Connect with us

Especiales

El desprecio de Perón por Cámpora y su sentencia de muerte política

Published

on

ÚLTIMA parte – «Voy a terminar con este gobierno de putos y marxistas»

Por Juan Bautista Tata Yofre.

La conspiración contra Cámpora

El domingo 24 de junio, inexplicablemente, Cámpora y sus acólitos expresaron, en reiteradas ocasiones, que, una vez establecido el gobierno constitucional, las organizaciones armadas perderían la razón de su existencia y dejarían de operar. Lo afirmaban mientras los cuadros principales de todas las organizaciones terroristas sostenían lo contrario.
Para el gobierno de Héctor Cámpora, sin la violencia de arriba, no habría violencia de abajo, y se viviría en un clima de paz. ¿Paz? Regía un gobierno constitucional, pero seguían actuando las organizaciones armadas. Ese domingo 24, La Opinión informaba que no había novedades sobre el paradero de cuatro empresarios secuestrados: John Thomson, presidente de Firestone Argentina, por quien pedían 1.500 millones de pesos y se había pagado un millón de dólares; Charles A. Lockwood, británico, que llevaba más de tres semanas de desaparecido (se abonaron 2.300.000 dólares al PRT-ERP por su liberación); Kart Gerbhart, un alemán, gerente general de Silvana S.A., y Manuel Ciriaco Barrado, un empresario de una fábrica de papel que había sido secuestrado por grupos armados, en plena calle, en la provincia de Córdoba.
Mientras, el gobierno preparaba una ley de inversiones extranjeras. En esas horas, Cámpora fue a visitar a Perón. Fue recibido por José López Rega, porque el dueño de casa mantenía una entrevista con el presidente del Instituto de Relaciones Exteriores del gobierno italiano, Giancarlo Elia Valori. Ese mismo día el matutino Mayoría publicaba un artículo del empresario donde planteaba la necesidad de llegar a un acuerdo cívico-militar.
La historia comenzaba a trazarse en otro lado. El 24 de junio, en el ámbito del Congreso de la Nación, Perón mantuvo un diálogo con el líder del radicalismo, Ricardo Balbín, dejando de lado al presidente Cámpora y al ministro del Interior. El encuentro se iba a realizar en la casa de Balbín, en La Plata, como devolución de la visita que el jefe radical había hecho a la casa de Gaspar Campos el 19 de noviembre de 1972. Sin embargo, por razones de seguridad, se concretó en las oficinas de Antonio Tróccoli, jefe del bloque de diputados de la Unión Cívica Radical. Oficiaron de mediadores el propio Tróccoli y el presidente de la Cámara baja, Raúl Lastiri. Hablaron a solas, pero en la Argentina casi no hay secretos.
Al día siguiente, la embajada de los Estados Unidos, a través del cable reservado Nº 4459, le informó a la Secretaría de Estado que se habían reunido en «privado» y que se discutieron «medios y formas de cooperación». El embajador Lodge resaltó que Balbín había puesto en evidencia que «una nueva era de consenso político está comenzando en la Argentina» y que, al término de la conversación, los dos líderes fueron homenajeados por políticos de ambos sectores en una «atmósfera de gran cordialidad». Sin embargo, comentó Lodge en el punto 4º: «Además de problemas tales como el control del terrorismo y las divisiones dentro del Movimiento, uno de los temas que más está presionando a Perón es el de mantener la cooperación de otros partidos políticos, especialmente la UCR. El hecho de que Perón haya visitado a Balbín poco después de su regreso muestra a las claras que Perón tiene la intención de moverse rápidamente, en lo que hace a controlar este problema». «El largo tiempo transcurrido permite revelar una serie de cuestiones que, en el momento de los hechos, eran difíciles de conocer, aunque sí se podían prever».
