Connect with us

Guía

Etiqueta de ahorro de energía: qué es y cómo aplicarla para revalorizar tu vivienda

Published

on

Permite conocer el consumo de artefactos eléctricos y a gas de una propiedad. Cuáles son los beneficios de implementarla.

Cada vez son más las personas que se comprometen para generar un impacto positivo en el medio ambiente, que terminará repercutiendo también en el propio bienestar, y en el caso de las viviendas, también en el bolsillo, ahorrando en el consumo. Pero además, a través del etiquetado energético de inmuebles, se pueden potenciar las posibilidades y el valor de una propiedad al intentar venderla o al alquilarla.
Se trata de una herramienta que es relativamente nueva en el país, por lo tanto muchos desconocen de qué se trata, pero a modo de ejemplo podría darle a un potencial comprador de un inmueble una idea previa sobre los gastos en servicios que deberá afrontar mes a mes. Por lo que saber cuánto sale mantener una casa puede ser la diferencia entre adquirirla o no.
Alrededor del 40% de la energía que se consume en Argentina representa a los espacios habitables, como viviendas, comercios, oficinas, espacios de recreación, salud, entre otros y donde el gas natural equivale al 57% y la electricidad, al 35%.
Por este motivo, la mejora de la eficiencia energética de espacios habitables puede ayudar a reducir el consumo de acondicionamiento interior en más del 50%, lo que impactará tanto a nivel individual como a nivel nacional.
¿Qué significa el etiquetado energético de una vivienda?
El etiquetado energético de una propiedad es similar a las etiquetas que conocemos en los electrodomésticos. Es un documento en el que figura la Clase de Eficiencia Energética en una escala que va desde la «A»hasta la «G», que mide la energía (y el consumo)
que se utiliza para calefacción en invierno, refrigeración en verano, agua caliente de uso sanitario e iluminación.
Es decir, se trata del denominado Indice de Prestaciones Energéticas (IPE) que varía para cada región del país. Existen siete clases de eficiencia, identificadas por un código de colores y letras que van desde el verde con la letra A para las propiedades más eficientes, hasta el rojo con la letra G para las menos eficientes.
Un edificio o vivienda es más eficiente energéticamente que otro, si para alcanzar un mismo grado de confort, consume menos energía. La mejor forma de llegar a los máximos niveles de eficiencia energética en una propiedad es a través de la aislación térmica eficiente en las paredes y techos.
¿Cuál es la importancia de calificar las propiedades según su eficiencia energética?
Según explicaron desde el equipo técnico del comité organizador del Primer Congreso Argentino de Etiquetado Energético de Viviendas, a Clarín, esta clasificación es importante ya que está relacionada directamente con el valor de la propiedad.
Cuanto menos consumo de luz y gas tenga, mayor será el valor de la propiedad. Etiquetar un inmueble permite saber cuán eficiente es energéticamente, lo que facilita a los propietarios (o futuros propietarios) tomar decisiones sobre qué tipo de vivienda comprar.
Y si tenemos en cuenta que alrededor del 40% de la energía que se consume en la Argentina representa a los espacios habitables (viviendas, comercios, oficinas, espacios de recreación y salud, entre otros) poder conocer la eficiencia energética de estos espacios permitirá implementar mejoras.
¿Qué tipo de mejoras? La aislación térmica eficiente de techos y paredes, por ejemplo y así reducir el consumo de acondicionamiento interior, como calefacción y refrigeración, en más del 50%.
Esta medida impactaría a nivel individual y a nivel nacional, no sólo en ahorros de facturas domiciliarias sino en el abastecimiento a todo el país, lo que genera una reducción a más de la mitad de las emisiones de CO2, uno de los gases responsables del cambio climático.
¿Cuáles son las modificaciones que hay que hacer para mejorar la eficiencia energética de una propiedad?
La primera medida a tomar para tener una mejor eficiencia energética es mejorar el aislamiento térmico de la vivienda. El 70% de la energía de los hogares se pierde si no están aislados de manera eficiente. Un aislamiento defectuoso o antiguo provocará fugas de calor o frío en las épocas con mayores picos de temperatura.
Otra medida es reemplazar los electrodomésticos por aquellos que sean de bajo consumo de energía. Asimismo, usar de manera eficiente los artefactos de climatización, tanto frío o calor, colocar iluminación LED y complementar con energías renovables.
¿Cuál es la relación costo-beneficio de etiquetar una vivienda y cómo implementarlo?
Lo primero que se debe hacer es contactar un certificador matriculado y habilitado, quien será la persona encargada de relevar el inmueble y recopilar toda la información necesaria para luego solicitar la certificación. A partir de ese diagnóstico, emite la etiqueta que corresponda.
El calificar las propiedades trae muchos beneficios entre los cuales se pueden destacar:

  • Reducción del consumo de energía: conocer las características constructivas y las instalaciones de un edificio permiten localizar los motivos por los que se producen ciertos problemas como humedad, mala aislación, etc. Conociendo estos problemas, se puede eliminar y reducir la demanda de energía.
  • Ahorro económico: al reducir la demanda de energía, el impacto va directamente a las facturas de electricidad.
  • Puesta en valor del mercado inmobiliario: al incluir la etiqueta a la hora de comprar o alquilar se puede comparar entre propiedades más eficientes o menos, y así ponerle un valor a la vivienda que la haga más atractiva.
  • Mayor confort: vivir en una propiedad con calificación A es un gran beneficio, ya que se logran niveles de temperatura acordes para la salud.
  • Cuidado del medio ambiente: al reducir el consumo de energía se reduce el consumo de otros recursos naturales.

Guía

Rebajas inmobiliarias: con qué quitas se negocian
propiedades en diferentes provincias

Published

on

Un recorrido para conocer la actualidad de los mercados más importantes del país. Negociaciones de precio y tipo de productos con mejor y peor desempeño.

El negocio inmobiliario sostiene como regla que «location, location, location» es la clave más importante para el éxito de un proyecto. Pero, a partir de la transformación de paradigmas y hábitos que implicó la pandemia, tanto en la búsqueda de áreas verdes, abiertas y la descentralización urbana impulsada por el home office, lo es aún más. Lo que antes se valoraba de la ubicación y el entorno de los inmuebles, cobró nuevos significados y relevancia.
Si bien la tendencia general de los precios de venta está a la baja en este mercado, se perciben diferencias en el comportamiento de los valores al desglosarlos según el tipo de inmueble y la zona o localidad en la que se ubique.

Precios de inmuebles en Buenos Aires

Fabián Acerbo, presidente del Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios (COFECI) y representante de la Provincia de Buenos Aires (que concentra más de 20 distritos bonaerenses), explica: «Los inmuebles urbanos sufrieron un descenso de precios de 20% a 30% en dólares desde antes de que se inicie la pandemia hasta la actualidad. Los rurales mantuvieron el valor (en moneda extranjera). Mientras que los únicos que se movieron fueron los loteos y los emprendimientos de los suburbios».
En tanto, según los datos revelados por el Monitor Inmobiliario de diciembre, relevamiento realizado por Daniel Bryn, asesor y titular de Bryn Real Estate (en base a los principales indicadores del sector), en la Ciudad de Buenos Aires, el promedio de precios del metro cuadrado acumula 7,5% de baja interanual. «Ya se está en valores anteriores a 2017, con el furor de los créditos UVA», afirma.
Los barrios que más bajaron en los 12 meses anteriores fueron: Agronomía (13%), San Nicolás (10%), Barracas y Colegiales (9% cada uno). En cuanto al estado del inmueble, la rebaja media de los usados es de 8,55% en el año, mientras que las unidades en pozo y a estrenar «amortiguaron la caída que venían teniendo en los últimos meses».
Para Armando Pepe, director de COFECI y expresidente de CUCICBA, institución que reúne a los martilleros de la CABA, «hubo casos donde se han hecho operaciones por menos de un 20-23% del precio solicitado y otros donde se cerró por menos de 6% del valor pedido. Todo depende de la necesidad del vendedor y de la mejor oferta que reciba por parte del comprador. Es decir, la ley de oferta y demanda es la que lo determina».
En particular, al estudiar la segmentación según el tipo de producto, este martillero puntualiza que en el mercado residencial, los departamentos de menor superficie «son los que más están sufriendo el embate» porque eran los que normalmente compraban los inversores para alquilar. Pero que, «con la nefasta ley de alquileres aprobada, los propietarios no se quieren atar a un contrato a tres años, de modo tal que se está en un terreno complicado».
Sobre los valores de los espacios de oficinas, locales, depósitos e industrias, Pepe prevé que «seguirán bajando porque el sector está totalmente paralizado. Solo en el microcentro (porteño), el 60% de las oficinas están vacías, lo que significa que el propietario debe pagar expensas, impuestos, servicios y el mantenimiento. Entonces, cada vez se escucharán precios de cierre más increíbles».
Pero, aunque advierte que los «precios deben ser lógicos y razonables, en tanto y en cuanto la situación económica del país siga igual, la tendencia a la baja continuará. Mientras que no exista un plan económico y la inflación esté desbocada, el dólar siga desencajado y el blue subiendo todos los días, el panorama se complicará más».

