Connect with us

Culto Católico

Fiesta patronal en la Capilla de Pompeya

Published

on

Será este viernes a las 18 en el templo ubicado en la esquina de Arenales y Alberdi.

Este viernes 8 de octubre a las 18:00 horas se oficiará la misa en la Capilla Nuestra Señora del Rosario de Pompeya, ubicada en la esquina de Arenales y Alberdi, con motivo de su fiesta patronal.
Conviene destacar que esta capilla es la más antigua de la ciudad de Rafaela.
Comúnmente llamada «Pompeya», pertenece al patrimonio histórico. Doña Juana Pionsi de Perucca, llegada de Italia en 1884, erigió la capilla entre 1890 y 1892, con una imagen enviada desde su patria por un hermano suyo.
Esta capilla constituye el testimonio religioso más antiguo de nuestra ciudad, ya que se mantiene la estructura edilicia original. Los años se fueron sucediendo, el tiempo fue pasando y como todas las cosas materiales, tuvo que ir siendo reparada.
Así se fueron haciendo arreglos de revoque, pintura, luces y algunos otros detalles que fueron apareciendo.
La Capilla Nuestra Señora de Pompeya pertenece a la jurisdicción de la Catedral San Rafael, es decir que depende del párroco del templo mayor de la ciudad de Rafaela.

Un poco de historia

En el año 79, una erupción del Vesubio -volcán cercano a Nápoles, Italia- sepultó bajo su lava la fastuosa ciudad de Pompeya, donde la aristocracia romana tenía sus fincas de recreo. A comienzos del siglo XIX, descubiertas las ruinas de la ciudad, se instalaron en el valle cercano varias familias de campesinos que levantaron humildes viviendas y una pobre capilla.
En 1872, Bartolo Longo, abogado de la Condesa de Fusco dueña de esas tierras, visitó la región con motivo de la renovación de los arriendos. Estando allí, se enteró que por esos lares los malhechores hacían de las suyas, ya que no había policía; el único que imponía un poco de respeto era el cura de la capilla, pero al fallecer este pocos siguieron firmes en su fe.
Una noche, Longo vio en sueños a un amigo muerto, el que le pidió que propagara el rezo del rosario para la salvación de aquella gente. A la mañana siguiente se levantó con la firme decisión de hacer lo que su amigo le había pedido. A partir de entonces, recorrió las casas de los campesinos recomendando el rezo del rosario y repartiendo imágenes religiosas.
También se abocó a la ardua tarea de restaurar la vieja capilla y en 1873 organizó la primera fiesta de la Virgen del Rosario en la pequeña iglesia. En 1878, Longo obtuvo en un convento de Nápoles un muy deteriorado cuadro de Nuestra Señora del Rosario acompañada con Santo Domingo de Guzmán y Santa Rosa de Lima, pero en su restauración el pintor cambió -no se sabe por qué- a la Santa Limeña por la italiana Santa Catalina de Siena. Puesta sobre el altar del templo aún inconcluso, la sagrada imagen pronto comenzó a obrar prodigios.
El primer domingo de octubre de 1883 en la nueva iglesia en construcción se rezó por primera vez en público la súplica «a la poderosa Reina del Rosario de Pompeya», que luego habría de repetirse en todo el mundo el día 8 de mayo y el primer domingo de octubre.
Similar propagación tuvo la devoción de los quince sábados, por la constante iniciativa de Bartolo Longo, quien falleció en 1926 y fue declarado beato el 26 de octubre de 1981.

Culto Católico

A 38 años del fallecimiento del obispo Vicente F. Zazpe

Published

on

Fue el primer obispo de la diócesis de Rafaela (1961-68), arzobispo de Santa Fe (1968-84) y vicepresidente 1º de la Conferencia Episcopal Argentina. Participó activamente del Concilio Vaticano II (1962-65) en Roma. En 1982 sufrió un accidente (¿atentado?) automovilístico sobre la ruta 19.

