Connect with us

Nacionales

Evaluarán cuánto aprendieron los chicos durante la pandemia

Published

on

08.02 Este miércoles, los estudiantes de sexto grado rendirán la evaluación Aprender que permitirá conocer el impacto del cierre escolar luego de lo que significaron los resultados educativos revelados por la UNESCO durante 2019.

Solo un día después de que se conocieran los resultados de ERCE, la prueba que tomó la UNESCO en 2019 y reflejó una profunda caída en los saberes, la Argentina medirá cuánto aprendieron los chicos durante la pandemia. Hoy miércoles todos los alumnos de sexto grado del país rendirán la evaluación Aprender.

El año pasado, a raíz de la falta de presencialidad en las escuelas, el gobierno nacional y las provincias acordaron suspender la evaluación. Por ende, será la primera prueba que se tome tras el impacto que el cierre escolar significó para los aprendizajes. Los resultados recién estarán a mediados de 2022, pero los propios funcionarios intuyen que serán dramáticos.

Veinticuatro horas antes de Aprender se publicó el informe del Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE), que se tomó antes de la pandemia. La prueba reveló la mayor caída en los desempeños de los chicos argentinos de tercer y sexto grado, que quedaron por debajo del promedio regional en cuatro de las cinco materias evaluadas, cuando solo 15 años atrás lideraban en todas las áreas.

Evaluación Aprender

Hoy, durante todo el miércoles, se rendirá la prueba nacional en las escuelas. A diferencia de ERCE que toma una muestra representativa, Aprender es censal. Es decir, los 770 mil estudiantes de sexto grado de los 23 mil colegios del país deberían responder las preguntas, aunque la cobertura de las evaluaciones suele ser dispar.

La prueba evaluará dos áreas de conocimientos. Por un lado lengua, en la que se mide la comprensión lectora de distintos tipos de textos literarios y no literarios. Según informaron en la cartera educativa, se indagará en tres capacidades cognitivas: interpretar, extraer y reflexionar. Los tipos de textos evaluados serán cuentos breves de autores consagrados y artículos expositivos como, por ejemplo, de divulgación científica.

Por otro lado, también se medirá matemática, en la que suelen estar las mayores deficiencias. Los ejercicios se centran en la resolución de problemas. Se indaga en las capacidades cognitivas requeridas para esa tarea, como reconocimiento de datos y conceptos, resolución de situaciones en contextos intramatemáticos o de la realidad, resolución de operaciones y comunicación matemática. Se toman números y operaciones, geometría, medida, estadística y probabilidad.

Hasta el momento había consenso en que los mayores problemas del sistema educativo radicaban en la secundaria. Las pruebas nacionales respaldaban esa afirmación, con números aceptables para sexto grado y muy flojos para el último año de la educación obligatoria. Pero los resultados de ERCE echaron por tierra esa idea. Ahora resta conocer cuáles serán

Además de los ejercicios, habrá cuestionarios complementarios. La intención es relevar información sociodemográfica de cada una de las escuelas y estudiantes que participan, con el propósito de “identificar los distintos factores de naturaleza estructural y contextual que inciden sobre el aprendizaje”.

El cuestionario para estudiantes permitirá recabar nueva sobre características del hogar al que pertenecen, trayectoria educativa, clima escolar, experiencia pedagógica durante la pandemia, percepciones sobre el tratamiento de temas relativos a educación sexual integral, miradas sobre los aprendizajes en lengua y matemática, entre otros.

Por su parte, el cuestionario para los directores se centrará en su trayectoria profesional, cuestiones vinculadas a las tareas de gestión y a la organización de actividades virtuales y presenciales, condiciones de la escuela en el retorno a la presencialidad, prácticas pedagógicas durante la pandemia, acceso y disponibilidad de tecnología, enseñanza de la ESI y trabajo con estudiantes con discapacidad.

Nacionales

Salud buscará acelerar la campaña de vacunación de cara al inicio de las clases

Published

on

Así lo acordaron los titulares de las distintas carteras sanitarias de todo el país durante una reunión del Consejo Federal de Salud encabezada por la ministra Vizzotti.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, se reunió este viernes con los ministros de Salud provinciales, en el marco de una nueva convocatoria del Consejo Federal de Salud (Cofesa), y fuentes del organismo informaron que «hay consenso para fortalecer la articulación de las áreas de salud y educación también a nivel provincial para acelerar la campaña de vacunación de cara al inicio del ciclo lectivo».
La ministra se reunión de modo virtual con sus pares provinciales con quienes determinó que se «va a trabajar muy fuerte con las áreas técnicas las próximas semanas para definir protocolos de aplicación».
Desde el Ministerio agregaron que están trabajando para emitir un comunicado con el resultado final del encuentro.

