Connect with us

Deportes

El número uno

Published

on

En plena temporada con el Atlético San Luis de México, país al que regresó tras su exitoso paso por el Burgos de España, el extraordinario arquero formado en Atlético de Rafaela analiza su presente futbolístico y personal, desanda el pasado e imagina el futuro.

Por Oscar Martínez. La imagen tomada desde el aire muestra el maravilloso edificio construido a finales del siglo XIX para ser la penitenciaría del estado de San Luis de Potosí durante la dictadura del general Porfirio Díaz. Como tal funcionó por 100 años hasta que en 2004 se transformó en Centro de las Artes. Luego la cámara viaja y se mete por la arcada principal mientras suena una música de película de suspenso digna de Hollywood. Con cada golpe sonoro cambia la imagen y el video hace presentir que algo va a ocurrir. Entonces se enfoca la torre central que se parece a un faro marítimo y el cartel con letras negras sobre fondo blanco en el que se lee «El ojo que todo lo ve». De pronto, la cámara muestra al hombre de gesto serio y firme parado en la cima, apoyado a la baranda. Tiene puesta la camiseta azul con el escudo del Atlético San Luis. La frase final reza «Bienvenido Marcelo Barovero» mientras la música lentamente se va. Y el cierre del video permite leer un orgulloso «El será nuestro guardián en el arco» de parte de los hinchas del equipo mexicano.
Marcelo es uno de los futbolistas argentinos que mayor reconocimiento ha ganado en el fútbol azteca. Algo que también ha ocurrido en Huracán, Vélez, Necaxa, Monterrey y Burgos, los equipos en los que jugó. Y en nuestro Atlético y en River, sitios donde además goza de idolatría. El arquero se vincula a un cierto grado de madurez. El que ataja es porque ha vivido. Aunque sea un poquito. Y vivir es tener conciencia de la realidad, trascender el juego y asumir que se puede perder: el arquero apuesta siempre y no tiene empate. Y debe saber manejar las culpas. Marcelo lo ha hecho sistemáticamente en todos estos años que lo han llevado a ser un futbolista indiscutido en un deporte donde todo se discute. Pero, fundamentalmente, se ha convertido en un ganador.
«Estoy muy bien, feliz por esta nueva oportunidad, sumando experiencias en mi carrera deportiva y también en lo personal. Y muy esperanzado ahora que el mundo empieza a salir lentamente de la pesadilla que nos tocó sufrir. Nuevamente en México y esperando por ver en poco tiempo a mi familia de Argentina», dice el hombre que nació hace treinta y siete años, el 18 de febrero de 1984, en Porteña, Córdoba, pero que llegó a Rafaela antes de cumplir los quince años para formarse en las inferiores de Atlético.
-Marcelo, mencionaste la pandemia, ¿Cómo ha sido para vos vivir este tiempo?
-«En el comienzo estaba en Monterrey y todo fue incertidumbre, y también miedo por la familia que estaba conmigo y por la que estaba lejos. Cuando volvimos a entrenar, lo hacíamos con una pelota cada uno y la limpiábamos a cada rato, los controles y las precauciones nos parecían extremas. Y cuando veíamos lo que pasaba con la gente en las calles, los que tenían que seguir trabajando, era todo muy conmovedor. Tuve la suerte que poco después nos fuimos a vivir a España, y allá la situación ya estaba adelantada, por usar un término, a lo que pasaba en América, era más cercano a lo que conocemos como normalidad. Pero igualmente durante este tiempo debimos cumplir siempre con una serie de controles y tener mucho cuidado. De a poco todo parece volver a ser lo de antes, eso nos da mucha ilusión».
-Venías de dos muy buenas temporadas en Necaxa y de ser campeón luego con Monterrey, ¿Por qué decidiste ir a jugar a España?