Hoy se cumplen 38 años de la muerte de Vicente Faustino Zazpe (1920-1984), quien fuera el primer obispo de la diócesis de Rafaela (1961-1968), arzobispo de Santa Fe (1968-1984) y vicepresidente primero de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).
Fue ordenado sacerdote en 1948 y su consagración episcopal fue en 1961 en la basílica de Santa Rosa de Lima de Buenos Aires, designado por el papa Juan XXIII para la nueva diócesis de Rafaela, e integró numerosas comisiones del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). En Rafaela lleva su nombre una calle en el barrio 17 de Octubre y un barrio en el noreste de la ciudad.
«La erección de la nueva Diócesis, que os llena de orgullo, es un acontecimiento grande. Sí, estupendo, de insospechadas proyecciones, pero toma sus grandezas y sus proyecciones de su contenido religioso. Os han designado Iglesia y os han traído pastor no por la importancia civil, económica o cultural, sino por la importancia que tiene la presencia de Dios en vuestro pensar, obrar, vivir y morir», expresó Zazpe el 12 de octubre de 1961 (en 2021 se cumplieron 60 años), cuando asumió la Diócesis, que abarca los Departamentos Castellanos, San Cristóbal y 9 de Julio.
«A veces hay que perder a ciertos seres o separarse para valorar la calidad de su compañía o la debilidad de la relación. Aquí queda mi corazón entero», había expresado Zazpe en el mensaje de despedida de Rafaela durante una cena en la Sociedad Rural en 1968, porque había sido designado obispo coadjutor (con derecho a sucesión) de la arquidiócesis de Santa Fe.
Entre los testimonios de las personas que lo conocieron cuando fue pastor de Rafaela estuvo Cayetano Colsani (fallecido, fue comerciante y docente), señalando que «nos inició en el aprender a juzgar. Pasamos a comparar nuestra manera de analizar las cosas con las maneras que tiene Cristo de juzgar y así fuimos conociendo al Señor y su Evangelio», en la revista del 25º aniversario de la diócesis de Rafaela (1986).

Zazpe fue un hombre de Dios, amó profundamente a su Iglesia, propició la participación del laicado, fue un adelantado en trabajar en el ecumenismo y la unión de los cristianos, como lo destacó en su momento Carlos Battistella, también fallecido y entonces pastor de la Primera Iglesia Evangélica Bautista. Cuando era obispo rafaelino participó activamente del Concilio Vaticano II (1962-1965) en Roma, como así también en los sínodos episcopales en Roma (1971 y 1974) y en las asambleas de las conferencias latinoamericanas de Medellín (1968) y de Puebla (1979).
Además, escribió desde el Evangelio sobre temas sociales, económicos, políticos y culturales en sus recordadas charlas dominicales «Habla el Arzobispo» (1971-83) a través de las emisiones radiales y televisivas de la capital provincial, luego reproducidas por los medios gráficos y radiofónicos de distintos lugares del país. «Si la encarnación se hubiese realizado en esta época, el evangelio tendría el palpitante interés de los acontecimientos periodísticos y de los noticieros televisivos. Sería otro el rodaje, pero idéntico el contenido, idénticas las exigencias, idéntica la luz», señaló el 6 de abril de 1975.
Zazpe fue un hombre de las bienaventuranzas: pobre, manso, sufrido, misericordioso, pacífico, de corazón recto, hambriento de paz y justicia, y también perseguido como Jesús.

División y enemistad

«Como en otras etapas de nuestra historia, llegaremos -aunque sangrando- a cubrir las heridas de la división y la enemistad, pero si no llegamos a una profunda comunión nacional, no habremos recorrido los espacios más específicos de la reconciliación cristiana. (…) La Argentina necesita de una cierta unidad de criterios para desentrañar el sentido de su historia, juzgar el presente tan complejo y preparar su futuro; una escala común de valores para afirmar la vida nacional y una cuota inmensa de paciencia y esperanza para recorrer esta etapa difícil y asegurar el encuentro definitivo de la nación».