Empezar las clases con vacunación completa

Días atrás la Ministra había indicado que este impulso «no sólo apunta a Covid-19 sino a todas las vacunas de Calendario Nacional para evitar que luego de esta pandemia tengamos brotes de algunas de las enfermedades inmunoprevenibles que pudimos eliminar gracias a las vacunas».
A modo de ejemplo, señaló que «estamos viendo brotes de sarampión en algunos países del mundo que nos preocupan mucho; uno de esos países es Brasil, que está muy cerca».
La ministra informó que «las coberturas en general de vacunación de niñas, niños y adolescentes han descendido entre cinco y diez puntos desde que comenzó la pandemia por las actividades extramuros que no se pudieron hacer y las personas que no se acercaron a los vacunatorios», cerró.

Continue Reading

Internacionales

Conflicto en Ucrania: de qué se trata y qué países se enfrentan

Published

on

Ya no se trata de la Guerra Fría. Cada vez se suman más países, los aliados fueron cambiando de bando, y cada uno juega roles diferentes.

No es la Guerra Fría porque entre otras cosas la Rusia actual no es la Unión Soviética, que controlaba bajo su bota la voluntad de la mitad oriental de Europa y media Asia central. Más de 30 años después del final de la Guerra Fría, Moscú sí busca volver a tener una esfera de influencia y en ese juego es esencial la pieza ucraniana. Sin Ucrania su influencia sobre sus vecinos queda muy limitada.
Ucrania es, tras Rusia, el mayor pedazo de la disgregación de la Unión Soviética, uno de los más ricos y desarrollados, pieza clave en la geopolítica del oriente europeo. Y como no es la Guerra Fría los aliados de cada bando cambiaron y su papel es otro.
Nadie espera ver blindados estadounidenses, alemanes o franceses por el Donbass junto a las tropas ucranianas defendiendo a Ucrania de un ataque de tropas rusas que podrían contar con aliados como los kazajos o los kirguises. 2022 no es 1950 ni 1990.
Con esas diferencias en mente sí es cierto que muchos países se posicionan del lado de Ucrania y menos del lado de Rusia. Aunque esos posicionamientos no conlleven una eventual entrada en una guerra entre Rusia y Ucrania, sí podrían apoyar a Kiev con sanciones a Rusia o entregándole armas, como ya hacen los británicos, los bálticos o los polacos.

El lado de Ucrania

Ucrania no es miembro de la OTAN y por lo tanto no recibirá una ayuda militar automáticamente si es atacada por Rusia. Sí está recibiendo armamento de forma limitada y lo lleva haciendo en los últimos años. Sus Fuerzas Armadas no son tan débiles como en 2014 precisamente por esa ayuda. Ese armamento le llega de Estonia, Letonia, Lituania, Reino Unido o Polonia.
Ucrania puede contar con el apoyo político de los 30 Estados miembros de la OTAN, aunque hay diferencias sutiles. El apoyo de Polonia o del Reino Unido es mucho más claro y evidente que el de una Alemania que bloquea que la OTAN como tal le entregue armas a Kiev porque considera que eso es avivar las ascuas del fuego.
El gobierno ucraniano también puede contar con el apoyo de la Unión Europea de dos formas: por las sanciones cada vez más duras que Bruselas va aprobando contra Moscú y porque la Unión Europea ha salido al rescate de Ucrania con préstamos en condiciones que nunca habría obtenido en los mercados financieros a sabiendas de que está por ver que esos préstamos puedan ser devueltos algún día.
Ucrania no está recibiendo apoyo militar directo pero sus vecinos miembros de la OTAN sí. Bulgaria por ejemplo ha visto como Francia prometía este jueves el envío de una flotilla de cazabombarderos y España el de una fragata al Mar Negro. Son medidas de disuasión contra Rusia pero para proteger a Estados miembros de la OTAN, no a Ucrania.
Una forma de ayuda de la que se habla en la OTAN sería la de permitir que tropas rusas se pusieran a salvo en territorio de sus vecinos occidentales, pero el debate no ha ido más allá de algunas conversaciones entre embajadores y ministros y no está oficialmente en ninguna agenda.