Precios de inmuebles en Córdoba

En el mercado inmobiliario cordobés, el inversor y el consumidor final «continúan analizando y observando las medidas económicas para ingresar o salir del negocio; prefieren esperar y considerar la situación, a volcar sus ahorros a los ladrillos», describe Virginia Manzotti, presidente del Colegio Profesional de Inmobiliarios de esa provincia. Allí, según sus estadísticas, los valores cayeron entre 25 y 35%.
Respecto al comportamiento del mercado, la broker sostiene: «La pandemia cambió el rumbo de la inversión. Hoy las oficinas de grandes superficies no son demandadas, se las reconvierte en unidades más pequeñas y con más servicios, mientras que las cocheras no son buscadas como inversión sino por necesidad de uso. Los departamentos de un dormitorio con balcón en edificios con piscina y espacios de encuentros son los más requeridos en las principales ciudades de esta provincia; fueron casi 45.9% del total en diciembre».
Al finalizar, Manzotti aconseja: «Hay que apostar a que las propiedades sean vendidas bien. Siempre habrá un comprador que quiera resguardar los ahorros ya que la adquisición de un inmueble continúa siendo la inversión más segura y que brinda tranquilidad». En tanto, para los que deseen vender en esta coyuntura tan incierta, les recomienda que «tengan la previsibilidad de mantener su capital o mejorarlo porque hay nuevas zonas, oportunidades y tipos de inmuebles que pueden acercarlo a una nueva inversión».

Precios de inmuebles en Mendoza

También en esta provincia la demanda sólo convalidó valores que estuvieron entre 25% y 35% por debajo, apunta Estanislao Puelles Milan, presidente del Colegio Inmobiliario mendocino. Y esto tuvo efectos positivos, aunque incipientes: «Con el sinceramiento de una parte importante de la oferta inmobiliaria, el mercado comenzó a tener un leve repunte en las operaciones de venta durante el último semestre del año, sin embargo no llegó a marcar una recuperación, producto de la incertidumbre y de la volatilidad del dólar», aclara.
Si bien en algunas tipologías de inmuebles se ralentizó la caída de precios, los departamentos, las viviendas y las oficinas ubicadas en el centro y microcentro de la capital mendocina «no parecen encontrar un piso en los valores. Pero -apunta Puelles Milan- se empieza a advertir un aumento significativo de la demanda en puntos alejados de la ciudad, con acceso al verde o con espacios más amplios». Respecto a los locales comerciales de esa provincia, «casi se volvió a los niveles de ocupación que había en la prepandemia».

Precios de inmuebles en Rosario

Según detalla Andrés Gariboldi, que preside el Colegio Inmobiliario de Rosario, provincia de Santa Fe, la situación allí es diferente: «Los precios parecieran encontrar un equilibrio. Existe un amesetamiento de los valores de oferta y, por otra parte, las estadísticas que publicamos junto al Colegio de Escribanos de Rosario, indican que la cantidad de compraventas -medidas en escrituras realizadas- ya está en el nivel de 2019», previo al Covid.
De acuerdo a la percepción de este martillero, en la actualidad el mercado rosarino está conformado «casi en su totalidad» por consumidores finales, mientras que el inversor tradicional está «expectante».
Sobre el tipo de inmuebles que más actividad presentó en los últimos dos años, Gariboldi destaca que «los grandes ganadores» fueron los terrenos en la periferia de Rosario (principalmente en Funes y Roldán) así como las unidades residenciales y de oficinas en algunos barrios de la ciudad, como en Fisherton.

