Connect with us

Guía

Cuánto cuesta hoy hacer una mudanza, desde el servicio básico hasta uno premium

Published

on

Qué incluye cada opción. Y todo lo que hay que saber para organizarse, calcular los tiempos y evitar complicaciones.

Cuando se está por hacer un cambio de vivienda, ya sea por el alquiler o la compra de un inmueble, no sólo se deben tener en cuenta los gastos propios de la operación. También hay que contemplar el costo de la mudanza, proceso que puede generar un dolor de cabeza si no es correctamente planificado.
Son muchas las variables que se deben analizar: la distancia, la cantidad de muebles y pertenencias, el tipo de mudanza y la organización previa son las principales.
Eso definirá los costos según el servicio que se pueda o se esté dispuesto a pagar, que puede variar desde una asistencia básica hasta una premium. A continuación, todo lo que se necesita saber y calcular antes de emprender este paso.

¿Cómo prepararse para hacer una mudanza?

Esta etapa puede llegar a ser estresante, pero hay algunos consejos que de tenerse en cuenta pueden ayudar a que mudarse sea más fácil.
Para alivianar este tránsito, los especialistas sostienen que lo más aconsejable es comenzar a proyectar la mudanza por lo menos con un mes de anticipación. Estos plazos les permiten a las personas planificar y vivirlo todo de una forma más relajada.
El trabajo más intenso comenzará unos días antes, cuando la empresa haga la entrega de las cajas y canastos.
En primer lugar, si el traslado es a un departamento, es importante averiguar los horarios y días de mudanza permitidos en el consorcio o edificio.
Actualmente, y a partir del protocolo por la pandemia, las cajas que se utilizan son descartables. La cantidad que provea la empresa mudadora va a depender de la cantidad de cosas que tenga el cliente para trasladar.
Por lo general, al contratar una mudadora, alguien de la empresa se debería acercar al domicilio para evaluar la logística que tendrán que poner en práctica el día del traslado.
Según detalló Carlos Videla, de Mudanzas Embayres, «estas visitas son necesarias para saber desde cuánto personal se va a necesitar, hasta la cantidad de canastos, percheros, cajas, mantas, cintas de embalar y bastidores de madera para los televisores, y fijarse si todos los muebles pasan por la puerta».
«A veces hay que desarmarlos y si no pasan, habrá que ver si se los puede bajar o subir por el balcón. Para este caso contamos con un elevador eléctrico», explicó a Clarín.

¿En qué consiste y cuánto cuesta el servicio básico?

En este caso, quien se muda debe embalar sus pertenencias. Para eso recomiendan tener muy en cuenta la capacidad de las cajas, ya que aquellas que no se cargan en su totalidad corren riesgo de ser aplastadas y las que se cargan en exceso tienden a abrirse.
A su vez, aconsejan rotular las cajas y en simultáneo, hacer un inventario de lo que se guardó, marcar y sellar líquidos, y cubrir objetos frágiles con toallas o con elementos específicos de embalaje.
En el caso de los muebles que se desarmen, sugieren guardar en una bolsa pequeña los tornillos y otros elementos que puedan perderse. Otra indicación clave es descongelar y luego limpiar la heladera un día antes de dejar el inmueble.
De elegir esta opción, la gerenta general de la empresa Verga Hermanos, Jorgelina García, explicó que a los clientes les facilitan unos días antes distintos materiales, lo que incluye desde cajas de tres tamaños distintos hasta cintas de embalar y bolsas para poner la ropa, los acolchados y los cortinados. También marcador y etiquetas para rotular las cajas.
Este servicio incluye además el traslado de todas las cajas ya cerradas y los muebles -envueltos en mantas y con film- a la vieja usanza, desde un domicilio al otro, dejando cada cosa en el lugar que el cliente señale. Y cuenta con un seguro de mudanza por si sucediera algún imprevisto.
El costo promedio de una mudanza básica para una vivienda de dos o tres ambientes en Capital es de $ 50.000. En tanto, si el servicio es al GBA, el valor dependerá de la distancia según la localidad.

¿Qué guardar primero?

Aconsejan comenzar por todo aquello que menos se utiliza. Por ejemplo, en el caso de la ropa, es conveniente empezar por la de contra estación, luego seguir por las puertas altas de los placares, el escritorio, los libros y los juguetes de los niños.

¿Qué es lo último que se embala?