Ricardo Balbín quedó anonadado por la forma de hablar de Perón sobre el gobierno de Cámpora. La feroz censura se abatió sobre el propio Cámpora y algunos de sus ministros, en especial Esteban Righi y el canciller Juan Carlos Puig. Perón fue directamente al grano: no estaba de acuerdo con las ocupaciones a las oficinas públicas y con los excesos que se cometían a diario, y le dijo que se intimaría a los grupos armados para que se desarmaran, «y si no, actuará la policía, que para eso está».
Balbín, desde unos días antes, estaba al tanto de algunos pensamientos del líder justicialista a través de Jorge Osinde, pero nunca imaginó la profundidad y la vecindad de la crisis. Perón le adelantó que habría cambios en el gobierno. «Claro –respondió Balbín–, es de suponer que cuando se sancionen las modificaciones a la ley de ministerios, todos ofrecerán sus renuncias y entonces se producirán los cambios». La respuesta de Perón no se hizo esperar: «No, no podemos esperar tanto; tendrán que producirse ya mismo».
El miércoles 4 de julio, por la mañana, Cámpora presidió una reunión de Gabinete a la que se sumaron Isabel Perón, Raúl Lastiri y el vicepresidente, Vicente Solano Lima. Se trataron algunos temas personales del general Perón: su enfermedad y el reposo que debía guardar, la restitución de su grado militar y sus haberes devengados. En la ocasión, tanto López Rega como su yerno, Raúl Lastiri, ensayaron una crítica frente a la situación general del país.
El mismo grupo, sin la inclusión de los ministros del Interior y Relaciones Exteriores, fue invitado a trasladarse, por la tarde, a la residencia de Gaspar Campos. Perón recibió a los asistentes en el living, departió un rato, invitó con café, y luego se retiró a la planta alta. Estaba todo planeado.
Cuando pasaron al amplio comedor, Isabel tomó la cabecera, Cámpora quedó a su derecha y López Rega a su izquierda. La otra punta de la mesa la ocupó Vicente Solano Lima, con Gelbard y Ángel Federico Robledo a sus flancos. La conversación comenzó con unas palabras de Isabel referidas a la proximidad de un nuevo aniversario de la muerte de María Eva Duarte de Perón e hizo saber que no deseaba la presencia de la muchachada «desmelenada y ruidosa» en los actos, según recordó el ex Ministro de Educación Jorge A. Taiana.
Después tomó la palabra López Rega para reiterarle a Cámpora las mismas críticas que había expresado por la mañana. Isabel llegó a amenazar a todos con llevárselo a Perón de vuelta a Madrid. En ese momento, Cámpora rompió el silencio: «Señora, todo lo que soy, la misma investidura de presidente, se la debo al general Perón. Por lo tanto, usted lo sabe, el cargo está a disposición del general Perón, como siempre lo estuvo». Le tocó a Vicente Solano Lima dar el golpe de gracia al reconocer que, estando Perón en la Argentina y como respuesta al anhelo de la gente, él presentaba su renuncia indeclinable como vicepresidente.
Siete años más tarde, reiteraría en un reportaje las mismas palabras que pronunció: «Como lo ha señalado el señor presidente de la Nación, el pueblo argentino quiere ser gobernado por el general Juan Domingo Perón. Pero para que ello sea posible presento en este mismo acto mi renuncia indeclinable de vicepresidente».
Luego, el viejo dirigente conservador popular agregaría que «los ministros sabían ya de qué se trataba, porque para eso habían estado en la reunión del 21 de junio». Terminada la sesión en el comedor, Isabel, López Rega, Cámpora, Solano Lima y Taiana subieron al primer piso, donde Perón estaba sentado en una mecedora. El presidente en ejercicio volvió a reiterar su gesto de reconocimiento y generosidad, y Perón, como desentendido, dijo que «habría que pensarlo». López Rega exclamó que no había nada que pensar y que no había que demorar las cosas.
— ¿Y los militares?, preguntó Perón.
—No hay ninguna preocupación.
—Bien.