El lado de Rusia

Rusia cuenta con apoyo político más retórico que de otra forma de países como sus vecinos Kazajstán, Armenia, Bielorrusia, Tayikistán o Kirguizistán o del otro lado del mundo como Venezuela o Cuba.
Pero en Europa nadie imagina a tropas venezolanas o cubanas combatiendo en suelo ucraniano al lado de tropas rusas. Ese apoyo, lejos de sumar voluntades en organismos como Naciones Unidas, parece tener muy poco peso.

China

China podría ser el principal apoyo económico si Beijing sabe jugar a sostener a Rusia sin romper relaciones comerciales con los europeos y estadounidenses, sus principales clientes.
Putin también tiene algún aliado político en Europa, como Serbia. Y dentro de la Unión Europea el extravagante caso del húngaro Viktor Orban, cuya retórica es pro-Moscú pero cuyas acciones (como aprobar cada semestre que se renueven las sanciones de la Unión Europea a Rusia) no lo parecen tanto. (Clarín)

Continue Reading

Nacionales

Guzmán habló sobre «la etapa crítica» que atraviesan las negociaciones con el FMI

Published

on

En una entrevista al diario francés Le Figaró, el Ministro de Economía reiteró que la Argentina quiere llegar a un acuerdo con el Fondo, aunque reclamó que los plazos de pago sean más flexibles.

Mientras que el Gobierno intenta cerrar un acuerdo a contrarreloj con el Fondo Monetario Internacional (FMI), este viernes el ministro de Economía Martín Guzmán habló con un medio francés y se refirió a la «etapa crítica» en la que se encuentran las negociaciones con el organismo multilateral.
«La diferencia que tenemos con el FMI es la velocidad de consolidación fiscal y las combinaciones entre gastos e ingresos. No queremos penalizar la demanda cuando la economía se está recuperando», argumentó el funcionario en diálogo con el diario Le Figaró, en línea con el discurso que brindó delante de los gobernadores a comienzos de este mes. Para Guzmán, de seguir con la trayectoria pronosticada por el Fondo, se frenaría el crecimiento y «la credibilidad» del programa de apoyo.
En ese contexto, el Ministro apuntó que la Argentina «tiene la oportunidad de continuar su recuperación sin la carga de una deuda insostenible». Si bien resaltó que el Gobierno «quiere llegar a un acuerdo», apuntó sobre la necesidad que tiene el país de contar con un mayor plazo para pagar los US$ 44.000 millones que adeuda.
«El programa stand by de 2018 con el FMI no logró ninguno de sus objetivos: no permitió que la Argentina retomara su crecimiento, no controló la inflación ni protegió a los más vulnerables. Por el contrario, ha agravado la recesión, el desempleo, la pobreza y la inflación», argumentó el funcionario.
Asimismo, el titular de la cartera de Economía hizo hincapié en la reducción del déficit primario en el último año. Ayer se conoció que 2021 cerró con un déficit de 3% del PBI, la mitad de lo que hubo durante el año de la pandemia (6,4%). «La Argentina necesita continuar por este camino, que está sucediendo ahora, en un proceso de consolidación fiscal virtuosa porque eso fortalecerá nuestro crédito y nuestra moneda. Y la Argentina también quiere converger a una situación donde no haya un financiamiento sistemático del Banco Central al Tesoro», afirmó. En diciembre, el financiamiento monetario finalizó en torno de los $ 680.000 millones (1,5% del PBI), un máximo de la historia reciente para ese mes.
En cuanto a la inflación, uno de los temas que seguirá presente este año -los economistas lo ubican por encima del 50%-, el Ministro de Economía aseguró que será su «prioridad, junto con la creación de empleo».
«La inflación tiene múltiples causas, entre ellas un componente monetario, ligado al histórico problema de balanza de pagos de la Argentina. Cuando la economía crece, si las exportaciones no siguen el mismo ritmo, se producen tensiones en la balanza de pagos que provocan una depreciación de la moneda y alimentan la inflación. Segundo factor: la financiación del déficit público. La falta de mercados de capitales domésticos se suma a las presiones inflacionarias. Estamos en el proceso de desarrollar estos mercados, la financiación nacional está progresando significativamente», concluyó. Fuente: La Nación.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net