Es importante dejar a mano y bien identificados en una o varias cajas los artículos de primera necesidad. Estas cajas deben ser muy visibles y estar muy bien rotuladas, ya que serán las primeras a desembalar en el destino.

¿En qué consiste y cuánto cuesta el servicio premium?

Los servicios adicionales para hacer la mudanza le aseguran al cliente prácticamente desentenderse de la mayor parte de la operación ya que contemplan acarreos, armado y desarmado de muebles, embalaje y desembalaje, los movimientos internos de los bultos y hasta camiones equipados con seguimiento satelital.
En el caso de querer sumar un embalador profesional para el guardado de lo más frágil, la ropa y objetos varios, se estima que por medio día de trabajo se incrementa el valor del servicio unos $ 15.000. Lo que significaría un valor total de $ 65.000.
Y para quienes quieren quitarse todas las preocupaciones, podrán optar por el servicio full-full o premium, prestación en la que el personal embala y desembala en el destino los objetos personales, siempre ante la presencia del cliente.
El embalado y/o desembalado del contenido incluye, además del set de embalaje, la conexión y desconexión de computadoras y la clasificación en origen de lo que es para guardar o donar. Permite hacer la mudanza en más de una etapa y hasta contar con un coordinador permanente que funciona como moving planner.
«En el servicio completo contamos con personal que se encarga de acomodar todo en los muebles de guardado disponibles en la nueva casa», detalló Carlos Videla de Embayres.
En este caso, el costo total -con traslado, IVA y seguro incluido- ronda entre los $ 70.000 y $ 80.000.

¿Cómo planificar y calcular los tiempos?

Cuando se trata de una mudanza de un departamento de dos ambientes se recomienda comenzar con el embalaje al menos una semana antes de la fecha del traslado al nuevo domicilio.
En el caso de contar con más ambientes se agregan entre uno o dos días por cada cuarto que se sume. Y un día antes de la mudanza resultará conveniente armar una valija por cada miembro de la familia con la ropa y los artículos de higiene personal que usarán durante los primeros días en el la nueva vivienda.
Según explicaron los expertos, con el servicio básico se tarda aproximadamente entre cuatro y cinco horas de trabajo, entre la carga, el traslado y la descarga. Cuando se trata de un departamento se suele hacer en dos mañanas ya que en la mayoría de los edificios sólo permiten hacerlo durante la primera parte del día, que es el horario en el que está el encargado.
De optar sólo por el traslado de muebles y pertenencias de un ambiente más pequeño, el costo de la hora de un flete en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) parte de los $ 1.000 y puede llegar a los $ 2.000. En general el mínimo a reservar son dos horas.
Para el servicio premium, por su parte, habrá que calcular cuatro a seis horas más aproximadamente. Ya que para el embalaje, cada 30 cajas, el profesional embalador demora entre 4 a 5 horas. En estos casos, el desembalaje es más rápido.

Guía

Qué es TERIA, un trastorno alimentario que aumenta entre los chicos

Published

on

Los casos en niños de corta edad, desde los 4 años, están en alza. Por qué es riesgoso hablar de «caprichos» al comer.

No le gusta ninguna verdura. Sólo come pollo. Ni se le ocurre probar el queso. A estos chicos solemos decirles «caprichosos», «inapetentes» o «quisquillosos con las comidas». Pero en realidad, podemos estar ante un caso de TERIA.
La sigla significa Trastorno por Evitación o Restricción de la Ingesta de Alimentos. Suele presentarse en niñas y niños pequeños y persistir hasta la edad adulta si no tienen tratamiento adecuado.
Su definición es bastante nueva. Antes, estos casos eran diagnosticados como «neofobias». Recién en 2013 fueron clasificados en el DSM-5 (manual de la Asociación Americana de Psiquiatría) como TERIA y figuran dentro de los Trastornos de la Conducta Alimentaria.
¿Qué tan común es? Para la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) se trata de «una entidad frecuente en la práctica clínica».
En un artículo publicado en 2020, la SEPEAP detalló que los trastornos de la alimentación clínicamente significativos tienen un rango de prevalencia entre el 5 y el 25% en niños y jóvenes. De estos, entre el 12 y 14% corresponden a casos de TERIA.
En nuestro país están en ascenso. «En la actualidad, hay un aumento en todas las presentaciones de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, también en TERIA», confirma a Clarín Olga Ricciardi, fundadora y directora del Centro Especializado en Desórdenes Alimentarios (CEDA).
La psicóloga agrega que se modificó el rango etario de los consultantes, «con la presencia de niños en tratamientos en nuestra Institución desde los 4 años». Y detalla que tanto varones como mujeres presentan el trastorno.

