Connect with us

Actualidad

VLC: Catálogo de cosméticos

Published

on

Actualidad

Warren Buffett asegura que la diferencia entre alguien realmente exitoso y el resto radica sólo en una palabra de dos letras

Published

on

12:02 – El magnate, además de ser presidente de Berkshire Hathaway, es reconocido por sus consejos de negocios.

Además de ser una leyenda del mundo bursátil, donde se lo bautizó como el “Oráculo de Omaha”, el multimillonario Warren Buffett, presidente y consejero delegado de Berkshire Hathaway, también se ha transformado en un gran consejero de la actividad que lo convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo.

En su última columna de Inc., el coach de liderazgo y escritor Marcel Schwantes, rescata uno de esos consejos y afirma que puede ser la mejor recomendación para todos los que quieran hacer negocios.

Schwantes explica que el magnate aprendió hace mucho tiempo que el mayor bien de todos es el tiempo. Por eso lo protege religiosamente estableciendo límites estrictos para sí mismo. Así, recordó una de sus famosas citas.

Buffett dijo: “La diferencia entre la gente de éxito y la gente realmente exitosa es que la gente realmente exitosa dice NO a casi todo”.

Esa palabra de dos letras hace la diferencia.

“Desde el punto de vista de la autoayuda, si la gente cercana a usted cree que está asumiendo demasiadas cosas y le han tachado de “adicto al trabajo”, el consejo del no de Buffett debería ser una diana para su conciencia”, asegura Schwantes. El coach recuerda que si bien es cierto que muchos empresarios de éxito y de alto nivel dedican entre 60 y 80 horas a la semana, las personas realmente exitosas no descuidan su salud mental y su autocuidado ni el tiempo que dedican a su familia, sus aficiones u otros intereses. Reconocen que si no pueden cuidar de sí mismos, el negocio se resiente.

“Esto nos lleva de nuevo al punto de Buffett”, apunta Schwantes en su columna y detalla: “Tenemos que saber a qué aspirar para simplificar nuestras vidas. Tenemos que saber a qué decir que no para mantener nuestra cordura. Esto puede significar decir no muchas veces a cosas que no nos sirven, y decir sí a las pocas cosas que realmente importan para avanzar en nuestra causa y mantenernos equilibrados”.

Y recuerda que Steve Jobs aplicó el consejo de Buffett quizás sin saberlo cuando declaró: “Estoy tan orgulloso de las cosas que no hemos hecho como de las que he hecho. La innovación es decir no a 1.000 cosas”.

El columnista, de hecho, recomienda añadir a la lista de objetivos para el nuevo año aprender a gestionarse a sí mismo.

“No he dicho que aprendas a gestionar tu tiempo. Porque no podemos gestionar el tiempo. No existe tal cosa. Todos nos levantamos por la mañana con el mismo número exacto de horas, minutos y segundos en un día. No podemos controlar el tiempo. A medida que avanza, se va… en el pasado, para no volver a ser reclamado. Céntrate en lo que puedes controlar”; recomienda.

Explica que lo que sí se puede hacer es elegir cómo utilizar ese tiempo gestionándolo sabiamente.

“Un buen ejemplo de esto es cómo gestiono mi actividad en LinkedIn. Cada semana recibo entre 50 y 75 solicitudes de personas que piden unirse a mi red. La mayoría intentan venderme algo y tratan de invitarme a reunirme con ellos para hacer contactos y explorar oportunidades mutuas”, detalla y sigue: “Antes, por cortesía profesional, respondía a muchos mensajes en mi bandeja de entrada. Ahora estoy preparado para ser asertivo, establecer límites y decir que no a la gente cuando lo necesito, para que mi tiempo esté protegido”.

Así, Schwantes desarrolló un listado de las cosas a las que recomienda decir que no:

-Di no a las oportunidades y a las cosas que no se relacionan con tus valores o que no promueven tu misión personal u organizativa.

