Connect with us

Mutualismo

El INAES presente en Expo Cannabis

Published

on

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social participó del evento que se llevó a cabo del 15 al 17 de octubre en el Predio Ferial La Rural.

El INAES participó de la segunda edición de Expo Cannabis, un evento que se llevó a cabo del 15 al 17 de octubre en el Predio Ferial La Rural y al que, con protocolos y recirculación de público, asistieron más de 50 mil personas.
El Instituto contó con un stand donde se brindó información sobre el cooperativismo, el mutualismo y las potencialidades que se busca que la economía social tenga en el desarrollo de esta nueva industria.
En ese marco, se dio cuenta del «Relevamiento Federal de Producción de Cannabis y Cáñamo» que el Instituto viene llevando a cabo, de cara a visibilizar el estado actual del desarrollo productivo de las organizaciones de la sociedad civil y pequeños productores.
El evento contó además con 80 conferencias a cargo de más de 120 disertantes en dos escenarios simultáneos que colmaron sus salones y en los que se desarrollaron temas medicinales, legales y talleres de cultivo, entre otros.
En este marco, el viernes 15 de octubre, Jonathan Thea, jefe de Gabinete del INAES, disertó en el marco del evento de negocios Expo Cannabis B2B, en relación a las «Cooperativas de producción y provisión de servicios de cannabis en Argentina».
Thea describió el trabajo que está desarrollando el Instituto junto a organizaciones cannabicultoras para crear un marco regulatorio igualitario y federal para que, una vez que se apruebe el proyecto de Ley que ya cuenta con media sanción del Senado, puedan conformarse cooperativas con un objeto específico vinculado a la producción y servicios relativos al cannabis medicinal y al cáñamo industria.
«Las cooperativas y mutuales son un modo posible de organizar la producción y el trabajo. Tenemos como objetivos crear un objeto social específico y un fondo para créditos por fuera del sector bancario para las cooperativas, que va a servir para presentar propuestas y desarrollarse en la industria del cannabis», dijo.
Al término de dicha jornada, el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se comprometió a hacer «todo para que la industria del cannabis nazca», agregando que se trata de «una oportunidad que podría generar en un plazo relativamente breve cerca de 10 mil puestos nuevos de trabajo, uno 500 millones de dólares de producción y 50 millones en exportaciones».
Por su parte, el sábado 16 y ya para el público general, el presidente del INAES, Alexandre Roig, compartió un panel sobre «Cooperativas de Semillas», junto a Gabriel Giménez, director de Articulación Federal del Instituto Nacional de Semillas. «La producción de cáñamo industrial y cannabis de uso medicinal es una nueva industria y es importante la heterogeneidad de actores. Para los productores el cooperativismo es su lugar más natural», alegó Roig.
De recorrido junto a las organizaciones presentes -CRIACANN, Mamá Cultiva, entre otras- el presidente del Instituto se refirió al debate público en torno al universo cannábico: «Este es un fenómeno social que no tiene vuelta atrás. Como todo fenómeno que se inicia desde las bases, desde el pueblo, se instalan y no se pueden parar, y para ello el Estado debe hacerse presente».

Mutualismo

CAM participó del Seminario sobre «Mutualismo y Juventud»

Published

on

La Confederación Argentina de Mutualidades (CAM) estuvo presente en el evento organizado por la Asociación Internacional de Mutualidad. «La realización de estos espacios es clave, dado que los sectores juveniles oxigenan los ámbitos laborales, sociales y políticos», declaró Carlos Monzón, a cargo de la Subsecretaría de Jóvenes de la entidad.
La Confederación Argentina de Mutualidades (CAM) participó ayer del Seminario «Mutualismo y Juventud», organizado por la Asociación Internacional de Mutualidad (AIM), que tenía por propósito compartir, entre los integrantes del sector, las experiencias juveniles que lo integran.
En diálogo con ANSOL, Carlos Monzón, a cargo de la Subsecretaría de Jóvenes de CAM, destacó la potencialidad de la participación juvenil en el mundo mutualista: «Como dijo Alejandro Russo, hay una mirada de sostenibilidad del sector en la inclusión de los jóvenes al mutualismo. La juventud no sólo actúa como agente de cambio y de innovación sino también como un elemento que permite la sostenibilidad en el tiempo del sector en el proceso de integración en la Economía Social y Solidaria a nivel nacional, regional e intercontinental».
Además, Monzón reconoció la importancia de la generación de estos eventos y el impacto juvenil en la producción mutualista: «La realización de estos espacios en que el sector juvenil se enlaza con el mutualismo es clave, dado que los sectores juveniles también oxigenan, por momentos, los ámbitos laborales, sociales y políticos.
En el seminario, se han desarrollado las estadísticas de participación, el grado de compromiso con el sector y la innovación en ideas y en modalidad de trabajo que no solamente buscan integrar y sumar nuevos jóvenes sino que también buscan poder realizar acciones tendientes al mayor valor que tiene el mutualismo que es la solidaridad, mantener eso, sostenerlo en el tiempo y potenciarlo».

Segundo Directorio Alterno, en Santa Fe

La semana anterior, el INAES desarrolló en la ciudad de San Jorge, Santa Fe, su segunda reunión de directorio alterno. La entidad anfitriona fue el Club Atlético San Jorge Mutual y Social, donde además se llevó a cabo un encuentro con representantes mutualistas de la Provincia.
Los miembros del Directorio recorrieron las instalaciones del Club San Jorge que cuenta con un predio de más de 140 hectáreas para la práctica de actividades deportivas, sociales y culturales para sus 30.000 asociados, siendo 9.000 de la propia localidad de 24.000 habitantes. La entidad emplea a 230 personas, casi el 1% de la población.
En el Club también se desarrolló la reunión de Directorio. Guillermo Tavernier, Director provincial de Economía social, Emprendedurismo y Agricultura Familiar de Santa Fe quien mostró el trabajo ante los funcionarios del INAES y dirigentes de mutuales.

Continue Reading

Mutualismo

Roig: «Con SifHacer vamos a hacer una de las redes de crédito más grandes del país»

Published

on

INAES presentó el nuevo fondo financiero para la promoción de créditos no bancarios para cooperativas y PyMes. Tendrá casi 3.500 sucursales en todo el país y buscará romper los límites del sistema bancario.

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) puso en marcha el fondo fiduciario SifHacer que invertirá cerca de 10.000 millones de pesos para potenciar la producción asociativa a través del acceso al crédito.
El nuevo sistema financiero utilizará la red de casi 3.500 mutuales y cooperativas de crédito de todo el país para llegar a todo el sector.
«Lo importante es que el fondo estará constituido por aportes del sector y del Estado como sistema de garantía y como sistema de subsidio de tasas para el crédito», sostuvo Alexandre Roig, titular de INAES, en diálogo con ANSOL.
Implicará la conformación de una Superintendencia de Cooperativas y Mutuales destinada a constituir un circuito de información sobre el sistema solidario, fortalecer las políticas públicas en relación al lavado de activos y a su vez, desarrollar las matrices de riesgos y análisis crediticio propias al sector. «Hay apenas un 16% del PBI en créditos. Existe una demanda muy grande de crédito y vamos a crear un sistema adaptado a la producción con una nueva matriz de riesgos», detalló Alexandre Roig, presidente de INAES.
Además, contará con tres herramientas de fondeo: el Fondo Fiduciario gestionado entre el Estado y el sector; una propuesta en conjunto con la CNV y el Banco de Valores, y un tercer sistema a través de las universidades como agencias de evaluación de créditos. En relación al acceso al crédito, el primer paso será el registro de cooperativas y mutuales como entidades evaluadoras de proyectos y administradoras del crédito local.

Garantizar el crecimiento productivo

Por otra parte, Roig comentó acerca de la situación del país frente a la falta de acceso a créditos para la producción: «Hay apenas un 16 por ciento del PBI en créditos, una gran parte no está orientado a la producción, hay una demanda muy grande y los sujetos bancarios dan reglas que no se adaptan a la realidad del productor, por eso creamos una herramienta fundamental: un sistema adaptado a la realidad productiva».
Para acceder al sistema de crédito, cada unidad productiva deberá acercarse a la cooperativa o mutual más cercana, y así pasar a la primera etapa de análisis crediticio por las entidades del sector y luego ser evaluada por el análisis del fondeo.
De esta manera, tanto las entidades de la economía social y popular como todos aquellos productores que no poseen acceso al crédito bancario podrán ser partícipes del fondo: «Lo importante es que ahora pueden ser sujetos de crédito con la nueva matriz de riesgos», concluyó. (Fuente Ansol)

Continue Reading

Especiales

El Inaes frente a los desafíos de la pospandemia doble

Published

on

En una conversación con Conclusión, el vocal del directorio por el Estado Nacional, Nahum Mirad, analizó los procesos que debe encarar el Inaes en el futuro cercano para revertir la tendencia de los años anteriores y asentar los vínculos asociativos que surgieron como canal de respuesta indispensable durante la crisis del Coronavirus.

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) tiene por delante profundos desafíos en el camino de salida de la doble pandemia. Desde el organismo dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, sostienen que al impacto de la emergencia sanitaria sobre toda la actividad económica hay que sumarle el proceso de desmovilización que acarreaba de la gestión macrista. En una conversación con Conclusión, el vocal del directorio por el Estado Nacional, Nahum Mirad, analizó los procesos que debe encarar el Inaes en el futuro cercano para revertir la tendencia de los años anteriores y asentar los vínculos asociativos que surgieron como canal indispensable durante la crisis del coronavirus.
El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social es el organismo nacional que se encarga de registrar, promover y monitorear el funcionamiento de cooperativas y mutuales. En la actualidad tiene un directorio conformado por siete integrantes: dos representantes del mutualismo; dos del cooperativismo; y tres del Estado Nacional (dentro de los que se cuenta a Alexandre Roig, a cargo de la presidencia). Mirad es uno de estos últimos.
En diálogo con Conclusión, el vocal del directorio señaló como primera novedad, a partir del cambio de gestión, el paso del Inaes del Ministerio de Desarrollo Social al de Desarrollo Productivo, que actualmente conduce Matías Kulfas. Este cambio de perspectiva apuntó a acentuar la integración de las cooperativas y mutuales a las actividades productivas en general, pero la llegada de la pandemia retrasó el proceso y cambió la lógica inicial. Las intenciones de expansión mutaron para priorizar el sostenimiento del acceso a políticas públicas acordes a la coyuntura. «Nos tuvimos que enfocar en mejorar la accesibilidad al Estado a partir de trámites a distancias y electrónicos. Los trabajadores del Instituto pasaron a asumir tareas de teletrabajo, que es una situación laboral que no estaba preparada en el organismo», contó Mirad.
La emergencia sanitaria no fue el único escollo. Al llegar al Instituto, el nuevo directorio  encontró en marcha un proceso de desfinanciamiento y desmovilización ejecutado por la gestión anterior, que incluía cierre de matrículas a cooperativas y mutuales, sobre todo de cooperativas de trabajo.
Sobre ésto, el vocal del directorio explicó que «el Inaes se nutre del aporte que hacen las organizaciones cooperativas y mutuales y otros aportes que hace el Estado nacional», pero «el componente del Estado Nacional en ese entonces fue casi nulo, tendió a cero». De hecho, «en el último presupuesto de la última gestión precisamente se preveía aportes cero. Es decir, una política de abandono de un sector tan importante, que reúne nada más y nada menos que 28 millones de personas en nuestro país entre personas asociadas a cooperativas y mutuales».
A todo ésto debe sumarse que en septiembre de 2020 falleció Mario Cafiero, quien estaba al frente de la presidencia del Inaes. Fue entonces que asumió Alexandre Roig. Frente a ese escenario de desafíos múltiples es que se decidió avanzar en revertir la tendencia de desmovilización: salir a la calle; empezar a trabajar con las organizaciones; pelear por un mayor presupuesto para el Instituto; atender demandas; y facilitar trámites en cuanto a la constitución de cooperativas. Además -dijo Mirad- fue puesta sobre la mesa la necesidad de contar con herramientas para generar financiamiento productivo, enfocado en «actividades clave que permiten generar más puestos de trabajo o sostenerlos».

Nahum Mirad, vocal del directorio de Inaes.

Actividad clave 

Al ser consultado por cuáles son las actividades identificadas como centrales en este proceso de movilización del instituto en un contexto de reactivación paulatina, el vocal del directorio apuntó que tienen que ver con la economía verde; recuperado y reciclado; y las economías vinculadas al cuidado.
En el Inaes, además, se creó una unidad que llamada Campo abierto, que busca que quienes producen alimentos estén articulados de la manera más directa posible con los consumidores organizados. De esta manera, el objetivo es acercar la organización del consumo a aquellos productores locales y regionales.
«Actividades que atienden puntos esenciales como el acceso a la alimentación, a los cuidados y a los servicios públicos, pero que además, posibiliten generar nuevos puestos de trabajo y sostenerlos. El Inaes se centró, desde su lógica vinculada al desarrollo productivo, en este tipo de ejes», relató Mirad.
El cooperativismo y el mutualismo tienen como valor fundante la solidaridad y la acción colectiva. La llegada de la pandemia trajo la disposición sanitaria denominada ‘distanciamiento social’, una medida central para generar una disminución de los contagios en el marco de la emergencia sanitaria, pero un condicionamiento para la vinculación ciudadana. La reconstrucción plena de ese puente, que ya venía en proceso de deterioro previo al Coronavirus, es uno de los desafíos que tiene por delante el Instituto.
«Culturalmente, las formas que tenemos aprendidas, y aparecen con los momentos de crisis, tienen que ver con la solidaridad. Uno ve determinadas experiencias que se fueron dando en estos dos años, de verdad muy complejos desde el punto de vista de la actividad productiva, donde aquellas regiones u organizaciones que fortalecieron su estrategia solidaria tuvieron más capacidad de dar respuesta. Es el caso de las proveedurías mutuales y las asistencias a domicilio que se prestaron desde estos sectores», detalló el vocal del directorio del Inaes.
«Al pasar la pandemia, tenemos que lograr que estas prácticas de cooperación hayan llegado para quedarse. Son las mejores posibles, aún en situaciones en las que no se atraviese una crisis», alentó.
Entre las iniciativas puntuales que buscan ejecutar en el corto plazo, y para lo que necesitarán un fuerte trabajo interministerial dentro del propio Gobierno, está el impulso de un monotributo inclusivo para reconstruir la relación fiscal; la ampliación al acceso al crédito desde el cooperativismo y mutualismo para reconstruir la relación financiera; y el fomento de la compra estatal para las cooperativas para reconstruir la relación comercial.

Territorio y expansión

Las cooperativas y mutuales suelen tener una arraigo territorial fuerte, pero su potencialidad de influencia trasciende el nicho geográfico en el que están asentadas. Las posibilidades de una inserción mayor en la economía en general están entre los desafíos a asumir por esta gestión del Inaes. Sunchales es la capital del Cooperativismo y Rosario es la capital del Mutualismo nacional. Santa Fe es territorio madre de organizaciones solidarias y tiene la mayor cantidad de vínculos asociativos del país.
Según los números aportados, hay en el país aproximadamente 16.000 organizaciones, entre mutuales y cooperativas, y 28 millones de personas que están vinculadas a ellas de una u otra manera. Esto se da en casi el 95 por ciento de las localidades del país, exponiendo una considerable extensión. «Hay presencia territorial, diversidad y arraigo, pero este sector no representa, desde el punto de vista de su capacidad de incidir en políticas públicas y en la consideración general de nuestra población, lo que representa desde la perspectiva de las economías regionales, la capacidad de generar servicios y respuestas ante las distintas crisis», detalló Mirad.
El representante del Estado ante el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social entiende que falta integración, debido a que las distintas expresiones están aisladas, no tanto desde lo institucional, pero sí desde lo estrictamente económico. «Hay que lograr que una mutual con sección de proveeduría y consumo tiene que conectarse necesariamente con cooperativas de productores lácteos; cárnicos o de frutas y verduras», expuso.
«Ese ejemplo debe ser llevado a la totalidad: las organizaciones dedicadas a generar ahorro, vinculadas a la actividad financiera, tienen que conectarse con productores que requieren acceso al crédito productivo. Es el enorme desafío ante el que el Inaes está hoy», afirmó. (Fuente Conclusión)

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net