Connect with us

Agro

Manes: “Los que trabajan en el campo tienen dos cosas que necesitamos en la Argentina: trabajo y sacrificio”

Published

on

08.50 Así lo mencionó el neurocientífico que participó del primer webinar organizado por Expoagro.

El pasado martes, tuvo lugar el webinar de Expoagro Digital, que fue el primero de una serie dedicada a la “Bioeconomía como estrategia de desarrollo sustentable”, como lo anunciara en el inicio Eliana Esnaola del equipo de Expoagro y lo definiera el Ing. Agr. Fernando Vilella quien participó moderando la reunión y dialogando con Facundo Manes sobre “conocimiento y valor agregado”.

Inició el dialogo el Ing. Vilella, recordando que Manes es neurólogo, neurocientífico, poseedor varios post grado obtenidos en distintos lugares del mundo, que preside una organización internacional referida a sus saberes, y que en los últimos tiempos, ha profundizado un aspecto de su carrera que tiene que ver con difundir conocimiento, para ponerlo en el centro del futuro de la sociedad argentina. Estudia con sus grupos en distintos lugares como Ineco, – Instituto de Neurología Cognitiva, la Universidad Favaloro, que miran el cerebro y la mente, ambos constituyen el capital más importante que tienen las sociedades para el futuro. El conocimiento y las emociones se procesan en el cerebro, y forman parte de lo que tenemos que tener presente para el desarrollo hacia adelante. Las sociedades que más progresan son las que estan sustentadas en el conocimiento y de ello hablaremos”.

Acto seguido Vilella hizo una serie de preguntas a Manes: ¿Qué nos podés decir sobre tu visión del campo?

“Los que trabajan en el campo tienen dos cosas que necesitamos en la Argentina: trabajo y sacrificio. Son palabras calves. Para mí fue un privilegio crecer en Arroyo Dulce, Salto. Cuando uno crece en los pueblos, puede escuchar las voces de diferentes edades y como digo siempre el campo argentino es un ejemplo porque ha introducido innovación, tecnología, aumentó la producción. Pero somos 45 millones y seremos 50 millones de argentinos en unos años, y no generamos riqueza para dar bienestar para todos ellos. Hoy la matriz económica argentina es el campo y no le podemos pedir todo, ya que siempre que tenemos una crisis le pedimos todo al campo. La Argentina tiene que tener un “proyecto de país integral” con otros sectores que incluyan valor agregado. Por ello es imperativo invertir en otras áreas del conocimiento de forma estratégica y sostenida como parte de una política del crecimiento argentino. No es campo vs. industria, es campo e industria, más servicios y otros sectores. Podríamos generar un campo paralelo y ser el doble de ricos, si tenemos un proyecto de país basado en la innovación tecnológica y en la ciencia asociada a la producción, que es lo que hacen los países desarrollados.

“Nosotros no tenemos tantos recursos naturales per cápita como pensamos, y estamos en vías de desarrollo desde hace mucho tiempo, y entonces pienso”, expresó Manes que “en realidad, no estamos en vías de desarrollo porque no invertimos en ciencia, un shock educativo, tecnología. Por ello necesitamos todos los sectores produciendo más valor agregado, exportando más, generando más riqueza, y ello se logra con conocimiento. Es lo que es necesario entender si queremos dejar de producir y administrar pobreza”.

«Se trata de un cambio de paradigma como fue la democracia en el 83. Pero ahora es el rol de la ciencia, la tecnología, y la innovación industrial en todas nuestras actividades económicas», dijo.

El mundo desarrollado a través del avance científico tecnológico, genera todo el tiempo actividades de mayor valor relativo y marca el avance económico global. El ritmo del progreso global se puede medir en inversión que se hace en ciencia, tecnología e innovación. Y el desarrollo agroindustrial basado en la innovación, es un camino clave para sumar más valor a las exportaciones. Y para eso tenemos que educar a toda la Argentina que no conoce esto sobre todo el sector que no es del campo.

«El sector del campo puede ser el gran pilar de este sistema del conocimiento que necesitamos en la Argentina para exportar alimentos de calidad, como por ejemplo, lo hace Nueva Zelanda. Generar valor, exportar alimentos de calidad, aumentaría nuestros ingresos en dólares y es un área que tenemos que empujar toda la sociedad. De todos los gobiernos, y debería ser una política de Estado, explicó Manes.