Según el relato de Taiana en El último Perón, todos se confundieron en un abrazo: «Perón se emocionó y después lo acostamos. Le tomamos el pulso, la presión y le proporcionamos un medicamento en los minutos más importantes de los últimos años. De allí, Perón a la presidencia». Las renuncias que fueron publicadas en los diarios nueve días más tarde, en realidad, se produjeron en la reunión de ese día. Mientras tanto, el arco político de la centroderecha se mantenía en silencio. «Yo me tengo que quedar callado ahora. No quiero obstruir, y además soy noticia hasta cuando, como ahora, desde el silencio, me convierto en un interrogante», declaró el ex candidato presidencial de la Alianza Popular Federalista (APF), Francisco Paco Manrique.
El miércoles 11 de julio, a primera hora de la mañana, el coronel Jaime Cesio, jefe de Política y Estrategia del Estado Mayor, le transmitió a Ricardo Balbín la invitación de Carcagno para concurrir a una cena que se llevaría a cabo en el Edificio Libertador. Antes de sentarse a la mesa, Cesio le reveló al invitado lo que había sucedido el día anterior en Gaspar Campos. Se trató la renuncia de Cámpora y la posibilidad de una fórmula compartida entre Perón y Balbín.
La noticia de las renuncias de Cámpora, Solano Lima y el gabinete de ministros, una vez ultimados todos los detalles, debía ser conocida el sábado 14 de julio, aniversario de la toma de la Bastilla, fiesta nacional de Francia. Pero se adelantó un día porque el matutino Clarín publicó unas declaraciones del vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Victorio Calabró, en las que sostenía que «estando el general Perón en el país nadie puede ser presidente de los argentinos más que él».
Además, Calabró desataba otra interna al comentar que «había mandatarios provinciales disfrazados de peronistas que también debían ser barridos», en clara alusión a los gobernadores Oscar Bidegain (Buenos Aires), Alberto Martínez Vaca (Mendoza), Ricardo Obregón Cano (Córdoba), Jorge Cepernic (Santa Cruz) y Miguel Ragone (Salta). Lo dijo así: «Darles obras de las que tiene Perón en sus manos a muchos de sus gobernadores sería un pecado, porque serían ellos los que las llevarían a cabo con ideologías que no son justicialistas».
Luego de las palabras del vicegobernador Calabró, Héctor Cámpora y sus allegados estimaron que era preferible adelantarse antes que ser empujados fuera de la Casa Rosada por la «pandilla» (término con el que se referían a los que rodeaban a Perón). Al mismo tiempo, la sorpresa evitaría que importantes sectores se movilizaran pidiendo por Perón. En ese clima, algunos de los que acompañaban a Cámpora imaginaron que al propio jefe del Justicialismo no le quedaría otro camino que salir a respaldar al presidente, sin tener en cuenta que los sectores ortodoxos lo condenaban por haber servido de instrumento para enfrentar a Perón.
El presidente de la Asamblea Legislativa fue el senador tucumano José Salmoiragi (por ser el más antiguo), y de secretario ofició el senador correntino Humberto Romero (el más joven). Ese mismo día dos ministros dejaron el Gabinete Nacional. El de Interior, Esteban Righi, y el canciller, Juan Carlos Puig, fueron reemplazados por Benito Llambí y Juan Alberto Vignes.
A las 21 horas con los tres edecanes a sus espaldas, Lastiri dirigió un mensaje en cadena, donde explicaba que, en las elecciones del 11 de marzo, «la soberanía del pueblo se ejerció a través de actos distorsionadores de su verdadera voluntad» y que había llegado el momento de repararlos. Ese mismo día, el Ministro de Economía, José Ber Gelbard, contó a los periodistas acreditados que «éste ha sido uno de los secretos mejor guardados de la historia política argentina. Sólo catorce lo sabíamos», y entre esos hombres estaba Perón.
La frase del día la pronunció el secretario general de la CGT en la sala de prensa de la Casa Rosada: «Se terminó la joda».