Este entrecomillado pertenece a Zazpe, escrito en el libro «Si un niño no hubiera nacido…», publicado en 1977, en pleno apogeo de la última dictadura militar, período muy oscuro y doloroso que sufrimos los argentinos a través del terrorismo de Estado y en menor medida la lucha armada que habían impulsado sectores de la juventud (también hubo grupos pacíficos) quienes buscaban la revolución política.
A decir verdad, el mensaje de Zazpe fue profético en aquel período de tinieblas del país y lo sigue siendo hoy en esta difícil y compleja coyuntura nacional, en el que la violencia verbal y física es parte de la vida cotidiana. Seguimos con los desencuentros entre los argentinos porque priman los intereses sectoriales por encima del bien común. Era una persona que molestaba al poder temporal y así lo hizo sentir.
El 15 de agosto de 1982 sufrió un accidente automovilístico sobre la ruta 19 cuando viajaba a la fiesta patronal de San Carlos Norte. «Hubo varios testimonios que lo consideraron un atentado. Y este «accidente» (¿atentado?) afectó sus ojos hasta la muerte; pues le quedó una dificultad visual», escribieron los presbíteros Jorge Montini y Marcelo Zerva en el libro «Vicente Zazpe: el corazón de un pastor» (julio de 2000).
En este contexto, el periodista José Ignacio López (fue vocero del presidente Raúl Alfonsín) había escrito en el diario La Nación de Buenos Aires que «no era ni de tal teología ni de tal otra, conoció la desconfianza incluso de sus colegas, sufrió la difamación y la calumnia, y murió en ese calabozo existencial»…
Con motivo del centenario del nacimiento de Zazpe (15 de febrero de 2020) se rezó una misa de acción de gracias, pidiendo por su eterno descanso, presidida por el obispo Luis Fernández en la Catedral San Rafael. Al final de la celebración, Raúl Troncoso (primer cura ordenado por Zazpe el 23 de diciembre de 1961, actualmente en Tandil) compartió su testimonio: «Fue un pastor generoso en los momentos difíciles que vivió nuestro país y nuestra Iglesia, la presencia de Zazpe reclamando libertad y vida en los lugares donde se decidía el presente y el futuro de muchas personas lo volvió sospechoso de las actitudes como pastor».

Continue Reading

Culto Católico

La primera capilla en honor a Brochero cumplió cinco años

Published

on

Monseñor Olivera se mostró agradecido y emocionado por la historia de la capilla y el Parque temático Brochero Santo: «Siempre recordar es volver al corazón», manifestó.

La primera capilla en honor al santo Cura Brochero cumple cinco años desde su consagración, el sábado 21 de enero de 2017, en el predio La Providencia, en la localidad cordobesa de Villa Cura Brochero, Valle de Traslasierra.
«Siempre recordar es volver al corazón», expresó monseñor Santiago Olivera, obispo castrense de Argentina.
En octubre de 2010, monseñor Olivera bendijo solemnemente e impuso el nombre La Providencia al predio por el que tanto luchó por conseguirlo el presbítero Ricardo Ricotti, fallecido en 2004.
Luego, al predio se le sumó la construcción e inauguración de la Casa del Peregrino, y en él, la capilla y campanario. Además, tras la propuesta del gobierno provincial, se aprobó el diseño y la construcción del Parque temático Brochero Santo, inaugurado el 6 de enero de 2021.
En la misa de consagración, el 21 de enero de 2017, monseñor Olivera expresaba que «el Cura Brochero está aquí presidiendo el altar; pero también la Virgen Santísima, la Purísima, pero ésta no es la Purísima a quien rezaba Brochero, nosotros la llamamos la ‘Purísima de Brochero’ porque le hemos agregado el poncho, signo de ese acoger, de ese abrigar, de esa gauchada, de ese acompañar, de ese recordar la historia y las raíces de nuestro pueblo, y lleva además el rosario que el Cura Brochero desgranaba por el bien de su pueblo».
Hoy, en el quinto aniversario, reiteró: «Recordar es volver al corazón, como digo, para dar gracias por estos cinco años de consagración del templo. Y también, además de agradecer a Dios: pasan por mi corazón y por mi memoria tantos hombres y mujeres que colaboraron, que se pusieron este trabajo al hombro desde el arquitecto, los albañiles, la gente de la Curia, la gente de allí de Villa Cura Brochero, y tantos que colaboraron para que esto sea realidad».
Por último, agradeció por el campanario, regalo del papa Francisco y expresó: «Para mí fue un gozo muy grande poder consagrar esa Iglesia y saber que allí se sigue custodiando, conservando y profundizando esta vida tan ejemplar».