-¿Por estas razones has formado el grupo de personalidades con distintos saberes que se llama #conargentina y que trabajan en un proyecto de la Argentina inserta en un mundo futuro con las características que estas mencionando?

La idea es ofrecer a la Argentina una visión de futuro, y una estrategia de desarrollo económico, social y ambiental acordes con las exigencias del siglo XXI. Se puede ver que se trata de un grupo de personas provenientes de diferentes sectores, convencidos de que Argentina necesita desde hace mucho tiempo, pero ahora con más urgencia, un acuerdo que la estabilice y nos convoque a todos. Necesitamos un acuerdo político social basado en una visión común y en un plan estratégico de país. Que no sea la propuesta de un grupo, un gobierno o partido político. Sino que sea de todos como fue la democracia. Necesitamos un nuevo paradigma como es la economía del conocimiento como una causa nacional.

En otro pasaje del Webinar, Manes explicó que “como médico puedo decir que si mañana viene un paciente a mi consultorio obeso, hipertenso, diabético, colesterol alto, ácido úrico si le digo que con una pastilla se soluciona su salud, le estoy mintiendo”. Los cambios llevan tiempo no llegan con un gobierno ni con políticas espasmódicas.

Estamos en una involución, y esta afirmación se sostiene en datos como por ejemplo que en 1970 la economía argentina era mayor que la brasilera. Y hoy el estado de San Pablo y sus alrededores tiene una economía PBI mayor al de Argentina. Mas de 40 años de los últimos 60, estuvo en recesión, más que la República del Congo, Zambia, Haití, Chad y Burundi. El Ingreso per cápita de Argentina hoy según el economista Martín Rapetti, es el que teníamos en el 74. Es decir, medio siglo perdido. Y recordó Manes, “cuando era chico y estaba en Arroyo Dulce había el 5% de pobres y hoy son el 50%.”

¿Hay alguna sociedad a la que nos gustaría pertenecernos que no tenga bases en la ciencia, la tecnología de frontera?

No la hay, y no me quiero parecer a una sociedad que no invierta en salud, educación y ahora muchos se dan cuenta que la salud no es solo la lucha contra las enfermedades, ya que la salud impacta en la economía de un país. Un enfermo no puede trabajar y un país enfermo no puede producir. Y la inversión en educación, ciencia, tecnología no son lujos de los países prósperos. No es que me desarrollo y luego invierto en tecnología como hobby. Es al revés, son la puerta para salir de los ciclos de crisis y estancamiento. Son los cimientos de los países que quieren desarrollarse. Debeos tener una hoja de ruta, precisamos estabilizar la economía y desarrollar un proyecto de futuro para poder crecer. Es simultáneo, como en medicina donde no solo tramos la fiebre sino que vamos a sus causas.

Si no queremos seguir aumentando la pobreza y que llegue al 70% en un tiempo, en una década por ejemplo, debemos entender que el conocimiento aplicado a nuevos productos, herramientas o procesos es imprescindible para generar mayor riqueza en la Argentina. La cooperación del sector científico y la estructuración público privada es virtuosa, y hará que generemos más valor agregado y exportaciones. Y que dependamos del dólar.

¿La Argentina tiene una base de recursos humanos para iniciar ese proceso virtuoso en la generación de una economía basada en la ciencia y en la tecnología?

Si tenemos una base muy importante y la capacidad de generar recursos humanos de alto nivel. Ocurre que si no hay un proyecto de país esos recursos no se direccionan. También es cierto que nos faltan talentos claves en innovación internacional, hay poca gente en algunas áreas y tenemos que generar el entorno y condiciones para atraerlos. Los países desarrollados atraen talentos de todo el planeta. Estados Unidos, Europa, China quieren estudiantes de todo el mundo. Es que no hay tiempo, y formar especialistas independientes lleva 10 o 15 años por ello precisamos traer gente.

Muchos argumentan pobreza para no invertir en la solución de la pobreza afirmó Manes varias veces en el Webinar sobre el conocimiento y el valor agregado de Expoagro digital.

Agro

Terminado el partido entre #BastaDeVenenos y #BastadeMiedos, el resultado es una derrota por goleada para la información

Published

on

09.53 Esta semana se lanzó en redes sociales la campaña #BastaDeVenenos, que cuenta con el apoyo de actores, músicos y algunos integrantes del sistema científico y propone abandonar el uso de agroquímicos para emplear prácticas “agroecológicas” en todos los ámbitos rurales argentinos.

A todos ellos es necesario informarles, de manera urgente, que en la actual coyuntura el sector agroindustrial es la única fuente de generación de divisas de la economía argentina, es decir, es lo único que mantiene al país conectado con el resto del mundo. Sin los dólares provenientes del campo, Argentina se hundiría indefectiblemente en el océano Atlántico.

Sin el uso de agroquímicos, los rendimientos agrícolas de los principales cultivos se reducirían, con suerte, a la mitad, y lo mismo ocurriría con el “sueldo” de la Argentina, es decir, con la capacidad del país para generar las divisas necesarias para comprar teléfonos celulares, computadoras, piezas de vehículos, maquinarias, fármacos, herramientas y alimentos –como el cacao o el café– que no se producen en el país.

La mayor parte de los equipos de filmación y edición que se emplean en las películas se pagan con dólares generados por el agro. Lo mismo sucede son los equipos e insumos empleados por los científicos que se dedican a ciencia básica. Las especializaciones son esenciales para sostener una civilización tan compleja como la nuestra, pero si perdemos la visión integral de las cosas podemos correr el riesgo de transformarnos en monigotes reproductores de consignas prefabricadas.

Como respuesta a la campaña #BastaDeVenenos, surgió, en el ámbito de la Cámara Argentina de Sanidad Vegetal y Fertilizantes (Casafe), la consigna #BastadeMiedos para mostrar, con nombre y apellido, a las personas y familias que están detrás de la producción agropecuaria.

El “Estado Presente”, cada vez más presente en todos los órdenes de la vida de los argentinos, increíblemente en este caso estuvo completamente ausente, dado que ni el Ministerio de Agricultura ni el Senasa emitieron una sola palabra al respecto. Así el “partido” entre #BastaDeVenenos y el #BastadeMiedos se quedó sin árbitro.

Pero el gran ausente en este “partido” es la información. No se trata de una cuestión menor, porque el tema atañe al único “empleo” que tiene en la actualidad la Argentina y sin el cual el territorio del país se transformaría en una gran villa miseria. Ojalá Argentina pudiese vivir también de la exportación masiva de alimentos elaborados, servicios profesionales y turismo, además de las divisas recibidas por grandes inversiones externas directas, pero la realidad es que hoy sólo vivimos del agro. Afortunadamente, tenemos un “empleo” y, por ende, debemos cuidarlo.

Como en todo “partido”, las dos hinchadas se esfuerzan por gritar más fuerte para imponer su visión de las cosas. Pero, cuando el estadio se queda vacío y cada uno se va a su casa, llega el momento de poner los “papeles sobre la mesa” para entender dónde estamos parados, aunque, claro, siempre habrá gente que prefiera resolver todo con “cantitos” y consignas fáciles en todos los órdenes de la existencia.

En la actualidad contamos con tecnología para reducir de manera sustancial la aplicación de agroquímicos sin que eso repercuta de manera negativa en el cuidado de los cultivos. Por medio de los equipos de aplicaciones dirigidas WeedSeeker y Weed it es factible, precisamente, dirigir las aplicaciones de herbicidas (los más utilizados) en aquellos sectores específicos de un lote afectados por malezas.

Una empresa argentina dirigida por jóvenes emprendedores, DeepAgro, está diseñando, por medio de Inteligencia Artificial, un equipo capaz de diferenciar especies de plantas, lo que permitirá controlar malezas con cultivos emergidos de manera mucho más eficiente y no sólo empleando menos agroquímicos, sino eventualmente también dispositivos mecánicos o rayos láser.

Por otra parte, una empresa santafesina (Acronex) desarrolló un dispositivo que permite controlar en tiempo real las principales variables que hacen a la eficiencia de una aplicación de agroquímicos. Cuenta con una estación meteorológica –incorporada a la pulverizadora– que determina si las condiciones de la aplicación en curso son las adecuadas. Eso se logra por medio de un programa que, a partir de la temperatura, humedad relativa y velocidad del viento, calcula en tiempo real la deriva y evaporación de la aplicación.

De esa manera, si las condiciones ambientales para realizar una aplicación no son las adecuadas, el sistema emite una alerta para detener la pulverización de manera inmediata. Eso, además de mejorar la eficiencia de las aplicaciones, representa un “guardián” para evitar, por ejemplo, cualquier deriva en aplicaciones periurbanas, porque el sistema emite alertas que pueden ser dirigidas a dispositivos controlados por autoridades regulatorias.

