Connect with us

Cultura

Cosas de la vida

Published

on

Crónicas a Contraluz es una propuesta de Juan Carlos Ceja que nos ofrece ficciones literarias con líneas de sentida autorreferencia. «Pinta tu aldea y pintarás el mundo» es la frase que parece guiar al autor.

En el año 1956 la epidemia de Poliomielitis fue dura. La enfermedad paralizaba y atrofiaba a sus víctimas. En los 80 todavía se lidiaba con la polio pero, con menos angustia e incertidumbre.
La Mirta en el 86 sobrevivía haciendo facturas, el marido ya había muerto y el Omar andaba en asuntos varios non sanctos.
Todos recordaban que en «en la desesperación de los primeros tiempos los vecinos blanquearon con cal las calles, las veredas y los árboles y las madres colocaron bolsitas con alcanfor en la ropa interior de sus hijos».
Las autoridades gestionaban y arreglaban pulmotores; el personal de los hospitales se agotaba en la atención.
Muchos volvieron a los rezos, los santitos olvidados en los aparadores y a los ramitos de olivo bendecidos.
Las casas vieron aparecer parientes y conocidos que hacía mucho se habían perdido. El miedo y el dolor restablecían lazos.
La polio que atacó al Omarcito crispó la vida de los Acosta.
El estupor llegó primero, detrás, atropelladas, las preguntas. Los llantos tuvieron que reprimirse porque ahí y en ese momento no servían para nada.
Nacieron sospechas y reproches inevitables pero, nadie se atrevió a ponerlos en palabra o decirlos a la cara.
La Margarita se consideró una paria, dejó de comer, sintió que había perdido las ganas de vivir, le costó mucho desandar la decisión del suicidio, no haber vacunado al nene ahondó su padecimiento.
La parálisis del hijo le marcó otra estación de su vía crucis, las otras eran las biabas que le daba el marido.
Ella se decía que nunca hubiera podido creer que el terror fuese tanto.
A Margarita le temblaba el cuerpo, se le escapaban gotas de orina cuando volvían a su memoria las palizas.
El comienzo estuvo en la tarde del desamor donde su parte renal fue tan maltratada arteramente con el huesudo dorso hombruno. No le parece cierto que anduviese en cuatro patas sobre la tierra, jadeando con la boca ensangrentada, bien abierta, postergando la huida por un mínimo de necesaria compostura.
Fue la vez que la fricción sobre el patio de tierra le peló las nalgas, la vez que el marido la había tomado de los pelos y vuelto a meter en la casa y que ella, en el descontrol, había ido a parar debajo de la mesa y ahí esperó, ahogada por el espanto y los mocos, sucia de tierra, mojada y llena de moretones, el próximo asalto. Fue esa vez que apareció la torcedura de la mano que nunca se pudo arreglar bien.
Es por esas cosas de la vida que la hija segunda de los Acosta se hizo torpe y se empecina en hablar apenas lo necesario.
Teresa era la mayor de las hermanas, la más desenvuelta y se puso al frente de la causa del Omarcito; no se despegó de la madre y se encargó de todos los trámites. Ella fue la que hizo los contactos con los familiares de Córdoba y por eso estuvieron viajando por dos años al Hospital de Clínicas.
Los hombres de la familia fueron los encargados de que se pudiera contar con la plata que la enfermedad devoraba.
Los vecinos hicieron pecho a la desgracia recurriendo a la tómbola.
Los números de la lotería estaban dibujados en cuadrados de cinco centímetros de lado en una hoja de cartón que al final de la venta terminaba con aureolas de mate y grasa.
Los vendedores eran muchos y uno por vez disponía del cartón que así circulaba por casas y barrios distintos. La compra era por amistad, deuda con el vendedor o porque se equiparaba compromiso humanitario con la causa de la rifa.
Algunos números tenían dueños y por eso se hacía fatigoso vender el resto.
El premio consistía en una canasta con comestibles donados por los organizadores, pero un día fue más grande. El cambio se dio cuando el marido de la Margarita comenzó a enviar cosas que los presos construían en la cárcel.
Las tómbolas eran mingas, pequeños nidos de encuentro a los que amigos y conocidos se entregaban fraternalmente y que dotaron de sentido ese continuum entre el barrio de obreros y putas y la fábrica, es decir el frigorífico, al que se llegaba por el naciente atravesando las quintas de los turcos y el puentecito de madera del zanjón.
La Margarita le debe mucho a los nidos de encuentro, cuando el marido estuvo en Las Flores y al Omarcito le agarró la polio, todo lo que necesitó se lo consiguieron los vecinos.
La madre todavía dice a quien quiera escucharla que los gestos sombríos y arranques de mal carácter del Omarcito son huellas que le dejó la polio.
El enfermito debió haber ido a una pileta para mover y fortalecer su sistema muscular, pero como eso no fue posible, en la casa se habilitó el fuentón grande y todos los días, mañana y tarde, el Omarcito cumplía el tratamiento asistido por los parientes.
El fuentón que al principio estaba en un rincón como preservando cierta intimidad, ahora ocupaba el centro de la escena.
Los tíos competían para ver quién realizaba los masajes más eficaces para ahuyentar la rigidez que aprisionaba las piernas. Con el paso del tiempo la rehabilitación pasó a integrar la rutina de la vida en familia.
El Omarcito aprovechó la situación y se convirtió en un enano tirano insoportable. Los caprichos se cuestionaban en voz baja. La corte se mantuvo, aún en estado de protesta, hasta que el pibe comenzó a caminar con la esperanza de la cura definitiva.
La enfermedad fue retrocediendo lentamente, de a poquito, hasta refugiarse en una renguera que quedó para siempre.
Al año, tal vez un poco más, recuperada la alegría, los Acosta se dieron una comilona, bailaron y tomaron de más; en medio de esa bacanal nocturna el fuentón desapareció para siempre de la galería.
A la madrugada escaparon la María del Carmen y el Pelado Fontana que andá a saber, dijo la Nona Ruiz, por dónde anduvieron revolcándose por días y noches, esos dos.
Los fugitivos, al final, al año justo, se casaron en octubre.
La Nona no tranzó y la novia vistió de corto y celeste, el derecho al blanco y largo se había perdido.
El Omarcito ofició de encargado inesperado de los anillos, entró a la capillita con moñito y las botitas para la renguera que en diciembre cambió por cinco figuritas de las difícil.
Los vecinos se sintieron ofendidos por el asunto de las botitas, olvidaron la tómbola en acuerdo tácito y se dedicaron a sus cosas de la vida.
Así nació el Omar Acosta.

