Connect with us

Culto Católico

"Los ancianos que son necesarios para reconstruir la humanidad"

Published

on

Mensaje del Santo Padre para la I Jornada Mundial de los Abuelos y de las Personas Mayores que se celebra el 25 de julio.

«El futuro del mundo reside en esta alianza entre los jóvenes y los mayores», afirma el Papa Francisco en el mensaje para la I Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores, con el tema: «Yo estoy contigo todos los días», que se celebra el próximo el 25 de julio, víspera de la fiesta de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús.
En su mensaje, hecho público hoy por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Papa escribe en primera persona a los abuelos, «como obispo de Roma y como anciano, igual que tú». «Toda la Iglesia está junto a ti –digamos mejor, está junto a nosotros–, ¡se preocupa por ti, te quiere y no quiere dejarte solo!».
Me gustaría que «cada abuelo, cada anciano, cada abuela, cada anciana, ¡especialmente los que están más solos, reciban la visita de un ángel!», escribe el Papa en su mensaje. Como San Joaquín, el abuelo de Jesús, que fue sacado de la comunidad porque no tenía hijos.
«Incluso cuando todo parece oscuro, como en estos meses de pandemia, el Señor sigue enviando ángeles para consolar nuestra soledad y repetirnos: ‘Estoy contigo todos los días’».
«Ángeles que, en ocasiones, tendrán el rostro de nuestros nietos, otros de familiares, de viejos amigos o de los que hemos conocido en este difícil momento», se lee en el texto.
El pontífice se refiere a la pandemia como una «prueba severa que golpeó la vida de todos, pero que nos dio a los ancianos un trato especial y más duro». «Muchos se fueron, o vieron morir la vida de sus cónyuges o seres queridos, demasiados se vieron obligados a la soledad durante mucho tiempo, aislados».
El Papa afirma que «se necesitan ángeles para devolver los ‘abrazos y las visitas’ a los ancianos. Y recuerda que «en algunos lugares todavía no es posible».
El Santo Padre invita a los ancianos a agradecer al Señor el consuelo de su presencia, «incluso en la soledad».
«En este tiempo aprendimos a comprender lo importante que son los abrazos y las visitas para cada uno de nosotros, ¡y cómo me entristece que en algunos lugares esto todavía no sea posible!».

El Señor jamás se jubila

Francisco también invita a reconocer la fidelidad del Señor que relatan los Evangelios, que se reza en los Salmos y que encontraron los profetas.
«Yo mismo puedo testimoniar que recibí la llamada a ser obispo de Roma cuando había llegado, por así decirlo, a la edad de la jubilación, y ya me imaginaba que no podría hacer mucho más. El Señor está siempre cerca de nosotros –siempre– con nuevas invitaciones, con nuevas palabras, con su consuelo, pero siempre está cerca de nosotros. Ustedes saben que el Señor es eterno y que nunca se jubila. Nunca».

La vocación de transmitir la fe a los jóvenes

Francisco introduce así el segundo tema de su mensaje, tras el del ángel consolador: la vocación de los abuelos y los ancianos. Que es la de «custodiar las raíces, transmitir la fe a los jóvenes y cuidar a los pequeños». Y lo subraya:
«No importa la edad que tengas, si sigues trabajando o no, si estás solo o tienes una familia, si te convertiste en abuela o abuelo de joven o de mayor, si sigues siendo independiente o necesitas ayuda, porque no hay edad en la que puedas retirarte de la tarea de anunciar el Evangelio, de la tarea de transmitir las tradiciones a los nietos. Es necesario ponerse en marcha y sobre todo, salir de uno mismo para emprender algo nuevo».
A las naturales dudas de quienes ven agotadas sus energías, de quienes ven difícil empezar a comportarse «de otra manera» cuando a estas alturas «la costumbre se ha convertido en norma», o dedicarse «a los más pobres» cuando ya tienen «tantos pensamientos» para sus familias, o sienten la soledad como una «carga demasiado pesada», el Pontífice responde con una invitación a abrir «el corazón a la obra del Espíritu Santo que sopla donde quiere» y «hace lo que quiere».
Los ancianos son indispensables para construir el mundo del mañana, Francisco retoma cuanto escribió en su encíclica Fratelli tutti, esperando que esta crisis ligada a la pandemia, «no haya sido otro grave acontecimiento histórico del que no hayamos podido aprender». Para que «un dolor tan grande no sea inútil» y podamos dar «un salto hacia una nueva forma de vivir», afirma el Papa, dirigiéndose directamente al abuelo y al anciano:
«En esta perspectiva, quiero decirte que eres necesario para construir, en fraternidad y amistad social, el mundo de mañana: el mundo en el que viviremos –nosotros, y nuestros hijos y nietos– cuando la tormenta se haya calmado. Todos ‘somos parte activa en la rehabilitación y el auxilio de las sociedades heridas’».