Guía

Rebajas inmobiliarias: con qué quitas se negocian
propiedades en diferentes provincias

Published

on

Un recorrido para conocer la actualidad de los mercados más importantes del país. Negociaciones de precio y tipo de productos con mejor y peor desempeño.

El negocio inmobiliario sostiene como regla que «location, location, location» es la clave más importante para el éxito de un proyecto. Pero, a partir de la transformación de paradigmas y hábitos que implicó la pandemia, tanto en la búsqueda de áreas verdes, abiertas y la descentralización urbana impulsada por el home office, lo es aún más. Lo que antes se valoraba de la ubicación y el entorno de los inmuebles, cobró nuevos significados y relevancia.
Si bien la tendencia general de los precios de venta está a la baja en este mercado, se perciben diferencias en el comportamiento de los valores al desglosarlos según el tipo de inmueble y la zona o localidad en la que se ubique.

Precios de inmuebles en Buenos Aires

Fabián Acerbo, presidente del Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios (COFECI) y representante de la Provincia de Buenos Aires (que concentra más de 20 distritos bonaerenses), explica: «Los inmuebles urbanos sufrieron un descenso de precios de 20% a 30% en dólares desde antes de que se inicie la pandemia hasta la actualidad. Los rurales mantuvieron el valor (en moneda extranjera). Mientras que los únicos que se movieron fueron los loteos y los emprendimientos de los suburbios».
En tanto, según los datos revelados por el Monitor Inmobiliario de diciembre, relevamiento realizado por Daniel Bryn, asesor y titular de Bryn Real Estate (en base a los principales indicadores del sector), en la Ciudad de Buenos Aires, el promedio de precios del metro cuadrado acumula 7,5% de baja interanual. «Ya se está en valores anteriores a 2017, con el furor de los créditos UVA», afirma.
Los barrios que más bajaron en los 12 meses anteriores fueron: Agronomía (13%), San Nicolás (10%), Barracas y Colegiales (9% cada uno). En cuanto al estado del inmueble, la rebaja media de los usados es de 8,55% en el año, mientras que las unidades en pozo y a estrenar «amortiguaron la caída que venían teniendo en los últimos meses».
Para Armando Pepe, director de COFECI y expresidente de CUCICBA, institución que reúne a los martilleros de la CABA, «hubo casos donde se han hecho operaciones por menos de un 20-23% del precio solicitado y otros donde se cerró por menos de 6% del valor pedido. Todo depende de la necesidad del vendedor y de la mejor oferta que reciba por parte del comprador. Es decir, la ley de oferta y demanda es la que lo determina».
En particular, al estudiar la segmentación según el tipo de producto, este martillero puntualiza que en el mercado residencial, los departamentos de menor superficie «son los que más están sufriendo el embate» porque eran los que normalmente compraban los inversores para alquilar. Pero que, «con la nefasta ley de alquileres aprobada, los propietarios no se quieren atar a un contrato a tres años, de modo tal que se está en un terreno complicado».
Sobre los valores de los espacios de oficinas, locales, depósitos e industrias, Pepe prevé que «seguirán bajando porque el sector está totalmente paralizado. Solo en el microcentro (porteño), el 60% de las oficinas están vacías, lo que significa que el propietario debe pagar expensas, impuestos, servicios y el mantenimiento. Entonces, cada vez se escucharán precios de cierre más increíbles».
Pero, aunque advierte que los «precios deben ser lógicos y razonables, en tanto y en cuanto la situación económica del país siga igual, la tendencia a la baja continuará. Mientras que no exista un plan económico y la inflación esté desbocada, el dólar siga desencajado y el blue subiendo todos los días, el panorama se complicará más».

Precios de inmuebles en Córdoba

En el mercado inmobiliario cordobés, el inversor y el consumidor final «continúan analizando y observando las medidas económicas para ingresar o salir del negocio; prefieren esperar y considerar la situación, a volcar sus ahorros a los ladrillos», describe Virginia Manzotti, presidente del Colegio Profesional de Inmobiliarios de esa provincia. Allí, según sus estadísticas, los valores cayeron entre 25 y 35%.
Respecto al comportamiento del mercado, la broker sostiene: «La pandemia cambió el rumbo de la inversión. Hoy las oficinas de grandes superficies no son demandadas, se las reconvierte en unidades más pequeñas y con más servicios, mientras que las cocheras no son buscadas como inversión sino por necesidad de uso. Los departamentos de un dormitorio con balcón en edificios con piscina y espacios de encuentros son los más requeridos en las principales ciudades de esta provincia; fueron casi 45.9% del total en diciembre».
Al finalizar, Manzotti aconseja: «Hay que apostar a que las propiedades sean vendidas bien. Siempre habrá un comprador que quiera resguardar los ahorros ya que la adquisición de un inmueble continúa siendo la inversión más segura y que brinda tranquilidad». En tanto, para los que deseen vender en esta coyuntura tan incierta, les recomienda que «tengan la previsibilidad de mantener su capital o mejorarlo porque hay nuevas zonas, oportunidades y tipos de inmuebles que pueden acercarlo a una nueva inversión».