Continue Reading

Culto Católico

El Vaticano se refiere al informe de la Iglesia alemana

Published

on

Vocero vaticano expresó «vergüenza y remordimiento» por casos denunciados y cercanía con las víctimas. Mons. Georg Gänswein anticipó que Benedicto XVI «examinará el texto con la atención necesaria».

Al menos 497 personas han sufrido abusos en la arquidiócesis de Múnich-Freising, en un periodo de casi 74 años (desde 1945 hasta 2019). La mayoría de las víctimas varones son 247, mientras las mujeres son 182, el 60% de los cuales tenían una edad comprendida entre 8 y 14 años. Son 235 los autores de los abusos, entre ellos 173 sacerdotes, nueve diáconos, cinco agentes de pastoral y 48 personas del ámbito escolar. Son estas las cifras del informe sobre los abusos del clero en la Iglesia de Múnich, elaborado por el bufete de abogados Westpfahl Spilker Wastl por encargo de la archidiócesis en febrero de 2020.
El informe fue presentado esta mañana en una conferencia de prensa de dos horas en la «Haus der Deutschen Wirtschaft», a la que asistieron representantes de la diócesis, pero no el cardenal Reinhard Marx. También estuvieron presentes miembros del consejo de víctimas de abusos de la archidiócesis. Durante la reunión, el abogado Martin Pusch, director del bufete de abogados encargado, y la abogada Marion Westphal leyeron extractos de las más de mil páginas.
En más de un año de trabajo, el informe se centró en el tratamiento de los casos de abusos del pasado mediante entrevistas con las víctimas y los responsables. De las 71 personas entrevistadas, 56 respondieron a la solicitud. Las declaraciones se compararon a finales de agosto de 2021. Según los expertos, el número de delitos no denunciados sería «considerablemente mayor».

La gestión de los arzobispos

En particular, el informe repasa la gestión de los sucesivos arzobispos de Múnich: Michael von Faulhaber, Joseph Wendel, Julius Doepfner, Joseph Ratzinger, Friedrich Wetter y Reinhard Marx. El papa emérito Benedicto XVI, que fue arzobispo de Múnich de 1977 a 1982, también fue examinado en sus años como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
La comisión independiente habría identificado cuatro casos ocurridos durante el ministerio del entonces cardenal Ratzinger, y los responsables de los abusos siguen en sus cargos. Los redactores del informe creen que hubo alguna responsabilidad, mientras que el Papa emérito -según ellos- respondió a las preguntas y dijo que no tenía conocimiento de la situación. El caso más llamativo, el de un sacerdote de la diócesis de Essen que luego fue trasladado a Múnich, ya se conocía desde 2010.

La Iglesia de Múnich decidirá el 27 de enero

El cardenal Marx, dijo Pusch en la conferencia, debería ser culpado por los «errores» en su conducta en relación con dos casos de abuso en 2008. Ha habido un aumento significativo en el número de quejas desde 2015. El contenido del informe no fue conocido por los dirigentes de la archidiócesis de Múnich hasta su publicación, con la excepción de algunas informaciones en la prensa alemana. La Iglesia de Múnich comentará el contenido del informe «tras un primer examen» el jueves 27 de enero.

Declaración de Matteo Bruni

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, dijo a los periodistas: «La Santa Sede cree que debe prestar la debida atención al documento, cuyo contenido se desconoce actualmente. En los próximos días, tras su publicación, examinará adecuadamente sus detalles». «Al reiterar su sentimiento de vergüenza y remordimiento por los abusos de menores cometidos por clérigos», dice la nota del Vaticano, «la Santa Sede asegura la cercanía a todas las víctimas y confirma el camino emprendido para proteger a los más jóvenes garantizándoles ambientes seguros».

Declaración de Gänswein

Mons. Georg Gänswein, secretario particular del Papa emérito, dijo a los periodistas: «Benedicto XVI no ha conocido el informe del bufete Westpfahl-Spilker-Wastl, que tiene más de mil páginas, hasta esta tarde. En los próximos días examinará el texto con la atención necesaria. El Papa emérito, como ya ha repetido varias veces durante los años de su pontificado, manifiesta su conmoción y vergüenza por los abusos a menores cometidos por clérigos, y expresa su cercanía personal y su oración por todas las víctimas, algunas de las cuales ha conocido con ocasión de sus viajes apostólicos».

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net