-«Se terminó mi contrato y el club decidió no renovarlo. Entonces analizamos en familia todas las posibilidades que tenía, y nos pareció que ir a Burgos era lo mejor. No en lo deportivo, pero si en todo lo demás, porque era jugar en Europa, conocer otro país, y estar más tranquilos con lo que se vivía por la pandemia. Una parte fue muy buena y la otra, lamentablemente, fue mala».
-La buena fue la familiar y personal, y la mala la deportiva, ¿es así?
-«Fue muy lindo en lo familiar, conocimos mucho, los chicos pudieron cumplir en el colegio el año entero de manera presencial, la ciudad es muy linda, vivimos en un país muy organizado donde sentís que están en el primer mundo, aunque sufrimos mucho el frío. En lo deportivo pudimos ascender de categoría, algo que el club hacía dos décadas que no conseguía, y Burgos, que es grande y futbolera, pareció revivir. Pero los malos manejos administrativos nos complicaron durante todo el año. Además, una de las razones por las que decidí firmar con Burgos fue que conozco a quienes eran los dueños, pero ellos se fueron y todo pareció desmoronarse. Tenía un año más de contrato y querían que siga, pero ya habíamos tomado la decisión antes del final del torneo».
-¿Por qué elegiste volver a México?
-«Primero porque aquí vivimos cuatro años muy buenos, nos sentimos cómodos en este país, nos gusta el clima, la educación, como se vive el día a día, y en lo deportivo la Liga es muy ordenada y los clubes están muy organizados, son serios, y tratan al futbolista como a un verdadero profesional. Así que cuando apareció la posibilidad la tomamos con alegría».
-Se da una situación extraordinaria, porque se fue Axel Werner de San Luis para jugar en España y llegás vos al club. Ambos formados en Atlético Rafaela. Es toda una señal.
-«Sí, compartimos con Axel alguna cena y reuniones de amigos mientras él preparaba su mudanza, por supuesto que hablamos mucho de fútbol en general y de Atlético en particular. Fue muy lindo y me puso feliz que tenga esta oportunidad en Elche».
-¿Qué club y qué fútbol encontraste en San Luis?
-«El club venía de una temporada donde no le fue bien y se produjeron muchos cambios. La dirigencia y el cuerpo técnico son nuevos y llegamos veinte jugadores, o sea que fue todo un golpe que siempre necesita de un tiempo para que se puede funcionar de la mejor manera. Sin embargo el fútbol no da tiempo, y entonces creo que con todas estas circunstancias estamos haciendo una buena campaña, con el equipo jugando cada vez mejor y en un sitio expectante de la tabla. Tengo la confianza de que en algunos meses más vamos a pelear arriba».
-Las ofertas para volver al fútbol argentino aparecieron apenas se supo que decidías dejar Burgos, ¿las contemplaste?
-«No, por distintas cosas. Pero como dije antes, decidimos volver a México en cuanto apareció la oferta de San Luis».
-Queda claro que México los atrapó, ¿analizan en familia la posibilidad de quedarse a vivir aquí tras el fútbol?
-«Hace un tiempo que venimos hablando en familia sobre lo que haremos cuando mi carrera finalice. Tengo 37 años y los chicos están creciendo, mi hijo mayor ya tiene quince años. Pero el fútbol da sorpresas permanentemente y entonces no damos nada por sentado aún. Aunque en poco tiempo seguramente vamos a decidir qué haremos».
-Tus hijos vivieron una etapa muy importante de su crecimiento en este país, como crees que se sienten, ¿argentinos o mejicanos?
-«Es una pregunta para ellos más que para mí. Es cierto que han vivido aquí una etapa clave y vamos a escucharlos cuando llegue el momento. Mi familia ha sido fundamental en mi carrera, me han respaldado siempre y han sufrido el desarraigo por el fútbol. Así que es lógico que en adelante sean ellos quienes tengan más fuerza a la hora de decidir cómo será el futuro».

-El desarraigo, ¿es lo peor del fútbol?
-«Es parte de ésto, nunca me podría quejar de fútbol, porque me ha dado todo y nos ha permitido como familia crecer de un modo especial. Estoy feliz de lo que me ha tocado en suerte».
-Estamos hablando como si te estuvieras por retirar, ¿te quedan ganas de seguir jugando?
-«Sí, me gusta entrenar, y estoy más feliz jugando hoy que hace algunos años. Me pasó que entre los 26 y pasados los treinta me pesaba, seguramente porque eran muchos años ligados al fútbol. Y cuando empecé a tomar conciencia de que mi carrera entraba en su etapa final, fui disfrutando de cada momento mucho más que antes. Y ahora que volvió el público a los estadios todo se potencia. Mientras mantenga estas ganas, me sienta bien físicamente y aparezcan clubes que quieran contratarme, seguiré».
-¿Seguís viendo a River y Atlético?
-«Sí, siempre. Lo de River en más sencillo, pero a Atlético lo vi mucho en el tiempo que estuve en España. Además sigo los diarios, leo y veo todo lo que puedo. Es muy especial para mi»

Basquet

Libertad debutó ganando en la Liga Argentina

Published

on

08.54 Por la segunda categoría del básquet nacional, los sunchalenses superaron a Echagüe de Paraná por 77 a 60. Mañana recibirá a Colón de Santa Fe.

Con un juego muy dinámico, Libertad superó a Echague de Paraná por 77 – 60. Fue en el debut de la Conferencia Norte de la Liga Argentina de básquet 2021/22. En los de Sebastián Porta se destacaron Bernardo Barrera, con 16 unidades, Enzo Rupcic, con 15 y 10 rebotes, y Nico Quiroga, que con sus once puntos finales le bajó el martillo al partido.

El primero en sacar una pequeña diferencia en el partido fue Libertad. Con un triple de Enzo Rupcic, los Tigres se pusieron 16 – 9 y obligaron a pedir minuto al técnico Oscar Bonell. En ese tramo, Bernardo Barrera mostró sus credenciales al anotar 5 puntos y ser lo más claro en ofensiva. En defensa, con una continua rotación del plantel, Libertad se mostró intenso durante toda la noche y le generó 18 pérdidas a la visita.

Los entrerrianos, tras irse abajo en el primer segmento por 21 – 15, se recuperaron en el segundo cuarto para achicar a dos (36 – 34) la distancia en el marcador al cabo del primer tiempo. En esa reacción visitante fue clave la aparición de Rodrigo Riquelme con 7 puntos para colaborar con los aportes de Stival y Rosso.

En el segundo tiempo, la visita buscó sorprender e implementó en casi todos los pasajes una defensa zonal y una presión alta constante. Pese a eso, y a algunas pérdidas ocasionadas por esta decisión de Oscar Bonell, Libertad logró mantenerse al frente con un muy buen pasaje en la zona pintada de Nicolás Gimenez. El oriundo de Olavarría anotó ocho de sus diez puntos del juego en ese tramo.

Y cuando el partido iba camino a un cierre cerrado apareció Nico Quiroga. El jugador de la cantera aurinegra se despachó con 11 unidades para sentenciar el encuentro. Un doble final de Barrera tocó la máxima de 17 puntos para decretar el 77 – 60 del final. El próximo domingo, a las 20:00, Libertad volverá a ser local ante Colón de Santa Fe. (Prensa Libertad)

Continue Reading

Basquet

En el básquet local, ganaron Ben Hur y Unión

Published

on

08.53 Por la tercera fecha del Torneo Oficial, la BH venció a 9 de Julio y es el único líder. Por su parte, los sunchalenses superaron a Independiente.

En la noche del viernes se jugaron dos encuentros de la tercera fecha del Torneo Oficial de Primera División de la Asociación Rafaelina de Básquet. En El Coliseo del Sur, Sportivo Ben Hur mantuvo su invicto al superar a 9 de Julio por 93 a 74, mientras que Unión de Sunchales le ganó como visitante a Independiente por 85 a 64.

De esta manera, la BH quedó como único líder del torneo con tres victorias, mientras que el Bicho Verde cosechó su segundo triunfo al hilo y el CAI sigue sin poder ganar luego de haber finalizado tercero en el Súper 4 del Torneo Preparatorio.

Ben Hur 93 – 9 de Julio 74

Estadio: El Coliseo del Sur.
Arbitros: Mario Buffa y Maximiliano Merlo.
Parciales: 25-14 / 44-30 y 74-47.

Ben Hur: Santiago Caligaris 28, Francisco Serrano 5, Lautaro Marconetto 20, Facundo Chiabotto 7 y Pablo Ferrario 6 (fi). Darío Burkett 0, Federico Serrano 13, Lucas Vaillard 2, Gallo 4, Cáceres 4, Pedro Porchietto 2 y Santino Manassero 2. DT: Andrés Mandrille.
9 de Julio: Francisco Hessel 10, Santiago Marconetti 8, Bernasconi 7, Agustín Chiavassa 3 y Pablo Grosso 22 (fi). Facundo Rojas 6, Valentino Imhoff 2, Tomás Oggero 12 y Dominguez 4. DT: Jorge Chiabotto.

Independiente 64 – Unión 85

Estadio: Carlos Colucci.
Arbitros: Gonzalo Ponce y Matías Walter.
Parciales: 12-20 / 29-36 y 46-55.

Independiente: Lorenzo Turco 3; Facundo Trinchieri 9; Gian Storani 3, Sebastián Zenklusen 6 y Bruno Fagnola 1 (fi). Ignacio Zaffetti 16, Lucas Corrado 4, Lautaro Kuhn 5, Augusto Vegetti 10, Andrés Franco 7 y Sebastián Ruatta 0. DT: Walter Storani.
Unión: Matías Borda Bossana 14, Juan Cipollatti 17, Francisco Villa 2, Máximo Blangini 0 y Facundo Marcos 8 (fi). Juan Zurvera 0, Tomás Lattanzi 8, Nicolás Zurvera 6, Ramiro Rojo 0, Matías Loro 7 y Joaquín Gariboldi 23. DT: Rodrigo Juárez.

Las posiciones

Ben Hur 6 puntos; Atlético, Quilmes y Unión 5; 9 de Julio 4; Libertad e Independiente 3 y Peñarol 2.

Se cierra el martes

La tercera del Oficial se completará el martes desde las 21,30 con Peñarol recibiendo a Libertad de Sunchales.

Continue Reading

Atlético

Atlético perdió sin atenuantes ante el líder Barracas Central

Published

on

El equipo de Walter Otta no jugó bien, cayó 2 a 0 frente al puntero de la Zona «B» en barrio Alberdi y sumó su segunda derrota al hilo. Mauro Albertengo cumplió con la ley del ex en el primer tiempo y Dylan Glaby liquidó el pleito sobre el final de la etapa complementaria.

Pablo González – En la noche de ayer y ante un buen marco de público en el estadio «Nuevo Monumental», Atlético cayó por 1 a 0 ante Barracas Central, en uno de los encuentros correspondientes a la 30ª fecha de la Zona «B» de la Primera Nacional. Los goles del partido fueron anotados por Mauro Albertengo y Dylan Glaby, uno en cada mitad. Con este resultado la Crema acumula dos caídas consecutivas y se hunde en lo más bajo de la tabla de posiciones.

El primer tiempo

Los minutos iniciales transcurrieron sin que haya un claro dominador en el terreno de juego ya que la posesión del esférico se repartía entre ambos equipos. A los 10′, la visita tuvo una buena chance para abrir el marcador con un derechazo de Mauro Albertengo que no tuvo la fuerza ni la dirección necesaria para vulnerar a Agustín Grinovero, quien desactivó el tiro abajo sin inconvenientes. Luego, el dueño de casa avisó con un remate de media distancia de Ayrton Portillo que salió desviado. Al minuto siguiente, el que probó al arco fue Claudio Bieler con un disparo desde la media luna que rozó el poste izquierdo de Maximiliano Gagliardo.

