Connect with us

Guía

Qué es TERIA, un trastorno alimentario que aumenta entre los chicos

Published

on

Los casos en niños de corta edad, desde los 4 años, están en alza. Por qué es riesgoso hablar de «caprichos» al comer.

No le gusta ninguna verdura. Sólo come pollo. Ni se le ocurre probar el queso. A estos chicos solemos decirles «caprichosos», «inapetentes» o «quisquillosos con las comidas». Pero en realidad, podemos estar ante un caso de TERIA.
La sigla significa Trastorno por Evitación o Restricción de la Ingesta de Alimentos. Suele presentarse en niñas y niños pequeños y persistir hasta la edad adulta si no tienen tratamiento adecuado.
Su definición es bastante nueva. Antes, estos casos eran diagnosticados como «neofobias». Recién en 2013 fueron clasificados en el DSM-5 (manual de la Asociación Americana de Psiquiatría) como TERIA y figuran dentro de los Trastornos de la Conducta Alimentaria.
¿Qué tan común es? Para la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) se trata de «una entidad frecuente en la práctica clínica».
En un artículo publicado en 2020, la SEPEAP detalló que los trastornos de la alimentación clínicamente significativos tienen un rango de prevalencia entre el 5 y el 25% en niños y jóvenes. De estos, entre el 12 y 14% corresponden a casos de TERIA.
En nuestro país están en ascenso. «En la actualidad, hay un aumento en todas las presentaciones de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, también en TERIA», confirma a Clarín Olga Ricciardi, fundadora y directora del Centro Especializado en Desórdenes Alimentarios (CEDA).
La psicóloga agrega que se modificó el rango etario de los consultantes, «con la presencia de niños en tratamientos en nuestra Institución desde los 4 años». Y detalla que tanto varones como mujeres presentan el trastorno.

Un problema, varias manifestaciones

Los chicos con TERIA limitan su dieta a unos 10 alimentos, precisa Ricciardi. Aunque aclara que no sólo se trata de cantidad, sino también de una selección sensorial. Es decir, rechazan algo (sin aceptar probarlo) por su color, textura, volumen o forma.
Las verduras, las frutas, la carne, la leche y el queso son los alimentos que, con mayor frecuencia, suelen evitar los chicos con TERIA.
En muchos casos, los pacientes dejan de alimentarse por completo. Y manifiestan miedo a las consecuencias al comer como atragantarse, tener vómitos o malestar gastrointestinal.
Para María Laura Santellán, especialista en trastornos de la conducta alimentaria y docente de la Licenciatura en Psicología de la Universidad ISALUD, este problema se detecta a tiempo siempre y cuando padres y madres no normalicen que el niño no introduzca nuevos alimentos.
Y agrega que en general, el rechazo está basado en la textura, el sabor y el olor. «Estos niños presentan una sensibilidad mayor que otros a estos elementos, dado por sus sentidos del olfato y del gusto», describe la especialista.

¿Cómo diferenciarlo de un «capricho»?

«Tal como la pregunta lo formula, ‘un’ capricho es uno, es ocasional. En ese caso puede tener que ver con alguna situación de malestar momentáneo», compara Ricciardi.
Otro detalle. Cuando un chico tiene «caprichos alimentarios», por lo general su apetito, la ingesta general de alimentos, y su crecimiento son normales. Pero con el TERIA no.
«Cuando de modo repentino, en un lapso breve de tiempo, se verifica que un niño o niña se niega a comer alguna categoría de alimentos y refiere que la causa es el color, la textura, la forma, el aroma y la negativa está causada en cuestiones sensoriales o temor a vomitar o atragantarse, habría que realizar un diagnóstico porque puede tratarse de TERIA», sigue Ricciardi.
También es importante diferenciarlo del gusto. «Una cosa es no gustar y otra cosa es no poder comerlo», contrasta Santellán. Y agrega: «No es lo mismo un niño que no le gusta algún tipo de alimento que un niño que rechaza sistemáticamente alimentos variados por su textura o por su olor».
A diferencia de otros trastornos como la bulimia o la anorexia, quien sufre un TERIA no busca adelgazar. Sin embargo, el trastorno puede generar un descenso de peso importante, así como deficiencias nutricionales que pueden acarrear problemas de salud.
Las señales de alerta

  • Cambios repentinos en los hábitos alimentarios.
  • Selección de alimentos por color, textura y aroma.
  • Restricción alimentaria aludiendo al temor de vomitar o atragantarse.
  • Tiempo prolongado de permanencia frente al plato sin poder terminar la porción.
  • Pérdida de peso.