Un problema, varias manifestaciones

Los chicos con TERIA limitan su dieta a unos 10 alimentos, precisa Ricciardi. Aunque aclara que no sólo se trata de cantidad, sino también de una selección sensorial. Es decir, rechazan algo (sin aceptar probarlo) por su color, textura, volumen o forma.
Las verduras, las frutas, la carne, la leche y el queso son los alimentos que, con mayor frecuencia, suelen evitar los chicos con TERIA.
En muchos casos, los pacientes dejan de alimentarse por completo. Y manifiestan miedo a las consecuencias al comer como atragantarse, tener vómitos o malestar gastrointestinal.
Para María Laura Santellán, especialista en trastornos de la conducta alimentaria y docente de la Licenciatura en Psicología de la Universidad ISALUD, este problema se detecta a tiempo siempre y cuando padres y madres no normalicen que el niño no introduzca nuevos alimentos.
Y agrega que en general, el rechazo está basado en la textura, el sabor y el olor. «Estos niños presentan una sensibilidad mayor que otros a estos elementos, dado por sus sentidos del olfato y del gusto», describe la especialista.

¿Cómo diferenciarlo de un «capricho»?

«Tal como la pregunta lo formula, ‘un’ capricho es uno, es ocasional. En ese caso puede tener que ver con alguna situación de malestar momentáneo», compara Ricciardi.
Otro detalle. Cuando un chico tiene «caprichos alimentarios», por lo general su apetito, la ingesta general de alimentos, y su crecimiento son normales. Pero con el TERIA no.
«Cuando de modo repentino, en un lapso breve de tiempo, se verifica que un niño o niña se niega a comer alguna categoría de alimentos y refiere que la causa es el color, la textura, la forma, el aroma y la negativa está causada en cuestiones sensoriales o temor a vomitar o atragantarse, habría que realizar un diagnóstico porque puede tratarse de TERIA», sigue Ricciardi.
También es importante diferenciarlo del gusto. «Una cosa es no gustar y otra cosa es no poder comerlo», contrasta Santellán. Y agrega: «No es lo mismo un niño que no le gusta algún tipo de alimento que un niño que rechaza sistemáticamente alimentos variados por su textura o por su olor».
A diferencia de otros trastornos como la bulimia o la anorexia, quien sufre un TERIA no busca adelgazar. Sin embargo, el trastorno puede generar un descenso de peso importante, así como deficiencias nutricionales que pueden acarrear problemas de salud.
Las señales de alerta

  • Cambios repentinos en los hábitos alimentarios.
  • Selección de alimentos por color, textura y aroma.
  • Restricción alimentaria aludiendo al temor de vomitar o atragantarse.
  • Tiempo prolongado de permanencia frente al plato sin poder terminar la porción.
  • Pérdida de peso.
Continue Reading

Guía

Dólar versus plazo fijo: qué esperar en los próximos meses

Published

on

En pocas semanas, los dólares libres escalaron y generaron más retornos que un plazo fijo, pero el balance de los últimos 12 meses es distinto. Qué pasará.