-Di no a las redes superficiales. Las personas que realmente tienen éxito no crean redes. Construyen relaciones.

-Di no al exceso de trabajo que supone hacerlo todo tú mismo. En su lugar, delega y confía en las capacidades y habilidades de los demás para hacer el trabajo.

-Di no a descuidar tus deseos y anhelos más profundos sobre lo que quieres conseguir en la vida. Deja de acomodarte y ceder a los deseos de los demás. Es tu vida, toma el control de ella y vive tu vocación.

Continue Reading

Actualidad

La historia detrás del origen del Día del Sándwich

Published

on

14:37 – Este miércoles, como cada 3 de noviembre, se homenajea al plato que tiene múltiples versiones y ganó popularidad en todo el mundo.

John Montagu, IV Conde de Sandwich, era fanático de las cartas. Para poder comer sin dejar de jugar y evitar ensuciarse los dedos, le pidió a sus sirvientes que le llevaran un trozo de carne entre dos panes. Sin saberlo, esa petición que realizó en el año 1792, se convertiría en una de las comidas más globalizadas y que hoy, como cada 3 de noviembre, está celebrando su día: el sándwich.

Invitando a descubrir las múltiples versiones que existen de este popular platos, varias cadenas de comidas, restaurantes y bares del mundo invitan a celebrar esta comida, que tiene un gran arraigo en la cultura argentina.

Según datos de la aplicación PedidosYa, en nuestro país, la cantidad de pedidos de sándwich realizados en lo que va del año supera los 2.7 millones, lo que representa un crecimiento de más del 124% respecto del 2020. Además, los viernes, sábados y domingos son los tres días más elegidos para consumir sándwiches.

¿Cuáles son los sándwiches más consumidos en Argentina?
– Sándwich de milanesa

– Sándwich de milanesa completo

– Sándwich de jamón y queso

– Sándwich de bondiola

– Sándwich de vacío

Cómo hacer el mejor sandwich de miga casero

Es probable que todas las personas hayan asistido alguna vez a un cumpleaños, o a cualquier celebración, y hayan visto (y comido) sándwich de miga. Clásicos, simples o triples, son una comida típica de ciertas circunstancias que, además, cosecha fanáticos en todo el país. 

Aunque a simple vista no parezca una receta muy compleja, también es muy probable que la mayoría haya decidido comprarlos en la panadería antes de que se les ocurriera hacerlos con sus propias manos.

Pero es hora de saber que este clásico que puede comerse frío o caliente, en sus distintos tamaños y con los gustos que cada uno prefiera, son muy fáciles de hacer en casa, y además, muy económicos.

Es por eso, que esta vez, te traemos la receta perfecta para que tus sándwich de miga, preparados en la cocina de tu casa te salgan muy sabrosos y con el punto justo de humedad que necesitan.

Este es el secreto para hacer un buen sándwich de miga

Hay una decisión muy importante que tomar antes de empezar a hacer los sándwiches de miga, y que depende de varios factores: el país donde los prepares (no es lo mismo el sándwich de miga en Argentina que en España), el presupuesto disponible y tus gustos como cocinero.

Vamos al grano: se trata de decidir si usarás mayonesa o manteca. Estos ingredientes son la base para hidratar cada rebanada de pan que uses para tu sándwich. En cualquiera de los dos casos, estos ingredientes se aligeran con agua.

En caso de decidir utilizar mayonesa, es importante empezar mezclar una taza de esta salsa con una taza de agua. Una vez que se tenga un resultado homogéneo, hay que usarla para untar discretamente cada rebanada de pan.

En caso de que la preferencia sea manteca, se debe mezclar cada 100 gramos con 60 mililitros de agua. También es recomendable que se le agregue una pizca de sal a la preparación, porque a diferencia del caso de la mayonesa, la manteca no suele estar sazonada, aunque tiene algo de sodio. 

Para la preparación tradicional del sándwich de miga se usa jamón, queso y lechuga como relleno, pero es posible cambiar estos ingredientes por los que más le gusten a cada uno.

Cómo hacer un buen sándwich de miga, perfecto y apetitoso
Conocer esta receta es clave para poder hacer sándwich de miga cuadrados o triangulares, frescos, esponjosos, deliciosos y muy fáciles.

Qué ingredientes se necesitan

10 rebanadas de pan de miga blanco integral o con granos
Jamón cocido
Queso dambo o en cualquier otro en fetas
1 taza de manteca o mayonesa aligerada según la preparación se ha explicado anteriormente
5 hojas de lechuga fresca opcional
Elaboración paso a paso
El primer paso para hacer este sándwich de miga, si se ha decidido usar lechuga, es lavar bien las hojas y escurrirlas. Es fundamental, para que salga perfecto, que las hojas estén bien secas; así se evitará que el pan se humedezca. 

Luego, hay que conseguir una superficie para armar cada sándwich. Puede ser una tabla de picar grande o sobre una mesa o tabla de madera, bien limpia y seca.

Se debe acomodar cada rebanada de pan sobre la superficie de trabajo, y untar ligeramente una de sus caras con la mayonesa o manteca aligerada. Lo ideal es utilizar un pincel de cocina para esta tarea, pero si en caso de no tener uno en casa, siempre se puede emplear una cuchara o cuchillo, o paleta para untar. 

Luego es necesario cubrir la mitad de las rebanadas de pan con una loncha de jamón; quedarán cinco rebanadas cubiertas completamente. 

En ese momento se deben colocar las fetas de queso, cualquiera se haya elegido, sobre las de jamón. Luego, va la lechuga. Una vez más, para que el sándwich de miga quede perfecto, la clave es que estén bien escurridas para que no humedezcan el pan, que ya se va a haber humedecido un poco por el efecto de la manteca o la mayonesa. 

Finalmente, se debe tapar cada mitad de sándwich con una de las tapas restantes de pan. La cara que ha sido untada con la manteca o mayonesa, obviamente, debe quedar hacia adentro.

A continuación, colocar todos los sándwiches en una pila, y presionar con otra tabla de picar o con un plato. El objetivo es que se aplanen un poco, y queden más finos, más parecidos a cómo son los que se compran en las panaderías. 

Luego, utilizar un cuchillo bien afilado para armonizar los bordes, que deben quedar perfectamente cuadrados o rectangulares. Esto implica quitar cualquier sobrante de relleno, o incluso la corteza del pan de miga, si no se ha conseguido como unicolor desde el principio.

Para terminar, es necesario cortar en mitad en un sentido diagonal, para obtener sándwiches de miga triangulares, y que queden todos del mismo tamaño.

Para aprovecharlos mejor, se aconseja comerlos en el día o, como mucho, al día siguiente. De esta manera, estarán más frescos y se podrán apreciar mejor.

El pan para el sándwich de miga

Es esencial conseguir un pan de miga de buena calidad. Así, se podrán obtener un buen sándwich de miga. Lo ideal es un pan de miga al estilo inglés, esponjoso, pero sin abusar. Debe estar fresco, tener una coloración uniforme, y sus agujeritos deben ser pequeños.

Existen máquinas especiales para cortar sándwich de miga, pero se suelen usar a nivel industrial y no casero. 

Si se van a dejar expuestos durante largo rato, lo mejor es cubrirlos con una tapa o equivalente, para que no se sequen, algo que sucede muy rápidamente en este tipo de preparación. 

¿Querés más ideas para preparar un sándwich de miga?

Tal como se ha mencionado anteriormente, la receta más frecuente y difundida es la de un sándwich de miga con jamón y queso.

Sin embargo, hay cientos de otras ideas para aplicar toda la creatividad y que cada uno use sus ingredientes favoritos al momento de preparar sándwich de miga caseros. 