Guía

Ya hay una empresa de logística que usa vehículos eléctricos

Published

on

Un mini utilitario se detiene un momento en una cuadra del microcentro de la ciudad de Rosario, que por más que sea enero, siempre está congestionado. Apenas cubre, de ancho, 1,40 metro y su conductor se baja, deja un pedido en un quiosco y sigue viaje. Lo llamativo son los carteles de «vehículo eléctrico» que se exhiben tanto en los laterales como en el sector trasero de la caja de carga, que dan cuenta de una de las dos unidades que, actualmente, posee una empresa rosarina para hacer repartos en una de las zonas más complicada de la ciudad en lo que a tránsito se refiere. La iniciativa comenzó en noviembre, a partir de un convenio con una reconocida empresa de cervezas, y aporta beneficios no solo al medio ambiente sino, además, a la descongestión del tránsito vehicular en el microcentro.
La empresa rosarina de logística AYG es la única que realiza repartos bajo esta modalidad en la ciudad. Con dos unidades, cubren los envíos en el microcentro durante el día bajo el esquema logístico de última milla; es decir, para el último tramo que recorre el envío hasta llegar a destino.
La incursión en el reparto con vehículos eléctricos y sustentables llegó de la mano de una propuesta que la cervecería Quilmes le hizo a la empresa rosarina, que no dudó en aceptar. «Cuando nos llamaron, nos sentimos orgullosos. Nos parece muy importante ser parte del cuidado del medio ambiente y, al mismo tiempo, sumarnos a innovar», manifestó a La Capital el gerente de AYG, Juan Pablo Mesanza, a lo que agregó: «Creemos que esto es el principio y que, más adelante, se puede agrandar la flota».

Continue Reading

Guía

Se normaliza la industria del remolque en el país

Published

on

La industria del semirremolque mantuvo su tendencia de producción en alza, mientras que desde el sector advierten que la capacidad instalada es superior a los requerimientos.

Desde 2008 cuando se alcanzó el patentamiento de 14.000 acoplados y semirremolques, este rubro productivo nacional viene bordeando las 10.000 unidades anuales. El cierre de 2021 podrá superar ese nivel, con una capacidad instalada ampliamente superior, con lo cual se puede afirmar que las fábricas argentinas pueden atender con solvencia el incremento que pueda darse.
La Cámara Argentina de Fabricantes de Acoplados y Semirremolques (Cafas) difundió las capacidades del sector «con el fin de que pueda dimensionarse la importancia del rubro si consideramos un patentamiento anual de acoplados y semirremolques en torno de dichos 10.000 vehículos».
La capacidad instalada es de 16.000 vehículos (con la posibilidad de incrementarla frente a una demanda puntual); la capacidad de acero utilizada (para 10.000 Un.) 40.000 toneladas; la cantidad de neumáticos empleados: 120.000; el valor de ventas anuales: U$S 300.000.000; el parque de vehículos de cargas carrozados y remolcados (Est).: 300.000 unidades, y las toneladas de cargas transportadas: 85% del total del país
Destacó Cafas que «el sector nacional fabricante de acoplados y semirremolques invirtió, apostó al país, innovó, y ofreció nuevos vehículos con mayores capacidades, fruto de la versatilidad y capacidad de adaptación de este rubro, absolutamente Pyme, cuya actividad atiende el 95% de la demanda de transporte de carga por carretera y produce totalmente en el país con un 90% de componentes de origen nacional».

Demanda

«Las proyecciones que se hacen desde CAFAS son también alentadores en tanto la «escalabilidad» otorgada a los remolques, así como la habilitación de bitrenes, han de continuar engrosando la demanda el año venidero, de no mediar circunstancias impredecibles», consignó la entidad.
Agregó que «el «boom» de los acoplados de cuatro ejes y la demanda sostenida de vehículos con mayor capacidad de carga que las anteriores 45 toneladas de máximo, son los motores de una demanda seguramente sostenida. El transportista necesita renovar un parque en un 50% obsoleto, y lo ha de hacer con vehículos nuevos con mayor capacidad y consecuente mayor eficiencia. Por todo ello podemos afirmar que el rubro, se está normalizando».
Tras poner el acento en el incremento de la industria automotriz en general demostrado por los datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) y de las ventas de vehículos según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), la Cafas hizo una prospección del comportamiento del sector en 2022.