La inflación en niveles altos y un tipo de cambio oficial que todavía sigue muy lejos del valor que tiene el dólar libre, encienden distintos interrogantes entre los pequeños ahorristas argentinos, respecto al clásico debate sobre si conviene más, en este momento del país, volcar los pesos a un plazo fijo tradicional. O bien, inclinarse a comprar divisas.
A contramano de lo que varios inversores creen, más allá de la suba de los precios de los dólares libres de las últimas semanas, no siempre el billete estadounidense le gana en rendimiento a las colocaciones en pesos.
De hecho, en los últimos 12 meses, las apuestas en moneda nacional ofrecieron mejores ganancias que la compra de divisas.
Y en el transcurso del 2021, el resultado de una u otra opción fue variando en los distintos períodos, al generar un cambio de «ganador» de acuerdo al momento analizado.
Por ejemplo, aquel que invirtió en un plazo fijo tradicional a 30 días, en el que obtiene un 3% mensual de renta, debe de estar lamentándose frente a los rendimientos que logran en el mismo tiempo quienes compraron divisas, tanto a través del mercado informal (dólar blue) como mediante el arbitraje que propone el dólar MEP.
«De sólo advertir que esta última cotización de dólar bursátil subió 10% en sólo 30 días, y triplicó así la ganancia que ofrece una colocación bancaria, el ahorrista debe estar replanteando su estrategia», dice a iProfesional el analista Andrés Méndez, director de la consultora AMF Economía.
De hecho, en todo noviembre el valor implícito de dólar contado con liquidación asciende 20%, mientras que las de MEP (o Bolsa) crece 10%.
Ahora bien, si el análisis se traslada a los últimos seis meses, y se comparan las rentas obtenidas desde la segunda mitad de mayo al presente, se puede apreciar que aquellos que compraron dólar MEP y billetes blue consiguieron un rendimiento que supera en 50% al que tuvo un ahorrista de plazo fijo.
Es decir, en los últimos seis meses, el ahorrista que apostó y fue renovando cada 30 días su colocación bancaria en pesos, ganó en ese lapso casi 20%. En cambio, aquellos que se dolarizaron consiguieron una renta de alrededor de 30%.
«Este último semestre fue a ´puro dólar´, aunque la visión completa del gráfico podría esbozar una sonrisa digna de una revancha para el depositante en plazo fijo. Es que en el último año fue ésta la alternativa más redituable, ganándole por goleada a quien se posicionó en dólar blue en noviembre de 2020. Incluso, aquel que compró dólares a través de la Bolsa, en aquella época, los rindes obtenidos al presente son inferiores a los del plazo fijo», resume Méndez.
Sin embargo, si se analizan los últimos 12 meses, la ecuación se invierte para los inversores.
Es que el ahorrista de plazo fijo tradicional obtuvo de renta 43,8% en ese período, mientras que aquel que fue por dólar MEP acrecentó 40,1% la cantidad de pesos. Y el que apostó por el mercado ilegal, sólo ganó 22,6% en el mismo período.
En el acumulado de los últimos 12 meses, el plazo fijo tradicional rindió más que el dólar.
Pese a las últimas subas de los dólares libres, en el acumulado de los últimos 12 meses, el plazo fijo tradicional rindió más que el billete estadounidense.

Qué se espera para próximos 6 meses

Respecto a qué ocurrirá desde ahora en adelante con la «guerra» entre plazo fijo y la compra de dólares, también las estimaciones de los analistas cambian de acuerdo al plazo considerado.
En resumen, se ven mejores perspectivas para la compra de divisas en el corto plazo, pero se estima que en el acumulado de los próximos 6 meses, la inversión ganadora en dicho período será la colocación de pesos a plazo fijo tradicional.
«Este comportamiento, que pareciera estar más vinculado con algún resultado aleatorio que con la clásica oferta y demanda de divisas del mercado, responde, en un contexto de volatilidad, a la cíclica liquidación de divisas de los exportadores cerealeros y aceiteros de nuestro país, que explican una porción sustancial de las ventas externas del país», explica Méndez.
Y completa: «Tradicionalmente, los segundos semestres de cada año son dificultosos para la supervivencia del peso. En tanto, la primera mitad de cada ejercicio es más llevadera, en especial por la inminencia del ´trimestre de oro´, que es el segundo trimestre del año», por la liquidación fuerte de divisas por parte de las exportaciones del campo.
En concreto, en los últimos meses del año, según este experto, a cada mes «le faltan» alrededor de u$s1.000 millones de abastecimiento de divisas, «privilegio que se derrama sobre los meses de abril a junio».
«Naturalmente, las tempestades domésticas tienden a diluir cualquier lógica que pueda aportar el flujo neto de divisas», aclara este analista sobre el momento actual del país.
Aunque también pesa que en el período actual de fin de año cae la oferta estacional de dólares.
«Bajo este supuesto, puede esperarse que en un plazo de tres meses, hasta inicios de marzo, el dólar blue, y quizás también el MEP, puedan superar a los rendimientos del plazo fijo tradicional», detalla Méndez.
Pero, agrega que, nuevamente, «la proximidad del segundo trimestre de 2022 tenderá a cambiar el curso de la historia, aplanándose la cotización de las divisas financieras y manteniéndose el lento ascenso del rendimiento de los plazos fijos. En rigor, se espera una mayor paridad que la observada en los últimos meses, donde la evolución de los precios de los tipos de cambio libres apabullaron al rendimiento de los pesos colocados a plazo renovados cada 30 días».
Así, se espera que dentro de 6 meses el plazo fijo rinda alrededor de 20% acumulado, mientras se proyecta que el dólar blue suba apenas 15% y el MEP un 10% en todo ese período.
Estas proyecciones son la radiografía actual que realizan los analistas en base a las expectativas del momento para los próximos meses. Si alguna condición cambia, todo puede modificarse.