Cultura

Comienza la venta de entradas para el FTR21

Published

on

12:29 – Estarán disponibles solo en venta online a través de www.rafaela.gob.ar/festivaldeteatro. La boletería será exclusivamente para el retiro de entradas y se ubicará en el Complejo Cultural del Viejo Mercado, ingresando por Pasaje Carcabuey. El costo de las entradas será de $350 generales y $200 para las obras para toda la familia. Las entradas gratuitas podrán reservarse vía web y retirarse por boletería.

La Municipalidad de Rafaela comunica que este sábado 23 de octubre se pondrán a la venta las entradas para la edición 2021 del Festival de Teatro de Rafaela. En esta edición la venta y reserva de tickets será únicamente vía web.

La venta de entradas online estará disponible a partir de las 10:00 del sábado 23 de octubre, ingresando a www.rafaela.gob.ar/festivaldeteatro. La forma de pago para este medio de compra podrá ser con tarjeta de crédito Visa, Mastercard, American Express, Naranja, Nativa, Cabal, Dinners Club y Argencard y de débito Visa, Mastercard, Maestro y Cabal. Por su parte, la reserva de localidades para funciones gratuitas también se realizará vía web, a través de la página del Festival de Teatro.

Cabe destacar que tanto las entradas adquiridas como las reservadas para funciones gratuitas deberán ser retiradas en la boletería del FTR21 con el comprobante de compra que les llegará vía e-mail, a partir del miércoles 27 de octubre. Desde ese día, la boletería quedará habilitada hasta el domingo 7 de noviembre inclusive, de 12:30 a 15:30.
 
Cabe recordar que las entradas para las funciones en las salas tendrán un valor de $350, mientras que para las funciones para toda la familia el costo será de $200. Se venderán hasta dos entradas por obra por persona para las funciones de sala, y hasta cuatro entradas por obra por persona para las funciones de carpa de circo e infantiles.

Continue Reading

Cultura

El Cine Belgrano reestrena “Vivir su vida”, de Jean-Luc Godard

Published

on

11.49 En su Espacio Autor, se proyectará en copia restaurada el cuarto largometraje del cineasta franco-suizo. Una oportunidad para volver a ver en la pantalla grande, una de las películas más paradigmáticas de la modernidad cinematográfica.

Lanzado comercialmente en Francia el 19 de septiembre de 1962, luego de exhibirse en el Festival de Venecia unas semanas antes, “Vivir su vida”, vuelve a las salas de cine en copias restauradas y podrá verse en la sala del Cine Teatro Municipal Manuel Belgrano, desde el viernes 22 al martes 26 de octubre a las 21:15.

Se trata de una de las películas más perfectas y bellas en toda la filmografía del director de “Sin aliento”, y la más triste y trágica en el canon del realizador.