Continue Reading

Guía

Ya hay una empresa de logística que usa vehículos eléctricos

Published

on

Un mini utilitario se detiene un momento en una cuadra del microcentro de la ciudad de Rosario, que por más que sea enero, siempre está congestionado. Apenas cubre, de ancho, 1,40 metro y su conductor se baja, deja un pedido en un quiosco y sigue viaje. Lo llamativo son los carteles de «vehículo eléctrico» que se exhiben tanto en los laterales como en el sector trasero de la caja de carga, que dan cuenta de una de las dos unidades que, actualmente, posee una empresa rosarina para hacer repartos en una de las zonas más complicada de la ciudad en lo que a tránsito se refiere. La iniciativa comenzó en noviembre, a partir de un convenio con una reconocida empresa de cervezas, y aporta beneficios no solo al medio ambiente sino, además, a la descongestión del tránsito vehicular en el microcentro.
La empresa rosarina de logística AYG es la única que realiza repartos bajo esta modalidad en la ciudad. Con dos unidades, cubren los envíos en el microcentro durante el día bajo el esquema logístico de última milla; es decir, para el último tramo que recorre el envío hasta llegar a destino.
La incursión en el reparto con vehículos eléctricos y sustentables llegó de la mano de una propuesta que la cervecería Quilmes le hizo a la empresa rosarina, que no dudó en aceptar. «Cuando nos llamaron, nos sentimos orgullosos. Nos parece muy importante ser parte del cuidado del medio ambiente y, al mismo tiempo, sumarnos a innovar», manifestó a La Capital el gerente de AYG, Juan Pablo Mesanza, a lo que agregó: «Creemos que esto es el principio y que, más adelante, se puede agrandar la flota».

Continue Reading

Guía

Se normaliza la industria del remolque en el país

Published

on

La industria del semirremolque mantuvo su tendencia de producción en alza, mientras que desde el sector advierten que la capacidad instalada es superior a los requerimientos.

Desde 2008 cuando se alcanzó el patentamiento de 14.000 acoplados y semirremolques, este rubro productivo nacional viene bordeando las 10.000 unidades anuales. El cierre de 2021 podrá superar ese nivel, con una capacidad instalada ampliamente superior, con lo cual se puede afirmar que las fábricas argentinas pueden atender con solvencia el incremento que pueda darse.
La Cámara Argentina de Fabricantes de Acoplados y Semirremolques (Cafas) difundió las capacidades del sector «con el fin de que pueda dimensionarse la importancia del rubro si consideramos un patentamiento anual de acoplados y semirremolques en torno de dichos 10.000 vehículos».
La capacidad instalada es de 16.000 vehículos (con la posibilidad de incrementarla frente a una demanda puntual); la capacidad de acero utilizada (para 10.000 Un.) 40.000 toneladas; la cantidad de neumáticos empleados: 120.000; el valor de ventas anuales: U$S 300.000.000; el parque de vehículos de cargas carrozados y remolcados (Est).: 300.000 unidades, y las toneladas de cargas transportadas: 85% del total del país
Destacó Cafas que «el sector nacional fabricante de acoplados y semirremolques invirtió, apostó al país, innovó, y ofreció nuevos vehículos con mayores capacidades, fruto de la versatilidad y capacidad de adaptación de este rubro, absolutamente Pyme, cuya actividad atiende el 95% de la demanda de transporte de carga por carretera y produce totalmente en el país con un 90% de componentes de origen nacional».

Demanda

«Las proyecciones que se hacen desde CAFAS son también alentadores en tanto la «escalabilidad» otorgada a los remolques, así como la habilitación de bitrenes, han de continuar engrosando la demanda el año venidero, de no mediar circunstancias impredecibles», consignó la entidad.
Agregó que «el «boom» de los acoplados de cuatro ejes y la demanda sostenida de vehículos con mayor capacidad de carga que las anteriores 45 toneladas de máximo, son los motores de una demanda seguramente sostenida. El transportista necesita renovar un parque en un 50% obsoleto, y lo ha de hacer con vehículos nuevos con mayor capacidad y consecuente mayor eficiencia. Por todo ello podemos afirmar que el rubro, se está normalizando».
Tras poner el acento en el incremento de la industria automotriz en general demostrado por los datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) y de las ventas de vehículos según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), la Cafas hizo una prospección del comportamiento del sector en 2022.

Un 2022 definitorio

Indicó la Cámara que «desde el Gobierno se anuncia un crecimiento del PBI cercano al 9%, pero el nivel de condicionamientos económicos existentes en la Argentina post pandemia, excede el marco de análisis que pudiéramos hacer desde este medio especializado, ni es tampoco nuestra intención hacerlo».
«Simplemente nos importa destacar las fortalezas de un sector plenamente nacional, federal, de mano de obra intensiva, usuario de componentes también nacionales, Pyme, innovador y eficiente, que se viene preparando para crecer y dar empleo, aspecto que es dable resaltar. Hay empresas que en 2021 han incrementado fuertemente su plantilla laboral apostando a esta «normalidad» que parece vislumbrarse y confirmarse», concluyó la Cafas.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net