 Adicionalmente, muchos empresarios agropecuarios están haciendo grandes esfuerzos por incorporar modelos agronómicos regenerativos, los cuales, entre otros beneficios, permiten disminuir el uso de herbicidas al reducir la posibilidad de la competencia de malezas por tener el suelo cubierto durante todo el año.

En un país normal, todas estas cuestiones serían parte de la una “Política de Estado”, como de hecho sucede, por ejemplo, en Brasil y Uruguay. Pero en la Argentina el agro, para la corporación política, solamente representa una caja inagotable de recursos a la cual ni siquiera vale la pena defender cuando es atacada, aunque eso, insólitamente, se oponga a sus inmediatos intereses ultraextractivistas. (Bichos de campo)

Continue Reading

Agro

«La producción agropecuaria no es ficción»

Published

on

Productores y entidades vinculadas a la agroindustria están reproduciendo en las redes un mensaje para contrarrestar los mensajes contra el sector, en el «Día Mundial del No Uso de Agrotóxicos».

«La producción agropecuaria no es ficción. Somos miles de profesionales del agro, científicos y reguladores que trabajamos para garantizar la seguridad de los alimentos y productos que consumimos. #BastaDeMiedos».
Así es el mensaje que comenzaron a reproducir, este viernes por la mañana, productores e instituciones vinculadas al campo y a la agroindustria, como respuesta al video que armó una agrupación anónima con actores y otras personalidades argentinas, para reclamar #BastaDeVenenos.
En esa grabación, se afirma que los «agrotóxicos» están en el aire y en el agua, y se muestran testimonios de personas que aseguran que les hicieron un «test» y pudieron determinar que en su cuerpo tenían glifosato.
Todo esto ocurre además en medio del «Día Mundial del No Uso de Agrotóxicos» que se está celebrando este viernes.

En defensa de los agroquímicos

El texto del mensaje que están «viralizando» desde el agro está basado en el comunicado que la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe) emitió para contestar al video que cuestiona la producción con fitosanitarios.
«Somos personas que, al igual que ustedes, se preocupan por lo que comemos, por el ambiente y por la salud. Por eso nosotros también decimos Basta. Basta de estigmatización, basta de grietas, basta de argumentos sin ciencia. #BastaDeMiedos», fue uno de los párrafos que expresó Casafe.
Del mismo modo, la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (Ciafa) dio a conocer su opinión, similar a la expresada por Casafe.
«No ponemos en duda la inquietud de las personalidades que participan en el video, pero los argumentos esgrimidos no son fundados en conocimiento científico y lo que se consigue es generar miedo. En Argentina, la autorización del uso de los fitosanitarios se realiza siguiendo lineamientos de organismos internacionales como FAO. Su aprobación requiere presentar numerosos ensayos científicos que son evaluados por la autoridad regulatoria», aclaró Ciafa.
Y agregó: «Argentina no está aislada del mundo en materia de fitosanitarios, es productor de alimentos bajo estándares internacionales, logrando alimentos sanos y de calidad para nuestros habitantes y para los mercados más exigentes del mundo».
Ciafa recordó también que «los productores y los profesionales del agro, la industria de insumos, los funcionarios de organismos científicos y de control del estado, también tienen familias que habitan nuestro territorio y consumen los mismos alimentos».
Por eso, la entidad manifestó su preocupación y dijo que se opone «a este tipo de campañas que difama a quienes día a día trabajan para una producción de alimentos sanos y sustentables».

Buenas prácticas

También la Red de Buenas Prácticas Agrícolas (Red BPA) emitió un comunicado al respecto. «Somos una red con más de 95 organizaciones públicas y privadas de Argentina que trabaja todos los días para promover las buenas prácticas agropecuarias y mejorar los sistemas de producción de alimentos en nuestro país. Nos preocupan los impactos negativos y la desinformación que generan las iniciativas que hoy circulan y que no pasan ni por el tamiz de la ciencia aceptada ni por la realidad del sector agropecuario», remarca el documento.
Y añade: «Queremos dar respuesta a las preocupaciones de la sociedad y concientizar acerca de todas las actividades y los trabajos que se realizan en el campo para producir nuestros alimentos. Estamos a disposición para seguir trabajando en este sentido. Las buenas prácticas abarcan a diversos aspectos de todas las producciones. Que se conozcan y que se apliquen depende de cada uno de nosotros».