Un 2022 definitorio

Indicó la Cámara que «desde el Gobierno se anuncia un crecimiento del PBI cercano al 9%, pero el nivel de condicionamientos económicos existentes en la Argentina post pandemia, excede el marco de análisis que pudiéramos hacer desde este medio especializado, ni es tampoco nuestra intención hacerlo».
«Simplemente nos importa destacar las fortalezas de un sector plenamente nacional, federal, de mano de obra intensiva, usuario de componentes también nacionales, Pyme, innovador y eficiente, que se viene preparando para crecer y dar empleo, aspecto que es dable resaltar. Hay empresas que en 2021 han incrementado fuertemente su plantilla laboral apostando a esta «normalidad» que parece vislumbrarse y confirmarse», concluyó la Cafas.

Continue Reading

Guía

Esperan que en 2022 los precios de las propiedades sigan en caída

Published

on

Por la suba del dólar y el aumento de la oferta, estiman que los valores seguirán en baja.

Luego de un año de parate casi total por la pandemia y un 2021 donde se sinceraron los precios en dólares de los inmuebles por la devaluación y la baja del costo de la construcción, la expectativa del sector es que los valores sigan en caída. Esto, que parece una mala noticia para un segmento de la economía muy golpeado, puede representar una oportunidad de compra para aquellos que tengan ahorros en dólares y decidan invertir.
En los últimos doce meses, los precios de las propiedades argentinas cayeron más de 20%. Ariel Champanier, CEO de Remax, anticipó que durante este este año los valores podrían contraerse entre un 5% y un 7% más.
Además, dio un oscuro panorama para el segmento inmobiliario local: «Falta mucho para que se revierta el panorama y los precios vuelvan a subir», dijo y añadió: «Mientras esté este gobierno no va a pasar porque no hay ningún tipo de incentivo económico ni medidas que brinden seguridad a las inversiones realizadas y la demanda no va a crecer, se va a mantener, o a lo sumo subir un poco».
Los signos de alarma son para el empresario la brecha cambiaria, que se mantiene cercana al 100% entre el dólar oficial y el blue y la falta de créditos hipotecarios y de políticas gubernamentales que mejoren el poder de compra de los argentinos. En este escenario, la expectativa es que más propiedades salgan a la venta, pero sigan faltando compradores.
A modo de ejemplo, Champanier contó que en diciembre de 2021 las cuatro oficinas que tiene su inmobiliaria (dos en Palermo y dos en Villa Devoto) tomaron 256 nuevas propiedades para vender y concretaron alrededor de 200 operaciones. «Nos sobraron 50 unidades, que representan más de un 20%. Y esto se mantendrá en los próximos meses», proyectó el experto en bienes raíces.

Los más buscados

Según los datos de Remax, el 80% de las ventas concretadas fueron departamentos y el resto se repartió entre locales comerciales o casas. Lo tres ambientes se mantuvieron entre los más demandados, con precios que van desde los US$ 2.000 y los US$ 2.400 por metro cuadrado.
«Esta tendencia se vio reflejada en las escrituras del 2021, que sacando las del 2020 por el contexto de la cuarentena estricta y la fuerte paralización de la actividad inmobiliaria, fue el peor año de la historia», sentenció Champanier. Es que en 2021 se efectuaron 25.000 nuevas escrituras, menos de la mitad de las que se realizaban antes de la pandemia.
«Estoy convencido de que en 2022 las ventas van a mejorar pero eso no impactará en los precios. Para que los valores puedan volver a subir tenemos que hablar de 40 mil o 50 mil escrituras anuales y hoy estamos muy lejos de esos números», pronosticó.
Champanier hizo hincapié en que los precios se manejan por oferta y demanda y advirtió que «los nuevos emprendimientos cada vez van a salir más baratos porque bajó el precio de la tierra y el costo de la construcción, y eso también va a impulsar la rebaja de los departamentos usados».
Con la caída de casi un 20% del valor del m2 en el último año muchos dueños decidieron resignar precio y deshacerse de su inmueble antes que destinarlo al alquiler o conservarlo y esperar tiempos mejores. «Al ritmo actual de la escrituración actual, cada vez vamos a necesitar más años para agotar el stock disponible», concluyó Champanier.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net