Precios de inmuebles en Mendoza

También en esta provincia la demanda sólo convalidó valores que estuvieron entre 25% y 35% por debajo, apunta Estanislao Puelles Milan, presidente del Colegio Inmobiliario mendocino. Y esto tuvo efectos positivos, aunque incipientes: «Con el sinceramiento de una parte importante de la oferta inmobiliaria, el mercado comenzó a tener un leve repunte en las operaciones de venta durante el último semestre del año, sin embargo no llegó a marcar una recuperación, producto de la incertidumbre y de la volatilidad del dólar», aclara.
Si bien en algunas tipologías de inmuebles se ralentizó la caída de precios, los departamentos, las viviendas y las oficinas ubicadas en el centro y microcentro de la capital mendocina «no parecen encontrar un piso en los valores. Pero -apunta Puelles Milan- se empieza a advertir un aumento significativo de la demanda en puntos alejados de la ciudad, con acceso al verde o con espacios más amplios». Respecto a los locales comerciales de esa provincia, «casi se volvió a los niveles de ocupación que había en la prepandemia».

Precios de inmuebles en Rosario

Según detalla Andrés Gariboldi, que preside el Colegio Inmobiliario de Rosario, provincia de Santa Fe, la situación allí es diferente: «Los precios parecieran encontrar un equilibrio. Existe un amesetamiento de los valores de oferta y, por otra parte, las estadísticas que publicamos junto al Colegio de Escribanos de Rosario, indican que la cantidad de compraventas -medidas en escrituras realizadas- ya está en el nivel de 2019», previo al Covid.
De acuerdo a la percepción de este martillero, en la actualidad el mercado rosarino está conformado «casi en su totalidad» por consumidores finales, mientras que el inversor tradicional está «expectante».
Sobre el tipo de inmuebles que más actividad presentó en los últimos dos años, Gariboldi destaca que «los grandes ganadores» fueron los terrenos en la periferia de Rosario (principalmente en Funes y Roldán) así como las unidades residenciales y de oficinas en algunos barrios de la ciudad, como en Fisherton.

Continue Reading

Gastronomía

Bulgogi

Published

on

Esta receta Coreana, debe su nombre al modo de cocción a fuego fuerte. Se puede preparar con carne de res o con carne de cerdo, pero siempre se aconseja hacerlo con cortes tiernos y magros, como bola de lomo, cuadrada o lomo.

Ingredientes

  •  300 gramos de ternera
  •  1 cucharada sopera de salsa de soja
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharada postre de azúcar morena
  •  1 diente de ajo
  • 1 pera
  •  1 rama de verdeo
  • 1 cucharada sopera de aceite neutro
  •  1 cucharadita de aceite de sésamo o semillas
  •  1 cucharadita de aceite neutro

Procedimiento

  • En primer lugar maceramos la carne, la cortamos bien fina y la mezclamos con los condimentos, la salsa de soja, el jengibre, el azúcar, el verdeo picado y el aceite neutro.
  • En cuanto al diente de ajo, lo pelamos y lo cortamos por el medio, seguidamente le quitamos el centro y se lo agregamos a la carne con los condimentos. A continuación, lavamos, pelamos y rallamos la pera bien finita para agregarla a la carne también. Anímate a incluirla en esta receta, le dará un sabor riquísimo. Si no tenes aceite de sésamo, podes tostar y moler con el mortero las semillas, agrégalo a la carne también. Dejamos reposar la carne tapada en la heladera por, al menos, 2 horas para que tome sabor.
  • Pasado el tiempo de macerado de la carne, procedemos a cocinarla. Calentamos una sartén a fuego fuerte con 1 cucharadita de aceite y sellamos la carne por 1 minuto. Bajamos el fuego a medio y cocinamos por unos 5 minutos más. Este tiempo será suficiente para que el plato sea seguro, porque la carne está cortada bien finita y si no la sobre cocinamos, se mantendrá bien jugosa.
  • Servimos con un poco de verdeo picado por encima y se puede acompañar con un poco de arroz neutro.
Continue Reading

Aniversario Rafaela

Se cumplen 109 años de la declaratoria de Rafaela ciudad

Published

on

Con un decreto del gobernador Menchaca, el 26 de enero de 1913 fue declarada ciudad con una población de 8.242 habitantes. El primer intendente fue Manuel Giménez. El primer Concejo fue elegido el 31 de agosto de 1913.