Sueños, memoria y oración

Una nueva construcción con tres pilares, dice Francisco, «que tú, mejor que otros, puedes ayudar a colocar»: sueños, memoria y oración. «El profeta Joel pronunció en una ocasión esta promesa: ‘Sus ancianos tendrán sueños, y sus jóvenes, visiones’».
«El futuro del mundo reside en esta alianza entre los jóvenes y los mayores. ¿Quiénes, si no los jóvenes, pueden tomar los sueños de los mayores y llevarlos adelante? Pero para ello es necesario seguir soñando: en nuestros sueños de justicia, de paz y de solidaridad está la posibilidad de que nuestros jóvenes tengan nuevas visiones, y juntos podamos construir el futuro».
A lo que añade: Es necesario que tú también des testimonio de que es posible salir renovado de una experiencia difícil. Y estoy seguro de que no será la única, porque habrás tenido muchas en tu vida, y has conseguido salir de ellas. Aprende también de aquella experiencia para salir ahora de ésta.
Aquí entra en juego el segundo pilar, la memoria: del doloroso recuerdo de la guerra los jóvenes pueden aprender el valor de la paz. El recuerdo de los que tuvieron que emigrar «puede ayudar a construir un mundo más humano, más acogedor».
«Pero sin la memoria no se puede construir; sin cimientos nunca construirás una casa. Nunca. Y los cimientos de la vida son la memoria».

Culto Católico

«La verdadera libertad se expresa plenamente en la caridad»

Published

on

La libertad cristiana no es individualista, no acaba donde empieza la del otro, sino que tiene una dimensión comunitaria, explicó Francisco durante la audiencia general.

«Nuestra libertad nace del amor de Dios y crece en la caridad», dijo el Papa Francisco ayer a la mañana, durante la audiencia general, presidida en el Aula Pablo VI del Vaticano, centrando hoy su reflexión en el tema: La idea cristiana de libertad.
Continuando el ciclo de la Carta de Pablo a los Gálatas, el Papa habló, por tanto, de lo que en la Carta es «el corazón» de la libertad. «La libertad no es hacer lo que nos apetezca o nos guste», es decir, una libertad basada en el instinto. «Ese tipo de libertad, sin un fin o sin una referencia, sería una libertad vacía». Es una libertad que «deja un vacío dentro», explicó.

«Al servicio los unos de los otros»

El Papa explicó que con el Bautismo, los cristianos pasaron «de la esclavitud del miedo y del pecado a la libertad de hijos de Dios».
Es decir, «la libertad», continuó el Papa, «no significa vivir de forma libertina, según la carne o según el instinto, según las apetencias individuales y los propios impulsos egoístas». Mas bien, la libertad es lo contrario: «La libertad de Jesús nos lleva a estar al servicio los unos de los otros», como enseña el apóstol Pablo.
«En otras palabras, la verdadera libertad se expresa plenamente en la caridad. Una vez más nos encontramos ante la paradoja del Evangelio: somos libres en el servicio, nos encontramos de forma plena en la medida en que nos donamos, poseemos la vida si la perdemos».