Federación Agraria

Por su parte, la Federación Agraria Argentina (FAA) también difundió este viernes declaraciones de su presidente, Carlos Achetoni, en repudio a las campañas que «buscan demonizar a los productores».
«Se desinforma, y lamentablemente, famosos se prestan a poner su voz y sus caras para multiplicar versiones falsas, basadas en prejuicios y no en información. Los productores agropecuarios, en especial los que representamos desde FAA, casi siempre producimos en los mismos lugares que vivimos, cuidamos nuestra tierra y nos vinculamos con nuestra producción de manera responsable», señaló Achetoni.
«Es muy contraproducente que se siga tratando de poner como enemigo y fuente de toda maldad a la producción agropecuaria. Que se implementen campañas mentirosas, financiadas vaya uno a saber por quiénes y con qué objetivo, pero que aseguran falacias, falsedades y mentiras deliberadas, valiéndose de conocidos y famosos. Por nuestra parte, les respondemos con nuestro trabajo, con nuestro amor por la tierra, por lo que somos y por lo que producimos: los alimentos que día a día llegan a las mesas de los consumidores», continuó.
Asimismo, se quejó de que «ahora no sólo tenemos que defendernos de un Gobierno que nos castiga permanentemente, sino también de terceros que generalizan, mienten y generan una imagen falsa de lo que somos en realidad».

Continue Reading

Agro

Dura editorial de la Rural de Jesús María contra Alberto Fernández

Published

on

La Sociedad Rural de Jesús María (SRJM) difundió una editorial con durísimas críticas hacia el presidente Alberto Fernández y su Gobierno, al que acusó de llevar al país «al abismo día tras días» y «hundirlo en la pobreza más triste e inexplicable».
«El afán de sostener un déficit esclavizador de votantes y el miedo a que crezca la producción genuina son banderas que, como la militancia ciega de estas épocas, sólo pueden ser entendidas por quienes pisamos nuestra parte del planeta. Si le contamos a cualquier ciudadano global, no nos puede creer sabiendo del potencial del pasado, presente y futuro que nuestro modelo productivo esté en aumentar restricciones, incrementar impuestos y cerrar mercados», cuestionó la entidad que preside Pablo Martínez.
En este marco, le habló de manera directa a Fernández: «Otro tanto de personas del mundo le deben estar muy agradecidos por tener usted un gobierno que en sus filas ejecutivas y legislativas, además de nadar contra la corriente, utilicen toda su capacidad actoral en defender una silla y un modelo que nos sigue llevando al abismo día tras día».

Retenciones y cepo

La SRJM también le recordó al Presidente que le habían avisado que sostener y aumentar las retenciones le iba a dar menos ingreso de divisas y menos inversión; y que imponer un cepo exportador a la carne iba a generar menos stock y un consecuente aumento de precios.
«Desde nuestras entidades y tantas otras de los sectores productivos del país les hemos llevado centenares de proyectos. En tanto usted y sus funcionarios prefieren reunirse con los grupos concentrados, de los que tanto se llenan la boca en denostar sus secuaces y los de ella; pero en la realidad son los que invita a Casa Rosada y con los cuales acuerda a espaldas de quienes arriesgan su capital trabajando y dan empleo en el día a día», disparó la Sociedad Rural jesusmariense.
Y añadió: «En todas esas propuestas el objetivo es elevar la capacidad productiva de todos los productos con los que sus ministros y secretarios asustan a la población y se empecinan, cada vez con menos seguidores, en hacerle creer a nuestros compatriotas en que es pecado mortal exportar».

Inflación

Bajo este panorama, al Rural le reclamó también a Fernández que él o «los científicos» de la Secretaría de Comercio, expliquen que a la inflación no la causan los alimentos, y menos aún quienes los producen de manera primaria.
«Los argentinos nos tenemos que dar cuenta de una vez y para siempre que el dinero puesto por años en dádivas, en corrupción, en la campaña permanente y en el sostenimiento de sus beneficios en el poder debían haber ido a donde realmente derrama. Inversiones y créditos para brindar más empleo y mejorar las condiciones de vida a corto y mediano plazo», continuó la entidad.
Y cerró: «Lo que hacen y han hecho en los últimos años es hundirnos en la pobreza más triste e inexplicable. Pobreza en una de las tierras más ricas del mundo».

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net