Anna Karina interpreta a Nana, una joven de 22 años, empleada de una disquería céntrica y aspirante a actriz con problemas de dinero, que un día por necesidad, comienza a prostituirse en las calles de París.

Es apta para mayores de 13 años con reservas y la entrada tiene un costo general de $300.

Los locos Addams 2

En su segmento destinado a toda la familia, continúa una semana más, el film animado Los locos Addams 2 desde el viernes al martes a las 18.

La espeluznante familia favorita de todos, regresa en esta nueva secuela, donde veremos a Morticia y Homero angustiados porque sus hijos están creciendo, no quieren ir a comidas familiares y están totalmente consumidos por “la edad de los gritos”.

Para recuperar su vínculo familiar, deciden meter a Merlina, Pericles, al Tío Lucas y al resto de la familia en su carroza embrujada y emprender un viaje en carretera para tener unas últimas y miserables vacaciones familiares. Su aventura, a través de los Estados Unidos, los sacará de su rutina y les traerá divertidos encuentros con el ícono Tío Cosa, así como con muchos nuevos excéntricos personajes.

La misma se podrá ver doblada con una entrada general es de $300.

Estrenos nacionales

Espacio INCAA proyectará dos películas argentinas: «Yo, adolescente» de viernes a domingo y “La creciente”, el lunes y martes, ambas a las 19:30.

La primera de ellas, dirigida por Lucas Santa Ana, cuenta con las actuaciones protagónicas de Renato Quattordio, Malena Narvay, Thomas Lepera. Tras el suicidio de su mejor amigo y la tragedia del incendio del local bailable Cromañón, entre recitales, fiestas ilegales en un galpón abandonado y la escuela secundaria, pasa un año en la vida atormentada de Zabo, quien va descargando todo lo que siente en su blog «Yo, adolescente».

La segunda propuesta cuenta con la dirección de Franco González, Demian Santander y las actuaciones de Cristian Salguero, Mercedes Burgos y Héctor Bordoni. Matía, un joven marginal, llega escapando a unas islas del río Paraná. En un ambiente ajeno, incómodo, intenta rearmar su vida, pero las tensiones que se generan con su llegada lo devuelven hacia su pasado delictivo y a tener que enfrentar una vez más la idea de huir para sobrevivir.

La entrada general es de $100 y con descuento a jubilados y estudiantes: $50 para ambas películas.

Protocolo

Se recuerda que los espectadores deberán cumplir con los protocolos estipulados por la sala durante las funciones: uso obligatorio del barbijo en todo momento (solo se puede bajar para ingerir alguna comida o bebida), distanciamiento entre butacas (excepto para las burbujas de recreación de hasta seis personas), e higiene de manos.

Continue Reading

Cultura

Presentan Pulsar eSports en Rafaela

Published

on

07.48 La actividad tendrá lugar en la tarde del jueves en el Complejo Cultural del Viejo Mercado con la presencia de Félix Fiore, susecretario de Industrias Culturales.

Este jueves, a partir de las 16 horas en las instalaciones del Complejo Culutral del Viejo Mercado, se presentará Félix Fiore, subsecretario de Industrias Culturales de la Provincia de Santa Fe, con motivo de la presentación de Pulsar eSports en la ciudad de Rafaela.

Se trata de un programa de videojuegos y juegos electrónicos deportivos que se viene desarrollando en todo el territorio santafesino y que en la ciudad tendrá dos jornadas -continuará este viernes y sábado- donde los interesados podrán disfrutar y jugar League of Legends, FIFA 21, PES 21, NBA 2K, Rocket League, Clash Royale, Just Dance. Además, podrán participar por importantes premios como celulares, tablets, PlayStation 4 y remeras.

Acerca de Pulsar Santa Fe

Con sede en Rosario, esta propuesta prevé encuentros de mercado, reuniones con profesionales, ciclos de formación, conferencias, exhibición itinerante de productos audiovisuales, jornadas lúdicas e interactivas, y juegos electrónicos deportivos.

Se propone dar lugar al universo de oportunidades para el desarrollo y el crecimiento de las industrias creativas, incentivando la producción de sinergia entre quienes se dedican a la producción, dirección, realización, distribución, programación, gaming, y desarrollo; y las usuarias y usuarios, e integrantes de instituciones gubernamentales, de formación, medios y empresas.

Es un trabajo colaborativo fruto del trabajo conjunto de los Ministerios de Cultura, Producción y Ciencia y Tecnología de la provincia; Santa Fe Global, Secretaría de Turismo de la Provincia de Santa Fe y las Universidades Nacionales de Rosario (UNR), Rafaela (UNRaf); y el Litoral (UNL). Además, cuenta con el apoyo de la Asociación Argentina de Deportes Electrónicos y Videojuegos; GG Tech Entertaiment y Esports Land Argentina.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net