«La libertad crece con el amor»

¿Cómo se explica esta paradoja?, planteó el Santo Padre. «La respuesta del apóstol es tan simple como comprometida: mediante el amor. Es el amor de Cristo lo que nos ha liberado y es el amor lo que todavía nos libera de la peor de las esclavitudes, la de nuestro propio yo. Por ello, la libertad crece con el amor».
«Pero, atención: no con el amor íntimo, de telenovela, no con la pasión que solo busca lo que nos apetece y nos gusta, sino con el amor que vemos en Cristo, la caridad: ese es el amor verdaderamente libre y liberalizador. Es el amor que brilla en el servicio gratuito, modelado por Jesús que lava los pies a sus discípulos y dice: ‘Les he dado un ejemplo para que también ustedes hagan lo que yo hago con ustedes’».
«La libertad, guiada por el amor, es la única que hace libre a los demás y a nosotros mismos».
Francisco destacó que «la libertad, guiada por el amor, es la única que hace libre a los demás y a nosotros mismos, que sabe escuchar sin imponer, que sabe querer bien sin forzar, que edifica y no destruye, que no explota a los demás para su comodidad y que hace a los demás el bien sin buscar su propio beneficio».
En definitiva, «si la libertad no está al servicio del bien, se arriesga a volverse estéril y no dar fruto. En cambio, la libertad animada por el amor conduce hacia los pobres, reconociendo en sus rostros el de Cristo».
Por otro lado, Francisco hizo también una enmienda a la idea de libertad más difundida en el mundo de hoy: «Mi libertad comienza donde termina la tuya». Sobre esa concepción de la libertad el Santo Padre planteó una importante objeción: «Ahí falta la relación».
«La pandemia nos ha enseñado que nos necesitamos los unos a los otros».
Es decir, según el Papa, esa visión de la libertad es «una visión individualista». En cambio, «quien ha recibido el don de la libertad obrada por Jesús no puede pensar que la libertad consista en estar lejos de los demás, sintiéndolos como un fastidio. No puede ver al ser humano enrocado en sí mismo, sino insertado en una comunidad».
En definitiva, «la dimensión social es fundamental para los cristianos y les permite mirar al bien común y no a los intereses privados».
«Sobre todo en este momento histórico, necesitamos redescubrir la dimensión comunitaria, no individualista, de la libertad: la pandemia nos enseñó que nos necesitamos los unos a los otros, pero no llega con saberlo, es necesario elegirlo cada día», concluyó la catequesis el Papa Francisco.

Continue Reading

Culto Católico

«La participación de la gente en este tiempo es prácticamente normal»

Published

on

Así expresó Alejandro Mugna, párroco de la Catedral. También se retomaron las actividades de bautismo, primera comunión, confirmación, casamiento y catequesis de niños y jóvenes. La programación de las fiestas patronales de la parroquia San Rafael con la misa central del domingo 24, presidida por el obispo Fernández.

Luego de la pandemia y cuarentena que se vivió entre 2020-2021 en nuestro país, en los últimos meses se fueron liberando las distintas actividades sociales, culturales, deportivas, religiosas, entre otras. 
Para conocer detalles sobre cómo está viviendo este nuevo momento coyuntural la Iglesia Católica, un cronista de CASTELLANOS entrevistó al párroco de la Catedral San Rafael Alejandro Mugna.
-Desde que se liberó el aforo en las actividades religiosas, ¿la gente está volviendo a participar de las misas como lo hacía previo a la pandemia-cuarentena de marzo de 2020 o todavía tiene un poco de miedo? 
-La participación de la gente en este tiempo es prácticamente normal y progresivamente se va recuperando el ritmo, como así también lo van haciendo otras actividades. En este momento, las misas del fin de semana van recuperando poco a poco su ritmo habitual. Las misas de los días de semana prácticamente han vuelto al número habitual de antes de la pandemia y ya está normalizado. Creo que la gente sigue cuidándose, respetando el protocolo, pero ha aprendido a convivir con la realidad y sigue viniendo a misa. 
-¿Se puede determinar aproximadamente cuántas personas iban hasta marzo de 2020, luego vino el cierre de los templos, después fue un aforo de 10, 30, 80 personas hasta la apertura total?
-No hay estadísticas de la cantidad de gente que venía habitualmente. Quizás una misa muy concurrida teníamos hasta 250 personas. Hoy nos estamos manejando con un número más cercano a 180 personas aproximadamente, aclarando que no todas las misas son iguales ni todos los fines de semana son de la misma manera.
-¿Cómo afectó la participación en la preparación para el bautismo, la primera comunión, la confirmación, el casamiento, las confesiones, las catequesis para niños y jóvenes? 
-Sobre las otras actividades, la preparación al bautismo, comunión, confirmación y casamiento se ha ido retomando de acuerdo a las posibilidades de cada caso. La catequesis se ha retomado y los chicos han tenido la preparación en algunos casos con intermitencia en cuanto a las modalidades virtual y presencial, pero han podido realizar un camino tanto las familias como los chicos. En este sentido, estamos contentos y la verdad es que se ha ido dando respuestas a las necesidades de la gente, a pesar de las restricciones impuestas. 
-Económicamente, ¿Cómo afrontaron los gastos fijos de mantenimiento de la parroquia debido a la merma de ingresos de los fieles?
-Respecto a los recursos económicos, las personas han aportado por otros medios a través de cuentas y donaciones para así poder subsistir. La gente ha tomado conciencia y ayudado con mucha generosidad. 

