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso