Connect with us

Deportes

Una vida extraordinaria

Published

on

La «Talbot» de F1 en Rafaela y en la tierra.

Por Jorge Ternengo. Lous Rosier fue el prototipo del profesional del automóvil que como piloto desplegaba al mismo tiempo un inagotable entusiasmo de aficionado y el meticuloso oficio de un profesional.
No hace falta ser un as para ser querido por un público entendido, y Rosier es apreciado y recordado todavía, aunque ya se han cumplido 74 años desde que inició su carrera de corredor de autos.
Sólido piloto de motocicletas, automóviles y aviones nacido el 5 de noviembre de 1905. Amante de los automóviles, a los 17 años pudo convencer a su padre, que le enseñe a conducir.
Tras debutar en motociclismo en 1924 (con un side-car 1.000 cm3), en 1928 se inició en el automovilismo con un SCAP 1.100 a compresor, y diez años más tarde llevaba un Talbot-Lago semi-oficial de 4,0 litros en las 24 Horas de Le Mans, aunque la aventura concluyó cuando habían recorrido poco más de 1.000 Km.
Después de la segunda guerra mundial comenzó a desarrollar una actividad deportiva más intensa. Aunque también disputaría Grandes Premios con Ferrari y Maserati, fue con los Talbot-Lago (tipos 26 SS, 150 SS, T26 C, a menudo transformados y mejorados por él mismo) con los que obtuvo sus más brillantes victorias: la Course de Côte Bellevue 1947 (Type 150 SS),
El Grand Prix de Albi de 1947 (circuito de Nancy, ante Sommer y Pozzi), las Coupes du Salon 1948 (Montlhéry),
El Grand Prix de Bélgica 1949 (ante los Ferrari de Villoresi y Ascari).
El Grand Prix de Albi (de 1950, ante González y Trintignant, con un T26 C DA oficial).
Y los Grandes Premios de Holanda de 1950 y 1951 (no puntuables para el campeonato del mundo), batiendo, de nuevo, a Villoresi y Ascari en la primera ocasión (luego de una irresistible remontada) y a Moss en la otra.
Siempre con Talbot, un T26 GS esta vez Rosier ganó las 24 Horas de Le Mans de 1950, a 144,38 Km/h de media, secundado por su hijo Jean-Louis, que sólo le relevó durante 2 vueltas. Ese mismo equipo de padre e hijo había vencido en su categoría (3º scratch), sobre un minúsculo y simpático Renault 4 CV, en el Rallye de Monte-Carlo de 1949, el mismo año en que se presentaron por primera vez en Le Mans. Llevaban en esa ocasión un Talbot de 4.068 cm3 al que se le rompió la correa del ventilador al cabo de 6 vueltas.
El Renault 4 CV de los ROSIER ganó su categoría en el Rallye de Monte-Carlo 1949, y la Régie no perdió la ocasión de publicitarlo.
En 1951 había ganado Louis Rosier, además, el 1 Grand Prix International de Bordeaux celebrado el 29 de abril sobre el circuito urbano de la ciudad. Al volante de uno de sus fieles Talbot-Lago de 4,5 litros, Louis consiguió la media de 96,9 Km/h, con la oposición de Farina, Trintignant, Chiron, Bira, Schell, Manzon, Simon, Fischer y otros destacados volantes de aquel tiempo.

A principio de 1950 lo encontramos en Argentina, donde sería 7º en el IV Gran Premio Extraordinario María-Eva Duarte de Perón (con el Talbot-Lago T26 C) y 8º en el II Gran Premio Internacional General San Martín. Mejor resultado cuajó en las 500 Millas de Rafaela 1950 (el 24 de diciembre), porque entró 2º, dos minutos después de Fangio (que llevaba el otro T26 C oficial).

Louis Rosier era consciente de no alcanzar como piloto el nivel de los ases a los que se había confrontado en sus encuentros nacionales e internacionales. No era tan rápido como Chiron, Wimille, Sommer, Villoresi, Fagioli, Ascari, Farina, Fangio, González, Behra, Moss… Pero lo sabía y luchaba con las armas a su alcance: la meticulosa preparación de sus autos que redundaba en mayor fiabilidad, la limpieza de las trayectorias, trazadas con elegancia pero un par de puntos por debajo del límite, su resistencia física y la regularidad de su actuación a todo lo largo de la prueba. Es sintomático que venciera en Grandes Premios (no puntuables) con sus pesados Talbot-Lago, mucho más lentos que los Alfa Romeo, Ferrari o BRM, merced a su fiabilidad, a no tener que repostar y a sostener con ellos un ritmo vivaz y sin errores.
Gracias a esas cualidades, los restantes peldaños algo más bajos del podium los ocupó muchas veces Rosier con el Talbot-Lago y sus demás autos.
A principio de 1950 lo encontramos en Argentina, donde sería 7º en el IV Gran Premio Extraordinario María-Eva Duarte de Perón (con el Talbot-Lago T26 C) y 8º en el II Gran Premio Internacional General San Martín. Mejor resultado cuajó en las 500 Millas de Rafaela 1950 (el 24 de Diciembre), porque entró 2º, dos minutos después de Fangio
El mejor resultado lo logró en estas 500 Millas de Rafaela 1950 el 24 de diciembre, porque entró 2º, dos minutos después de Fangio que llevaba el otro T26 C oficial.
Fue la única vez que un Fórmula 1 corría en la tierra, gracias al Club Atlético por su visión de futuro.
Al término de la primera temporada del campeonato del mundo de Fórmula 1, Rosier, que había sido 5º en el primer Grand Prix de esta etapa del campeonato mundial FIA (el de Gran Bretaña y XI de Europa 1950), terminaría 4º clasificado; es decir, el primero tras los inalcanzables Alfa Romeo oficiales de Farina, Fangio y Fagioli. A ese primer 5º puesto en Silverstone había sumado dos 3os (Suiza y Bélgica) y un 4º (Italia).
En 1950 y 1951 colocó su Talbot en la 2ª plaza de la clasificación en la Copa Acerbo del circuito de Pescara (cediendo sólo ante el Alfa Romeo de Fangio y el Ferrari de González, respectivamente).
También se clasificó 4º en el Grand Prix de Bélgica 1951 con el Talbot-Lago. Y en cuanto a los Grandes Premios no puntuables, terminó 2º en Pau y Albi. Para el rallye de Monte-Carlo 1952 utilizó otro de sus Talbot-Lago con el que se clasificó 8º.
Louis Rosier se convirtió en el piloto favorito de Antony Lago (1893-1960), quien también lo consideraba sino el más rápido, sí sólido, seguro, consistente y tenaz. Pero aún sin concluir la etapa Talbot, Rosier desea material más competitivo y adquiere un Ferrari 500 y un 375-5 de 4,5 l con los que corre como privado. Con el 500, en 1952 gana la prueba Circuito de Cadours de fórmula II (a 119,8 Km/h), por delante de Harry Schell (Gordini) y de Toulo DeGraffenried (Maserati), así como el Grand Prix de Albi (a 163,95 Km/h), por delante de Francisco Chico Landi (Ferrari) y de Yves Giraud-Cabantous (Talbot). Es además 3º en el Grand Premio de Montevideo (circuito Piriápolis, tras Fangio y González),
En los Grandes Premios de París y La Baule (después de los Ferrari oficiales de Ascari y Villoresi en este último caso).
Y en el Trofeo Escocés del «Daily Record» (en Chaterhall, tras el ERA de F. R. Bob Gerard y el BRM de Ken Wharton), así como 5º en el de Reims o de La Marne, también conocido como IV Grand Prix de France con una numeración adoptada a partir de 1949 (la carrera que ganó Jean Behra con su Gordini ante los Ferrari oficiales, para delirio de la afición nacional).
Como nota trágica en medio de tan buenos resultados, en el Grand Prix de Comminges 1952 (10 de agosto) se despistó, hiriendo a dos gendarmes y matando a un espectador.
Vence en el Gran Premio de Sables d’Olonne y en el Gran Premio de Albi, doblemente.
Esa temporada, el Grand Prix de l’Albigeois 1953 se corría en combinado fórmula 1 + fórmula II, y Rosier llevó sus dos Ferrari. Con el 375 se impone en la manga combinada, ante el OSCA 20 de E. Bayol y el Cooper T24-Alta de P. Whitehead; con el 500, es 3º en la manga de fórmula I, por detrás de los BRM de Fangio y de Wharton. Y en la final, con el 375 gana ante J.-F. González (BRM V16) y M. Trintignant (Gordini T16), redondeando sus ya notables actuaciones sobre el circuito de Les Planques en Albi.
Esa misma temporada y con su amigo Giraud-Cabantous, Louis termina 2º las II Deuze Heures de Reims 1953. Con el Talbot Grand Sport vencedor en Le Mans 1950 (recarrozado en barqueta por Deutsch et Dupuis) se inscribe en la IV Carrera PanAmericana de finales de año, logrando un meritorio 5º puesto, tras los Lancia oficiales de Fangio, Taruffi y Castellotti y el Ferrari de Mancini, pero por delante del de Maglioli, el hombre más rápido en la prueba.
En el Gran Premio de Roma 1954, Louis fue 5º con su Ferrari 500. En el conjunto de su carrera fue cuatro veces campeón de Francia (de 1949 a 1952), disputó 38 Grands Prix puntuables y logró 18 puntos de campeonato del mundo de fórmula I FIA. También participó en dos Mille Miglia con los pequeños Renault 4 CV y Dauphine.
Todo ello da idea de la apreciable calidad de Louis Rosier en tanto que piloto y mecánico, calidad no siempre reconocida, no siempre recordada. Como un auténtico profesional, Louis preparaba concienzudamente sus actuaciones, siendo su estilo poco espectacular y dando preferencia a la precisión en las trazadas y a la regularidad del ritmo, como ya hemos señalado, todo lo cual, unido a sus cabellos prematuramente agrisados por las canas, le valió el apodo de «Le Sage» (sabio, juicioso, prudente). A pesar de ello, además del accidente en Comminges sufrió otros dos que pudieron ser graves (en Berna y en Barcelona).
Rosier era representante de la Renault en Clermont-Ferrand, donde tenía un taller de venta, reparaciones y trucajes, y en su condición de industrial del automóvil, había encargado al carrocero Rocco Motto (1904-1996) la creación de un prototipo coupé de aluminio sobre la base del 4 CV.
Además, hizo construir una barqueta, basada asimismo en el 4 CV, que se conoce como «prototipo Rosier».
En 1952 propuso otro diseño al mismo carrocero a partir de un Talbot-Lago T26 GS, resultando un ejercicio de estilo apto para la competición.
Y en 1956 aparecería una nueva variante del 4 CV patrocinada por Rosier: un cabriolet creado por Brissoneau et Lotz.
Por último, el 4 CV Barquette que se presentó en Le Mans 1953 inscripto con el por RNU Renault como Renault 4 CV 1063, con motor de 747 cm3 y por tanto, dentro de la clase hasta 750 cm3. La carrocería era también de Rocco Motto. Pilotado por Jean-Louis Rosier y Robert Schollemann, se clasificó 23º y último, a 122,4 Km/h de promedio.
Y a pesar de su actividad como industrial y del peso del tiempo, Rosier siguió obteniendo buenos resultados en años posteriores con varios Ferrari (625, 750) y Maserati (250F, 300S), nunca saciado de pilotaje. Participó en diversos rallies (a menudo con los Renault 4 CV transformados por él) pero prefería los circuitos.
Además, en 1954 obtuvo la licencia de piloto de aviones. En 1956 fue 5º en el Grand Prix de Alemania (Maserati 250F) y ganó los 1.000 Kilómetros de París en Montlhéry (con Maserati, secundado por Jean Behra y a 150,15 Km/h de media).
Su último Grand Prix fue el de Alemania 1956 con Maserati 250F con el que salió desde la plaza 13ª de la parrilla y en el que se clasificó 5º, tras Fangio, Moss, Behra y Godia.
A final de la temporada quedaría 15º en el campeonato del mundo FIA
Pero poco después, cuando contaba casi 51 años, el infatigable piloto sufriría otro grave accidente. El 7 de octubre de 1956, su Ferrari 750 Monza 3,0 litros patinó bajo la llovizna y volcó en la contracurva Ascari del mismo autódromo de Montlhér Rosier, no se rompió hueso alguno, pero aparte de la conmoción cerebral, una astilla del parabrisas le hirió profundamente en el cuello. Aunque recobró el conocimiento y habló con los médicos al cabo de unas horas, su situación era más grave de lo que parecía.
Hospitalizado en Arpajon, el veterano piloto volvió a recobrar el conocimiento, experimentando una engañosa mejoría el día 14 de octubre y siendo trasladado a una clínica de Neuilly-sur-Seine el 26; pero en una recaída definitiva, fallecería el lunes 29. En su recuerdo, se le dio el nombre de Virage Louis Rosier a la curva a derechas de entrada a meta en el circuito Montagne d’Auvergne, creado gracias a la iniciativa de Louis Rosier y la Écurie Auvergne. Era el preferido de Stirling Moss, que lo consideraba tan bello y duro como el NürburgRing.
Además, se le concedió una condecoración y se encargó al arquitecto Guy Lagorsse y al escultor Raymond Coulon el diseño de un monumento a su memoria, pagado por suscripción pública e inaugurado en dicho circuito, cerca de Clermont-Ferrand, en 1958: una especie de dolmen sobre el que reposan un casco, unas gafas y unos guantes de piloto.