Con pepinos y mayonesa, al estilo inglés. Será necerario pelar el pepino, cortarlo en láminas muy delgadas y dejarlas secar antes de rellenar el pan, para no empaparlo.
Con huevos duros y queso. También Se puede emplear utilizar otros tipos de queso, aparte de los ya mencionados, como el mozzarella o el queso de cabra.
Se puede dejar el queso y el jamón de base, pero añadir rodajas de aceitunas verdes o negras, trozos de morrones o ruedas de tomate. Si se decide hacer esto último, la recomendación es usar tomates carnosos, con poco líquido, para no empapar las rebanadas de pan de miga. También se pueden agregar rebanadas de pepinos frescos o en vinagre.
Con jamón crudo y ruedas de tomate.
Es posible agregar palmitos en rebanadas o deshilachados.
Con pollo desmechado o en rebanadas.
Con pescados como atún o salmón.
Se pueden agregar verduras como la papa o la zanahoria a las preparaciones.
Con otras salsas, como mostaza, ketchup o salsa roquefort.
Con gambas.
Se pueden utilizar champiñones frescos, rebanadas de berenjenas cocidas o granos de maíz.
Incluso es posible experimentar con ingredientes dulces, como rebanadas de ananá, crema de castañas, o frutos como duraznos o frutillas.
¿Cómo hacer el pan de miga casero?
Aunque es más trabajo, se puede hacer el pan de miga desde cero. Para quienes tengan experiencia en panadería probablemente esta sea una receta fácil, pero hay que prestar atención a las proporciones y al paso a paso. 

Estos son los ingredientes para hacer el pan de miga desde cero:
Harina 500 grs
Leche en polvo 10 grs
Azúcar 30 grs
Sal 10 grs
Vinagre balnco 1 cdta
Agua 250 cc
Manteca 50 grs
Levadura 20 grs

El paso a paso para el pan de sándwich de miga

Una vez que se tienen todos los ingredientes, es posible empezar a preparar la masa del sándwich de miga siguiendo estos pasos. 

Hacer la masa mezclando todos los ingredientes en un bol, unir con las manos y terminar amasando. Debe quedar una masa lisa. Tener la precaución de que la sal no se mezcle directamente con la levadura para no inhibirla
Estirar, enrollar, cortar en 3 y colocar en molde de pan inglés enmantecado con los cortes hacia arriba para que el aire no se quede dentro. Pinchar, tapar y dejar leudar por un par de hora
Llevar al horno bajo por una hora y dejar enfriar de un día para otro
Cortar láminas finas de pan
Batir la manteca con el aceite y el agua caliente, condimentar y batir hasta dejar bien untable. Agregar agua si es necesario
Untar las láminas con la crema deseada, rellenar a gusto, cubrir con otra tapa de pan con crema, rellenar a gusto y cubrir con la última tapa de pan con crema
Cortar en triángulos o rectángulos

¿El sándwich de miga es argentino?

¿Sabés de dónde viene el sándwich de miga? Es muy probable que, como muchas otras personas, se piense que siempre existió en los bares y panaderías de todo el país. Sin embargo, su origen no es argentino, ni tampoco existe desde hace demasiado tiempo.

De acuerdo a lo que se puede saber, hace varias décadas sólo lo podías comer en algunas confiterías tradicionales de la ciudad de Buenos Aires, y no era, como lo es en la actualidad, un producto masivo que se puede encontrar en casi cualquier panadería y bar de la Argentina. El auténtico clásico que es ahora, no lo fue siempre. 

Entre las confiterías que ofrecían este tipo de sándwich, se destacaban Las Violetas (recientemente elegida como mejor bar notable de Buenos Aires), Las Delicias, Los Dos Boulevares, El Águila, La Exposición, La Porteña, La París y, más recientemente, los Dos Escudos. De acuerdo a lo informado por el periodista gastronómico Alejandro Maglione, «todas ellas competían para ver quién tenía los mejores».

Por más que todos los conozcan, no está de más repasar cómo se elaboran.

