Connect with us

Deportes

Juego sin tiempo

Published

on

En la era de las súper tecnologías y del entretenimiento digital, hay actividades que ya no se ven con tanta cotidianeidad. Claro que hay excepciones. El metegol es un juego que sobrevivió de generación en generación y aún sigue vigente. Es que el fútbol, en cualquier formato, todo lo puede.

«Los muchachos siempre hablan de las maquinitas. Vaya a saber qué es eso. Una vez al club trajeron una. Yo siempre escuchaba unos ruidos raros, unas cosas como «pluic» «plinc», «clun» y unas sacudidas. Unas luces. Pero después no lo sentí más. Dicen que se le jodió algo adentro a la máquina, algún fusible y nunca hay guita para comprarlo. Son máquinas delicadas. De ésas que hacen los yanquis. Por eso los muchachos siempre vuelven. Porque el fútbol es el fútbol. Esa es la única verdad. ¡Qué me vienen con esas cosas! Cosas que se ponen de moda y después pasan. El fútbol es el fútbol, viejo. El fútbol. La única verdad. ¡Por favor!», escribió Roberto Fontanarrosa en el final de Memorias de un wing derecho, su genial relato sobre el pensamiento de un muñequito de metegol.
Ya no se juega a las bolitas en las veredas de tierra, ni se tiran figuritas contra la pared. Ya no se hacen girar trompos y se ven volar pocos barriletes entre los árboles del barrio. Los juegos al aire libre, así como los de mesa, fueron devorados por la vorágine de la tecnología y sus propuestas espectaculares. Sin embargo, hay algunas pasiones que todavía sobreviven, con algunos valiosos condimentos que las pantallas no lograron igualar.
La mañana de domingo tenía al sol como único rey del cielo. El viento del norte dejaba en claro porque han inventado esta historia de la sensación térmica. Para dejarlo en claro, el calor parecía a punto de derretir la tierra. Sin embargo, los pibes que corrían sin parar detrás de la pelota en la canchita pelada por el desgaste y la falta de lluvias, parecían no sentirlo. Ni siquiera los arqueros, que seguían el juego como si se tratara de un partido de la Libertadores. Claro que ello no me sorprendió, porque se sabe que el ejercicio físico y la pasión, normalmente, hacen olvidar los condicionamientos externos. Pero lo que sí llamó mi atención fue que, apenas el partido se cerró con el «gol gana», los chicos corrieron hasta la puerta del bar y se apretujaron en torno a lo que parecía ser una mesa. Pasando antes, eso sí, por donde estaban algunos de sus mayores. Tomaron un trago de agua y pidieron monedas al tiempo que hacían oídos sordos a los comentarios. Esos que los grandes solemos hacerles a nuestros chicos sobre como se debe jugar a la pelota, olvidándonos que la gran mayoría de nosotros solo jugamos en primera en nuestros sueños de fútbol.
Como la montonera solía estallar en comentarios dignos de un estadio, decidí acercarme para saciar mi curiosidad. Entonces descubrí que verdaderamente se trataba de un estadio. Pero de uno más pequeño, un metegol de los de antes. Esos de metal, con los arcos metidos dentro del armazón gastado de tanto apoyo de los hinchas -aquí también los hay-, las patas torneadas demasiado altas para buena parte de los jugadores que debían pegar el salto para mover el manillar sin «hacer molinete» -esto es: hacer girar locos y rápido a los jugadores que se manejan-, la boca inferior que entrega las pelotitas como algún tragamonedas de Las Vegas, y los jugadores metálicos y tiesos con sus camisetas pintadas sin demasiado cuidado. Unos de River y los otros de Boca, casi como si fuera una regla nacional. Y las barras metálicas con una pizca de grasa, la justa para que nada condicione el partido y para que uno se ensucie las manos de negro apenas las toque en el afán de sacar rápidamente la pelotita que se quedaba apoyada en alguno de los costados.
El metegol, el juego de Finisterre, me dije. «¿De quién es?», me preguntó uno que me escuchó hablar solo. Entonces puse voz de erudito en el tema y le conté de Alejandro Finisterre, el inventor del metegol. Lo hizo en España, el país donde nació y al que volvió tras un exilio extenso. Es que en 1936, durante la guerra civil española, fue uno de los tantos jóvenes que terminó en un hospital a causa de las bombas que el franquismo lanzaba sobre Madrid. Ahí, internado, percibió que la mayor nostalgia de los chicos que sufrían el espanto, era la de poder jugar al fútbol. Buena parte de ellos, mutilados, no iban a poder hacerlo nunca más. Por eso, generoso y brillante, se le ocurrió pensar en una especie de fútbol de mesa que le permitiera, al menos en el rato del juego, recuperar la felicidad perdida. En los años que siguieron, a él, republicano de alma, le tocó vivir lejos de casa, en Francia, Guatemala, Ecuador y México, hecho un poeta, un editor y, sobre todo, un hombre. Pero su inventó viajó todavía más. Desde hace décadas, convertido en una forma de alegría que da vueltas al mundo.
Cuando terminé, el tipo me miró como se mira a un extraño y aprovechó que alguien ofreció un mate para escapar de mi lado. Me dejó el tiempo necesario para recordar mis tardes de pibe en las que a las pantallas solo las veíamos en el cine -por si algún joven lector no lo sabe, en los primeros años sesenta no existía la televisión y menos aún las computadoras o los celulares, y se podía vivir igual- y, cuando llovía, el campito pasaba a ser el bar de los hermanos Barsotti. El mismo en donde, dicen los memoriosos, alguna vez cantó Carlos Gardel. Estaba en la esquina de Las Heras y Salta. Construcción antigua -hoy ya no existe el edificio como tal- con pisos de madera que sonaban al pisarse y techos altos de donde pendían unos gigantescos ventiladores que en verano giraban lentamente con sus palas pintadas con los colores de Boca. Detrás del mostrador, los dueños pasaban las horas frente a la balanza -la mayoría de las cosas se vendían sueltas- en su mundo de yapa y libretas de fiado o atendiendo a los parroquianos que se acodaban frente a ellos o se sentaban en las mesas de la entrada. En ese ambiente en donde solía reinar un fuerte aroma a quesos o a ajenjo con goma, según el horario, nosotros nos prendíamos al metegol. Metíamos la ficha, tirábamos fuerte de la perilla redonda metálica que permitían la salida de las pelotitas y arrancaban los partidos. Hasta que quedaba la última y apelábamos a la trampa infantil de rellenar los arcos con papel para que el metegol no nos tragara la redonda. Todo hasta que Primo Barsotti -que conocía el truco hasta el hartazgo- entendía que ya estaba bien de jugar así y nos corría a los gritos. La verdad es que nunca aprendí a jugar bien. Ni ahora, que pude comprarme uno. No hay caso, el fútbol es mi pasión pero solo de tribuna. En la cancha, la grande o la chica, no encuentro mi lugar.
El metegol resiste el embate de los juegos electrónicos y se mantiene vivo en algunos sitios y en nuestra memoria. O en relatos como el de Ariel Scher, que dice en su columna «De rastrón»: «En un verano, compartí con mis primos el campeonato de metegol más largo de mi vida. Jugamos cuatro días y cuatro noches sin frenar. En el medio, comíamos, tomábamos, nos confidenciábamos amores, nos prometíamos viajes, nos reíamos por nada y por todo y asegurábamos que no nos separaríamos jamás. Nuestro querido metegol de madera fue el único testigo».
Me dio gusto volver atrás en el tiempo. Pero más aún ver que algo de mi niñez sigue haciendo a la niñez de otros. Si ellos consiguen que las suyas sean tan felices como lo fue la mía, mi satisfacción será aún mayor. Ah, cuando los chicos volvieron a la canchita pelada y a jugar a la pelota de verdad, con otros de mi edad armamos tres partidos con revancha y bueno. A mí, como siempre, me tocó manejar al arquero.