El párroco de la Catedral San Rafael, Alejandro Mugna, habló del regreso de las actividades religiosas.

Fiestas patronales

Por otro lado, se empezó a difundir la programación de las fiestas patronales de la parroquia San Rafael. 
El triduo de preparación comenzará este miércoles 20 de octubre con la misa por los enfermos (preside Alcides Suppo); jueves 21 por las familias, los niños y los jóvenes (Alexis Cardo); y el viernes 22 por la diócesis de Rafaela. El horario de las tres celebraciones será a las 20:00 horas.
También habrá adoración al santísimo sacramento y confesiones frente al templo: los días jueves 21 y viernes 22 de 17:00 a 20:00 horas, y el sábado 23 de 9:00 a 12:00 horas.

Continue Reading

Culto Católico

Presentan la nueva App de oración del Papa

Published

on

«Acompañar al hombre de hoy allí donde está», destacó Mons. Lucio Ruiz, secretario del Dicasterio para la Comunicación. También se presentó el sitio de oración del Sínodo.

Construir una comunidad de oración digital global es el fin de la nueva App de Oración del Papa Click To Pray 2.0 que fue presentada este martes 19 de octubre en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, junto con el sitio web de oración para el Sínodo.
Al encuentro con los periodistas asistieron el padre Frédéric Fornos IS, director Internacional de la Red Mundial de Oración del Papa; monseñor Lucio Ruiz, secretario del Dicasterio de Comunicación de la Santa Sede; la doctora Bettina Raed, coordinadora Internacional de Click To Pray y directora regional de la Red de Oración del Papa en la Argentina y el Uruguay; el señor Juan Ignacio Castellaro, gerente de Proyectos de Click To Pray; y la doctora Patrizia Morgante, jefa de Comunicación de la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG).
También estuvieron presentes el cardenal Mario Grech, secretario general de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, y el doctor Thierry Bonaventura, gerente de Comunicación de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos.
La nueva versión, presentada hoy en la sala de prensa del Vaticano, destaca las intenciones del Papa Francisco a través de una renovada propuesta gráfica de interacción con los usuarios.
«Las intenciones de oración del Papa forman parte de la oración y el discernimiento del Santo Padre y son una invitación, en el camino sinodal que hemos iniciado, a discernir y reconocer cómo el Espíritu del Señor nos llama a vivir estos desafíos de humanidad y misión de la Iglesia», dijo el padre Frédéric Fornos.
A través de una propuesta digital completamente renovada en el sitio web y en la aplicación, la nueva versión de Click To Pray ofrece una amplia variedad de propuestas para rezar diariamente con el Papa Francisco.
Pronto los usuarios podrán organizar su agenda personal de oración, configurando horarios para rezar cada día. La aplicación permite a los usuarios configurar notificaciones y elegir qué contenido rezar en varios momentos del día, explicó el director internacional de la Red Mundial de Oración del Papa.