Continue Reading

Guía

Los perfiles más buscados

Published

on

El sector logístico, que el último año empleó a más de 22.000 personas, muestra que en los últimos 15 años tuvo una demanda creciente de personal: actualmente emplea 30% más de personas que en 2006, según datos la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol).
«La particularidad de la logística es que ha sabido crecer y consolidarse como una industria clave para muchos otros sectores productivos y cuyo valor estratégico se vio claramente durante la pandemia de Covid -19», explican desde Grupo Gestión, empresa que presta servicios profesionales de búsqueda, selección y gestión de capital humano en diferentes industrias.
El comercio electrónico ha sido uno de los factores que explica esta evolución y consolidación, en un contexto donde, de acuerdo con el reporte Global Ecommerce Forecast 2021, la Argentina se proyecta como uno de los cinco mercados con mayor crecimiento en venta, con un incremento proyectado de al menos 26%.
«La industria logística es compleja y con muchos perfiles específicos. Esto conlleva a que las búsquedas laborales requieran un trabajo profesional para la incorporación de personal efectivo, así como también para la resolución de las búsquedas eventuales por picos de trabajo o por ausencia o licencias de personal», explicó José María Giraudo, gerente de Desarrollo de Negocios de Grupo Gestión.

Coordinador y Supervisor

Según datos de la compañía, uno de los perfiles más buscados en logística es el de coordinador de operaciones logísticas, que tiene entre sus principales responsabilidades gestionar y coordinar las tareas de los supervisores, como entradas, reposición, preparación de pedidos y sus despachos.
Es clave poder establecer prioridades sobre las tareas a realizar y saber analizar variables e indicadores logísticos, para poder gestionar también el personal. Por lo general, se pide formación universitaria, aunque no es excluyente. Sí se requiere experiencia previa de entre tres a cinco años y suele pedir manejo de idioma inglés, así como manejo de PC, con conocimientos de Tango o sistema SAP.
También el de supervisor de operaciones logísticas, donde el principal foco es la planificación y control de las actividades definidas por el coordinador de líder de operaciones, donde uno de los puntos importantes es el de la evaluación de impactos operativos y la resolución de problemáticas de la dinámica diaria. Esto implica también el seguimiento de actividades de inventario, de los trabajos realizados y la identificación de oportunidades de mejoras.
Todo esto hoy está marcado por indicadores, muchos de ellos en tiempo real, que van desde los almacenes hasta temas de presupuesto, en cumplimiento de las normas de seguridad e higiene. Se suele pedir personal con estudios vinculados a temas logísticos (ingenierías o tecnicaturas), manejo de PC y conocimiento de herramientas como Tango o SAP. 

Administrativo y operario

La del administrativo de logística es una posición muy importante porque tiene la misión de controlar y dar seguimiento a las entregas de mercadería desde su llegada a la base y el control y rendición de la documentación correspondiente, siempre en contacto con el cliente y el área de operaciones logísticas.
Se suele requerir un buen conocimiento de la cadena de valor logística, para poder gestionar de manera eficiente la relación con el cliente, así como también la elaboración y control de documentos como lo son la facturación, el control de documentación de transportistas y el manejo de remitos.
Por estas actividades, las empresas suelen elegir candidatos que tengan buen manejo del paquete de herramientas tipo Office y algún sistema de gestión como Tango o SAP. Contar con el secundario completo y estudios iniciados en alguna carrera relacionada con estos temas suele ser un requisito frecuente.
En el caso del operario de línea se trata de un puesto interesante para quienes quieren dar los primeros pasos en el sector. Si bien las empresas suelen preferir personas con experiencia previa, lo cierto es que la actividad consiste en armar los pedidos y realizar las cargas y descargas, tareas que suelen tener instancias de capacitación puntual en cada organización.
En otros casos también se pide que el candidato sepa manejar la zorra eléctrica, el autoelevador para cargas y descargas. Las empresas suelen requerir secundario completo y disponibilidad de trabajo de tiempo completo.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net