Atlético

Atlético lanzó los precios de los abonos

Published

on

A partir del próximo martes 1 de febrero, en la secretaría administrativa «Julio Litvak», comenzará la venta de abonos para plateas del Estadio Monumental en vistas a la temporada 2022 de la Primera Nacional, la cual se pondrá en marcha el fin de semana del 11 de febrero y donde Atlético será local en 18 ocasiones. Debutando de local en la fecha 2 frente a Villa Dalmine, partido que a priori se jugaría el domingo 20 de febrero a las 19:00 hs.

Los valores para este año son los siguientes:
Platea Oeste: $5.300
Platea Este: $5.300
Platea Techada: $7.800
Platea Norte: $10.800
Platea Sur: $9.000
Platea Media: $6.900
Platea Alta: $6.900
Platea Baja: $4.000

El horario de atención es de 8,30 a 18,30 y se pueden abonar en 3 y 6 cuotas sin interés.

¿Cuánto costarán las populares en 2022?

A través del boletín oficial, la AFA comunicó este viernes una nueva actualización en los valores de las entradas generales para asistir a los partidos de todas las categorías del fútbol argentino.
La AFA le puso precios máximos y mínimos a diferentes tipos de entradas, y para cada división. Para la Primera División, las entradas generales tendrán un valor entre 1360 y 1130 pesos. Los jubilados, pensionados y damas pagarán entre 680 y 450, mientras que los menores entre 450 y 230.
En la Primera Nacional, las entradas generales tendrán un costo entre 1130 y 900. Los jubilados, pensionados y damas pagarán entre 570 y 340, mientras que los menores entre 340 y 170.

Continue Reading

Deportes

Verano Activo: más de 31 mil estudiantes participaron de las diferentes propuestas

Published

on

21.11 Se llevaron adelante durante el mes de enero. El cierre contó con la presencia de funcionarios del Ministerio de Educación de la Nación, quienes destacaron el funcionamiento de los dispositivos distribuidos en toda la provincia.