A la horma de pan de miga (generalmente blanco o negro), se le retira la corteza y se la corta en lonchas muy finitas, con forma rectangular. Se las unta con mayonesa o manteca y se rellenan con jamón cocido, queso, lechuga, tomate y huevo, según sea el gusto del cliente. También se emplea jamón crudo, atún, morrones, palmitos, ananá, aceitunas, pavita y choclo.


Ahora bien, ¿de dónde salió el sándwich de miga si no es argentino?

Por más que algunos quieran relacionar el origen del sándwich de miga criollo con el bocadillo español, el antecedente directo son los tramezzini que se elaboran en el norte de Italia y que la inmigración italiana trajo a la Argentina.

Este sándwich fue inventado en 1925 en Turín, más precisamente en el Café Mulassano, que ofrecía 40 variedades. El término tramezzino fue creación del poeta, dramaturgo y político Gabriele D’Annunzio con el objeto de reemplazar el término en inglés.

Sin embargo, en Italia el tramezzino es triangular. Además las combinaciones de ingredientes son diferentes, quizás más sofisticadas. Por ejemplo, son tradicionales el tramezzino de salmón ahumado y lechuga, de atún y alcauciles, de lechuga y langostinos, aunque también elaboran la versión «primavera», similar a nuestro «chacarero».

Fuente: IProfesional

Continue Reading

Actualidad

Casi 40 años después, un soldado británico devolvió a Argentina los restos de un avión derribado en Malvinas

Published

on

07.32 En 1998, durante una misión a las islas, David Richardson identificó los restos de un Mirage V-Dagger.3 y decidió recuperarlos y preservarlos, que la próxima semana viajarán en correo diplomático desde Londres a la Argentina. 

Casi 40 años después de caer en la guerra de Malvinas, la cabina del avión Dagger de la Fuerza Aérea Argentina que piloteó el teniente Héctor Ricardo Volponi -muerto en combate el 23 de mayo de 1982- iniciará su regreso a la Argentina por la gestión de un soldado británico que recuperó los restos de la aeronave durante una misión en 1988, los preservó desde entonces y ahora formalizó su donación.

Las piezas recuperadas viajarán en correo diplomático la próxima semana desde Londres, según confirmó a Télam el embajador argentino en el Reino Unido, Javier Figueroa, encargado de recibir la donación del soldado David Richardson para que tengan como destino final el Museo Nacional de Malvinas de Oliva, en la provincia de Córdoba.

«Es un gesto que acerca y no divide, a diferencia de otros trofeos de guerra que están en el mercado. Inclusive algunos que son objeto de una acción judicial, como es el caso del director del Museo de Malvinas y veterano de guerra, Edgardo Esteban, cuyas fotos y documentos fueron puestas a la venta en Londres. Richardson está haciendo totalmente lo contrario al acercar los restos y devolverlos», explicó.

El embajador contó que le extendió una invitación al soldado británico para agradecerle y acordaron reunirse cuando visite Londres, ya que el militar vive fuera de la ciudad.

El avión y su historia

El avión de Volponi, un Mirage V-Dagger.3, fue derribado sin eyección en la Bahía Horseshoe por un Harrier Sidewinder AIM-9L, comandada por el teniente británico Martin Hale.

La aeronave cayó en el oeste de Bahía Elefante, unos tres kilómetros al norte del establecimiento ubicado en la isla Borbón.

En 1998, durante una misión a Malvinas, Richardson, un oficial del Ejército británico con el rango de cabo del Batallón de Infantería Ligera (Light Infantry, en inglés) identificó los restos del avión argentino y decidió recuperarlos y preservarlos con la intención de devolverlos nuevamente a la Argentina.

La aeronave cayó en el oeste de Bahía Elefante.

«En 1998, la unidad de mi Batallón, conocido como 1er Batallón de Infantería Ligera, fue destinada a las Malvinas/Falkland», relató en diálogo con Télam el soldado británico quien, tanto en la comunicación con esta agencia como con el embajador argentino, siempre se refirió a las islas como Malvinas/Falkland o viceversa.