Atlético

Atlético lanzó los precios de los abonos

Published

on

A partir del próximo martes 1 de febrero, en la secretaría administrativa «Julio Litvak», comenzará la venta de abonos para plateas del Estadio Monumental en vistas a la temporada 2022 de la Primera Nacional, la cual se pondrá en marcha el fin de semana del 11 de febrero y donde Atlético será local en 18 ocasiones. Debutando de local en la fecha 2 frente a Villa Dalmine, partido que a priori se jugaría el domingo 20 de febrero a las 19:00 hs.

Los valores para este año son los siguientes:
Platea Oeste: $5.300
Platea Este: $5.300
Platea Techada: $7.800
Platea Norte: $10.800
Platea Sur: $9.000
Platea Media: $6.900
Platea Alta: $6.900
Platea Baja: $4.000

El horario de atención es de 8,30 a 18,30 y se pueden abonar en 3 y 6 cuotas sin interés.

¿Cuánto costarán las populares en 2022?

A través del boletín oficial, la AFA comunicó este viernes una nueva actualización en los valores de las entradas generales para asistir a los partidos de todas las categorías del fútbol argentino.
La AFA le puso precios máximos y mínimos a diferentes tipos de entradas, y para cada división. Para la Primera División, las entradas generales tendrán un valor entre 1360 y 1130 pesos. Los jubilados, pensionados y damas pagarán entre 680 y 450, mientras que los menores entre 450 y 230.
En la Primera Nacional, las entradas generales tendrán un costo entre 1130 y 900. Los jubilados, pensionados y damas pagarán entre 570 y 340, mientras que los menores entre 340 y 170.

Continue Reading

Deportes

Verano Activo: más de 31 mil estudiantes participaron de las diferentes propuestas

Published

on

21.11 Se llevaron adelante durante el mes de enero. El cierre contó con la presencia de funcionarios del Ministerio de Educación de la Nación, quienes destacaron el funcionamiento de los dispositivos distribuidos en toda la provincia.

El Ministerio de Educación, a través del programa nacional “Volvé a la escuela”, llevó adelante durante el mes de enero actividades recreativas, lúdicas, deportivas y acuáticas en diferentes puntos de la provincia. Estos dispositivos se desarrollaron en coordinación con los gobiernos locales y equipos integrados por profesores de educación física, música, arte y docentes reemplazantes de todos los niveles. Además referentes culturales y sociales brindaron apoyo logístico y operativo a las diferentes propuestas llevadas a cabo.