El Ministerio de Educación, a través del programa nacional “Volvé a la escuela”, llevó adelante durante el mes de enero actividades recreativas, lúdicas, deportivas y acuáticas en diferentes puntos de la provincia. Estos dispositivos se desarrollaron en coordinación con los gobiernos locales y equipos integrados por profesores de educación física, música, arte y docentes reemplazantes de todos los niveles. Además referentes culturales y sociales brindaron apoyo logístico y operativo a las diferentes propuestas llevadas a cabo.

Al respecto, la ministra de Educación, Adriana Cantero, expresó sentirse “feliz de estar cerrando las actividades de Verano Activo con una convocatoria de más 31.000 niñas, niños y adolescentes en las distintas propuestas en todo el territorio provincial. Son muy positivas las experiencias educativas que se han generado a través de la recreación, el deporte, la cultura en esta nueva forma de que la escuela esté en el vínculo con sus estudiantes».

“Es muy importante destacar que en estas actividades fortalecemos lazos con aquellos estudiantes con aprendizajes más fragilizados para que encuentren un nuevo modo de relacionarse con la escuela. Por eso, estamos muy felices por estos resultados y que de Nación nos visiten y elijan para destacar estas líneas de acción que con tanto empeño la provincia ha trabajado en pandemia”, marcó la ministra.

El cierre de las actividades contó con la presencia de funcionarios y funcionarias del programa nacional “Volvé a la escuela” que trabaja la revinculación pedagógica de los estudiantes. Al respecto, el referente Daniel Radussi mencionó: “Volvé a la escuela tiene como propósito identificar a los estudiantes que interrumpieron la presencialidad escolar y acompañarlos en la revinculación y promover la institucionalización de saberes. Lo importante es que las y los estudiantes vuelvan con  presencialidad plena y vacunados, y con dispositivos como éste se está logrando un enorme resultado construyendo nuevas herramientas y nuevas formas de organización»

Todos las chicas y los chicos en la escuela

En esa línea, la secretaria de Gestión Territorial Educativa, Rosario Cristiani, remarcó: “Este es el segundo año, muy exitoso por cierto, de Verano Activo. Nos interesa que los estudiantes estén conectados en el verano porque en febrero tenemos los periodos de profundización e intensificación así que, tenerlos haciendo estas actividades es propicio para llegar a febrero con un seguimiento de cada estudiante».

“Con el objetivo central de que todas las chicas y los chicos estén en la escuela aprendiendo, el año pasado hicimos una búsqueda casa por casa para detectar aquellos estudiantes que habían interrumpido su escolaridad para tenerlos en las actividades de verano y luego en la escuela», concluyó Cristiani.

Continue Reading

Deportes

Axel Werner jugará a préstamo en Arsenal de Sarandí

Published

on

19.31 El arquero rafaelino, de pocas oportunidades en el Elche de España, se sumará al equipo que conduce Leonardo Madelon.

Arsenal sumará como refuerzo al arquero santafesino Axel Werner, quien llegará a la entidad de Sarandí en calidad de préstamo, por seis meses, desde el Elche de España.
La información fue suministrada por la cadena radial española ‘Onda cero’, que indicó que “el portero saldrá cedido al Arsenal de Sarandí en este mercado de pases”.
El guardavallas rafaelino, de 25 años, venía desempeñándose como tercera alternativa en el equipo del DT Francisco Rodríguez, detrás de Edgar Badía (renovará su contrato) y Kiko Casilla.
De este modo, sin demasiadas chances en el club que es manejado por el empresario argentino Christian Bragarnik, el exjugador de Atlético de Rafaela, Boca Juniors y Atlético de Madrid aceptó el ofrecimiento que le formularon desde Arsenal para integrarse al conjunto que orienta el DT Leonardo Madelón.
Hasta el momento, además del concurso de Werner, la institución del Viaducto concretó los arribos del lateral Christian Chimino (Atlético de Rafaela), de los mediocampistas Aldo Maiz (Defensa y Justicia), Shayr Mohamed (Cancún, México), Joaquín Ibáñez (Almirante Brown) y William Machado (Villa Española, Uruguay) más los delanteros Sebastián Lomónaco (Godoy Cruz de Mendoza), Lucas Brochero (Boca Juniors) y Edwin Torres (Alianza Petrolera, Colombia).
Además, la dirigencia de Arsenal pretende acelerar las tratativas para conseguir el préstamo del atacante Juan Francisco Apaolaza, quien no será tenido en cuenta en Estudiantes de La Plata.
Mañana, el equipo del DT Madelón asumirá un nuevo ensayo en la preparación. Será ante Banfield, a partir de las 9.00, en el estadio Florencio Sola, en un encuentro que comprenderá dos tiempos de 35 minutos cada uno.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net