Por decreto del gobernador de la Provincia, doctor Manuel J. Menchaca, el 26 de enero (una calle lleva ese nombre en el barrio Mosconi) de 1913 Rafaela fue declarada ciudad al reunir los requisitos necesarios para ello, teniendo una población de 8.242 habitantes, según el censo del 31 de diciembre de 1912. Refrendaron la disposición los ministros de Gobierno, Antonio Herrera; de Instrucción Pública, Manuel Mántaras; y de Agricultura, Enrique M. Mosca.
Atrás quedaron los 32 años del comienzo de la formación del pueblo y de esta manera se iniciaba el nuevo proceso institucional. Las funciones institucionales de la Comisión de Fomento finalizaron el 26 de enero, creándose la Municipalidad de Rafaela.
Manuel Giménez, que era presidente de la Comisión de Fomento, fue designado primer intendente en el nuevo proceso institucional, como así también se nombró una Comisión Administradora y se convocó a los vecinos a inscribirse en el Registro Cívico.
Giménez era argentino de 49 años, perteneciente al grupo de profesionales. No era un viejo poblador, fue elector de gobernador de 1912, ocupó cargos en el Comité Radical de Rafaela, estaba adscripto a la escribanía del radical menchaquista Pablo César y pertenecía a la Logia Masónica «La Antorcha».
Para festejar la declaratoria de la ciudad, estuvo presente el gobernador Menchaca, acompañado por miembros del Poder Ejecutivo provincial, desarrollándose numerosos festejos los días 25, 26 y 27 de enero.
El día 26 el gobernador Menchaca firmó el decreto elevando a Rafaela a la categoría de ciudad: «(…) que habiendo sido aprobado por decreto del 31 de diciembre último, el censo levantado por la Comisión de Fomento de Rafaela, por el que se declara esta localidad incluida entre los centros urbanos que tienen derecho al régimen comunal y, en atención a su desarrollo y progreso económico alcanzado, el gobernador de la Provincia decreta: Artículo 1º) Elévase a Rafaela a la categoría de ciudad. Artículo 2º) Dése cuenta oportunamente a la Honorable Legislatura, comuníquese a quienes corresponda e inscríbase en el Registro Oficial».
Después la comitiva oficial se dirigió hasta la plaza donde Giménez dio la bienvenida al primer mandatario provincial y sus colaboradores: «Su comercio, su población (…), las importantes vías férreas (…) sostienen con su poderosa influencia y actividad el desarrollo interno, el intercambio de productos y el comercio fructíferos con otros medios».
En el transcurso del emotivo acto, también dirigió un discurso Menchaca. Entre las actividades previstas se realizó la colocación de la piedra fundamental para construir el monumento a Guillermo Lehmann (formador de Rafaela) en el bulevar homónimo.
El movimiento para que se lograra el Gobierno municipal produjo algunas resistencias en sectores de la población rafaelina por temor al aumento de impuestos que la nueva situación institucional pudiera traer aparejada.

El arco construido en la Plaza 25 de Mayo para los festejos del 26 de enero de 1913.

Como contrapartida, las gestiones realizadas por los dirigentes políticos del radicalismo rafaelino tuvieron un papel protagónico y el Gobierno Provincial evidenció una voluntad política para concretar el proyecto.
En aquella época actuaban como legisladores por el Departamento Castellanos Carlos Suter (h.), senador; y Rafael Fouguere y Fructuoso Portorreal, diputados provinciales. Además, Juan Beaupuy era jefe político (cargo que hoy ocupa el jefe de Policía).
Cuando se creó el Municipio local, todavía no era posible que funcionara el Concejo Deliberante, debiendo sus miembros ser elegidos por la ciudadanía.
La Comisión Administradora tuvo funciones referentes a las elecciones para formar el primer Concejo Deliberante. Sus miembros eran los mismos que los de la Comisión de Fomento, que había finalizado el 26 de enero, con excepción de Giménez, en cuyo lugar se incorporó a Eduardo Oliber. La misma estuvo integrada por José María Podio, Carlos Bonazzola, Martín Martinetti, Calesancio Stoffel y el citado Oliber.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net