Al respecto, la ministra de Educación, Adriana Cantero, expresó sentirse “feliz de estar cerrando las actividades de Verano Activo con una convocatoria de más 31.000 niñas, niños y adolescentes en las distintas propuestas en todo el territorio provincial. Son muy positivas las experiencias educativas que se han generado a través de la recreación, el deporte, la cultura en esta nueva forma de que la escuela esté en el vínculo con sus estudiantes».

“Es muy importante destacar que en estas actividades fortalecemos lazos con aquellos estudiantes con aprendizajes más fragilizados para que encuentren un nuevo modo de relacionarse con la escuela. Por eso, estamos muy felices por estos resultados y que de Nación nos visiten y elijan para destacar estas líneas de acción que con tanto empeño la provincia ha trabajado en pandemia”, marcó la ministra.

El cierre de las actividades contó con la presencia de funcionarios y funcionarias del programa nacional “Volvé a la escuela” que trabaja la revinculación pedagógica de los estudiantes. Al respecto, el referente Daniel Radussi mencionó: “Volvé a la escuela tiene como propósito identificar a los estudiantes que interrumpieron la presencialidad escolar y acompañarlos en la revinculación y promover la institucionalización de saberes. Lo importante es que las y los estudiantes vuelvan con  presencialidad plena y vacunados, y con dispositivos como éste se está logrando un enorme resultado construyendo nuevas herramientas y nuevas formas de organización»

Todos las chicas y los chicos en la escuela

En esa línea, la secretaria de Gestión Territorial Educativa, Rosario Cristiani, remarcó: “Este es el segundo año, muy exitoso por cierto, de Verano Activo. Nos interesa que los estudiantes estén conectados en el verano porque en febrero tenemos los periodos de profundización e intensificación así que, tenerlos haciendo estas actividades es propicio para llegar a febrero con un seguimiento de cada estudiante».

“Con el objetivo central de que todas las chicas y los chicos estén en la escuela aprendiendo, el año pasado hicimos una búsqueda casa por casa para detectar aquellos estudiantes que habían interrumpido su escolaridad para tenerlos en las actividades de verano y luego en la escuela», concluyó Cristiani.

Continue Reading

Deportes

Axel Werner jugará a préstamo en Arsenal de Sarandí

Published

on

19.31 El arquero rafaelino, de pocas oportunidades en el Elche de España, se sumará al equipo que conduce Leonardo Madelon.

Arsenal sumará como refuerzo al arquero santafesino Axel Werner, quien llegará a la entidad de Sarandí en calidad de préstamo, por seis meses, desde el Elche de España.
La información fue suministrada por la cadena radial española ‘Onda cero’, que indicó que “el portero saldrá cedido al Arsenal de Sarandí en este mercado de pases”.
El guardavallas rafaelino, de 25 años, venía desempeñándose como tercera alternativa en el equipo del DT Francisco Rodríguez, detrás de Edgar Badía (renovará su contrato) y Kiko Casilla.
De este modo, sin demasiadas chances en el club que es manejado por el empresario argentino Christian Bragarnik, el exjugador de Atlético de Rafaela, Boca Juniors y Atlético de Madrid aceptó el ofrecimiento que le formularon desde Arsenal para integrarse al conjunto que orienta el DT Leonardo Madelón.
Hasta el momento, además del concurso de Werner, la institución del Viaducto concretó los arribos del lateral Christian Chimino (Atlético de Rafaela), de los mediocampistas Aldo Maiz (Defensa y Justicia), Shayr Mohamed (Cancún, México), Joaquín Ibáñez (Almirante Brown) y William Machado (Villa Española, Uruguay) más los delanteros Sebastián Lomónaco (Godoy Cruz de Mendoza), Lucas Brochero (Boca Juniors) y Edwin Torres (Alianza Petrolera, Colombia).
Además, la dirigencia de Arsenal pretende acelerar las tratativas para conseguir el préstamo del atacante Juan Francisco Apaolaza, quien no será tenido en cuenta en Estudiantes de La Plata.
Mañana, el equipo del DT Madelón asumirá un nuevo ensayo en la preparación. Será ante Banfield, a partir de las 9.00, en el estadio Florencio Sola, en un encuentro que comprenderá dos tiempos de 35 minutos cada uno.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net