Richardson continuó su relato: «Mientras estaba allí, realicé una patrulla que comenzó en la Bahía Fox y se detuvo en varios lugares, culminando en la Isla Pebble. Este lugar era de particular interés para mí porque, siendo un niño de 12 años, seguí de cerca la guerra del 82 y había leído mucho sobre la batalla».

«Cuando mi tropa llegó a la Isla Pebble le pregunté a un isleño si había algo que pudiera llevar a ver a mis soldados mientras estábamos allí», prosiguió. Y recordó que el hombre le «señaló en el mapa un par de lugares donde se estrellaron aviones argentinos que habían sido derribados por Harriers en la isla, así como un monumento a un barco británico perdido por las fuerzas enemigas».

«Llevé a mi tropa y localicé esos lugares», dijo el soldado británico quien, mientras buscaba en uno de esos emplazamientos, encontró dos partes de los restos que, al juntarlos, le permitió identificar el número de serie del avión que estaba inscripto en la parte inferior de la cabina, todavía con su pintura de camuflaje original.

«Así que, con el paso de los años, el desarrollo de Internet y el perfeccionamiento de las computadoras, comencé mi investigación», manifestó y sostuvo que pensó que «sería una buena idea investigar el avión y tratar de averiguar lo que pudiera sobre el vuelo de esta aeronave en particular».

Recordó que no tardó mucho en encontrar detalles sobre el tipo de avión, quién lo piloteaba y quién fue el piloto del Harrier británico que lo derribó.

«Durante muchos años cuidé las piezas y con frecuencia me preguntaba si algún día podría llevarlas a la Argentina», indicó y expresó que «en septiembre de 2021 busqué en Internet y logré encontrar y enviar un mensaje a Gabriel Fioni, que formaba parte del Museo Malvinas en Oliva».

Richardson dijo que se alegró al saber que Fioni tenía contacto con la familia del teniente Volponi y que le asegurara que si las piezas eran donadas al Museo serían expuestas correctamente y se contaría la historia de la valentía de su piloto.

«Envié los restos a Londres y su viaje de vuelta a Argentina ha comenzado», expresó el soldado, que se retiró del Ejército británico en 2003 con el rango de sargento, serjeant con J en inglés según aclaró, ya que en su regimiento se escribía así.

Dijo, además, que le complace saber que los restos estarán de vuelta en Argentina y expresó su deseo de que la familia del teniente Volponi se entere de esta historia y puedan comunicarse.

«Me complace devolver a su país las piezas del avión del teniente Volponi que recuperé durante mi visita a las islas Malvinas/Falkland en 1998. Espero que mi donación al Museo de las Malvinas en Oliva llegue a salvo y se exhiba correctamente para mostrar el valor de sus aviadores durante el conflicto del ´82. He leído y visto muchos documentales sobre el conflicto y lo que queda muy claro desde el principio es la valentía de los pilotos de su país», escribió también el soldado británico en una carta dirigida al embajador Figueroa.

En la misiva, Richardson destacó, además, el trabajo de Fioni, titular de la Fundación Museo Malvinas de Oliva, con quien se comunicó para informarle sobre la donación, y el de los hermanos Robert y Nick Tozer, este último por ser miembro fundador del South Atlantic Council de Londres y porque participa en investigaciones académicas en el Reino Unido, Buenos Aires y las Islas Malvinas para el Instituto Di Tella.

En tanto, Fioni, también en diálogo con Télam, relató que el soldado británico conservó muy bien los restos del avión y dijo que lo contactó a través de la red social Facebook, ya que quería realizar la entrega.

Según Fioni, Richardson estaba muy preocupado sobre todo por la forma en que se iban a preservar y custodiar los restos del avión en el Museo. «Me comentó que estaba de acuerdo con el procedimiento que realizaríamos y me aseguró que él respetaba mucho a los soldados argentinos por su valentía y amor por su patria», resaltó.

LM

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net