Lautaro Parisi, de flojo partido, intenta escapar a la marca rival. // Fotos: D. Camusso

Posteriormente, a los 16′, el elenco de Rodolfo De Paoli tuvo un tiro libre de peligro ejecutado por Iván Tapia que se fue por encima del horizontal. Sin hacer grandes méritos, a los 20′, Barracas Central inauguró el marcador con un centro desde la izquierda que Dylan Glaby recibió sin marca dentro del área y rebotó para Albertengo, quien mandó la pelota al fondo de la red sin oposición de la defensa de la Crema.
Con la desventaja en el resultado, Atlético trató de adueñarse de la iniciativa, pero careció de lucidez en sus futbolistas creativos y de precisión en los metros finales. Lo más claro fue a los 26′ con un zurdazo de Matías Valdivia que Gagliardo tapó estupendamente. Durante el tiempo restante de la primera mitad no hubo situaciones para destacar. El trámite fue parejo y por momentos estuvo caldeado con el arquero visitante como consecuencia a sus permanentes demoras.
De esta manera, Barracas Central se retiró al descanso ganando por la mínima diferencia, aunque quizás lo más justo hubiese sido un empate, teniendo en cuenta la gran paridad que mostraron los dos equipos en el desarrollo del cotejo.

Atlético tuvo en los pies de Funes el 1 a 1 en el inicio del complemento.

El complemento

La segunda mitad comenzó sin variantes de nombres en las formaciones. Desde el arranque, el Celeste se paró en el campo contrario para buscar la igualdad. A los 7′, el conjunto de Otta construyó una situación clarísima: Lautaro Parisi habilitó magistralmente a Guillermo Funes, quien no pudo esquinar su definición y falló el mano a mano frente a Gagliardo. Más tarde, a los 14′, lo tuvo Bieler con un tiro libre frontal al arco, pero su disparo no fue certero y salió por arriba del travesaño.
Alrededor de los 27′, Walter Otta realizó las dos primeras modificaciones y mandó a la cancha a Alex Luna por Parisi y a Bautista Tomatis por Portillo. La postura de la Crema siguió siendo la misma, con una cara netamente ofensiva, mientras que su rival apeló a todo tipo de artilugios (sobre todo haciendo tiempo con su arquero) para dejar que avancen las agujas del reloj con tal de alejar el peligro de su área. Los cambios del Celeste no fueron efectivos (más tarde ingresó Franco Jominy por Funes) y prevaleció la táctica de los visitantes.

Barracas Central festejó quedar como único líder.

Sin ideas y con una imagen opaca, Atlético no consiguió inquietar al elenco de la provincia de Buenos Aires y el tiempo se fue consumiendo paulatinamente. La única aproximación de los de barrio Alberdi fue a los 37′ cuando Facundo Soloa capturó un rebote y sacó un disparo de primera desde la altura de la media luna que Gagliardo contuvo sin problemas. Sobre el final, a los 48′, los visitantes sentenciaron la historia con un gol insólito ya que en una pelota parada Glaby estuvo más atento que los cinco defensores cremosos en un rebote de Grinovero y puso el 2 a 0 con un buen cabezazo.
Finalmente, sonó el pitazo final de Pablo Dóvalo y se selló la caída de Atlético contra Barracas Central por 2 a 0. Nuevamente, la Crema tuvo un pálido rendimiento colectivo (apático en ataque y endeble en defensa) y volvió a ceder los tres puntos en condición de local, en esta ocasión ante el único líder de la zona.
En la próxima fecha, el equipo de Otta se medirá el viernes que viene a partir de las 21.10 horas ante Independiente Rivadavia en Mendoza, sin ningún objetivo en el horizonte más que terminar de una manera aceptable esta paupérrima campaña.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net