Construir una comunidad de oración digital global

«El corazón de la misión de la Iglesia es la oración», como dice el Papa Francisco, por lo que Click To Pray busca ser un lugar de encuentro personal con el Señor y construir una comunidad de oración digital global. Además, Click To Pray ofrece la posibilidad de generar un espacio comunitario, donde cada usuario puede publicar sus intenciones y compartir oraciones con toda la red, señaló el padre Fornos.
Click To Pray es, por tanto, «una propuesta para construir puentes entre generaciones, donde todos recen juntos, unos por otros». La plataforma también tiene una propuesta pedagógica para profundizar en la oración: la Escuela de Oración es, de hecho, una nueva sección que reúne contenidos propios y de otros proyectos vinculados a la Red de Oración, especialmente seleccionados para ayudar a las personas a profundizar su oración y crecer en disponibilidad para la misión de Cristo.
Click To Pray 2.0 (Beta) ofrece, en resumen: una agenda de oración y configuración de notificación; el perfil oficial de oración del Papa Francisco; tres momentos de oración para cada día (mañana, tarde y noche); una comunidad de oración en la red; una escuela de oración con materiales que ayudan a rezar.

Llegar a las periferias existenciales

«En medio de los grandes desafíos de la era digital se nos presentó la pandemia del Covid-19 y, como peor que la crisis está el drama de desaprovecharla, tenemos que hacer tesoro de todo lo que hemos podido aprender. Una de estas enseñanzas ha sido la de incorporar, como Iglesia, lo que la cultura digital tiene de bueno para poder llegar y acompañar al hombre de hoy allí donde está, alcanzándolo en las periferias existenciales», resaltó monseñor Lucio Ruiz.
«La Statio Orbis del 27 de marzo del 2020 y las misas de Santa Marta durante la pandemia, entre tantas realidades de la Iglesia universal, nos mostraron hasta qué punto, sin focalizarnos en los medios y las tecnologías, éstos nos han permitido estar unidos, orar, vivir intensamente la vida de la Iglesia, porque cuando el amor es grande, todos los medios son buenos para vivir y manifestar la comunión», recalcó el secretario del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, quien explicó que «Click To Pray» es «un instrumento bueno y oportuno para esta comunión porque propone un espacio de comunidad y apoyo en y para la oración».
«Las novedades de la nueva plataforma proponen más interacción con diversas redes y comunidades eclesiales, y acompañarnos de una manera personalizada en nuestra propia vida espiritual».
«Debemos destacar también la importancia de las redes sociales del Papa para llegar al corazón de la gente, allí donde están, ¡para acompañarlas en su caminar! Con Twitter, Instagram, y el perfil de oración del Papa en Click To Pray, iniciativa que se realiza en colaboración con el Dicasterio para la Comunicación. Es una gran felicidad poder presentar en este día, no sólo la nueva versión de Click to Pray, sino su apertura dinámica al proceso que la Iglesia ha iniciado a caminar con el Sínodo», concluyó monseñor Ruiz.
El sitio web y la aplicación Click to Pray están disponibles de forma gratuita para Android e iOS en 7 idiomas: español, inglés, portugués, italiano, francés, alemán y chino tradicional. Las actualizaciones estarán disponibles de forma progresiva, con mejoras en cada una de las características presentadas. En redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y Youtube),
«No habrá camino sinodal eclesial sin oración»
«El Sínodo es estimular el sentido de la Iglesia, despertar a la Iglesia. El Sínodo no es nuestro proyecto, es un proyecto del Señor. Caminamos por el camino de Dios, tocamos lo divino, por eso la oración es importante», afirmó el cardenal Mario Grech, al presentar el nuevo sitio web «La Iglesia en camino – oremos por una Iglesia sinodal».
«Con este proyecto se está dando el tono adecuado al camino sinodal, porque no habrá camino sinodal eclesial sin oración», expresó el cardenal, que luego citó las tres palabras clave del camino sinodal: comunión, participación y misión.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net