Connect with us

Internacionales

Alemania aísla a los no vacunados y les impone un virtual confinamiento

Published

on

Toda persona que no se haya aplicado ninguna dosis contra el Coronavirus sólo podrá acceder a comercios esenciales.

Antes de dejar el cargo en una semana, la canciller alemana Angela Merkel impuso en las últimas horas un virtual confinamiento a los no vacunados, que representan un tercio de la población del país, ante el avance de la nueva mutación Ómicron de Covid-19.
De esa manera, los alemanes que no estén protegidos contra el Coronavirus sólo podrán acceder a los comercios esenciales, como farmacias y supermercados, para adquirir productos de primera necesidad. Pero no podrán ir a restaurantes, teatros, eventos deportivos y culturales, o museos.

Medidas que regirán antes de que se decrete la vacunación obligatoria

Las medidas dispuestas por el gobierno alemán fueron consensuadas en una conferencia de ministros presidentes de los ‘Länder’ con la canciller saliente y su futuro sucesor, el socialdemócrata Olaf Scholz. No solo limitan a los no vacunados a comercios esenciales, sino que además se los aísla socialmente.
Pero hay más: los no vacunados deberán someterse a un test diario para acudir a trabajar y hasta para acceder al transporte público. También se requerirán mascarillas en las escuelas y se impondrán nuevos límites a las reuniones privadas.
Merkel dijo que las iniciativas son necesarias ante la creciente preocupación de un colapso hospitalario. «La situación en nuestro país es grave», alertó.

Cuándo será obligatoria la vacunación

Mientras tanto, el Parlamento estudiará una orden general de vacunación como parte de los esfuerzos para frenar los contagios de Covid-19.
Merkel respaldó la propuesta y dijo que el Parlamento considerará la recomendación del panel nacional de ética hecha en ese sentido. Si es aprobada, la medida podría entrar en vigencia en febrero próximo.
Scholz, quien sucederá a Merkel la semana próxima, respaldó la orden de vacunación ante la creciente alarma causada por la irrupción de la nueva mutación Ómicron de Coronavirus.
La pandemia ha causado más de 100.000 muertos y registra una incidencia acumulada en siete días de 429 casos por cada 100.000 habitantes. TN.

Internacionales

Conflicto en Ucrania: de qué se trata y qué países se enfrentan

Published

on

Ya no se trata de la Guerra Fría. Cada vez se suman más países, los aliados fueron cambiando de bando, y cada uno juega roles diferentes.

No es la Guerra Fría porque entre otras cosas la Rusia actual no es la Unión Soviética, que controlaba bajo su bota la voluntad de la mitad oriental de Europa y media Asia central. Más de 30 años después del final de la Guerra Fría, Moscú sí busca volver a tener una esfera de influencia y en ese juego es esencial la pieza ucraniana. Sin Ucrania su influencia sobre sus vecinos queda muy limitada.
Ucrania es, tras Rusia, el mayor pedazo de la disgregación de la Unión Soviética, uno de los más ricos y desarrollados, pieza clave en la geopolítica del oriente europeo. Y como no es la Guerra Fría los aliados de cada bando cambiaron y su papel es otro.
Nadie espera ver blindados estadounidenses, alemanes o franceses por el Donbass junto a las tropas ucranianas defendiendo a Ucrania de un ataque de tropas rusas que podrían contar con aliados como los kazajos o los kirguises. 2022 no es 1950 ni 1990.
Con esas diferencias en mente sí es cierto que muchos países se posicionan del lado de Ucrania y menos del lado de Rusia. Aunque esos posicionamientos no conlleven una eventual entrada en una guerra entre Rusia y Ucrania, sí podrían apoyar a Kiev con sanciones a Rusia o entregándole armas, como ya hacen los británicos, los bálticos o los polacos.

El lado de Ucrania

Ucrania no es miembro de la OTAN y por lo tanto no recibirá una ayuda militar automáticamente si es atacada por Rusia. Sí está recibiendo armamento de forma limitada y lo lleva haciendo en los últimos años. Sus Fuerzas Armadas no son tan débiles como en 2014 precisamente por esa ayuda. Ese armamento le llega de Estonia, Letonia, Lituania, Reino Unido o Polonia.
Ucrania puede contar con el apoyo político de los 30 Estados miembros de la OTAN, aunque hay diferencias sutiles. El apoyo de Polonia o del Reino Unido es mucho más claro y evidente que el de una Alemania que bloquea que la OTAN como tal le entregue armas a Kiev porque considera que eso es avivar las ascuas del fuego.
El gobierno ucraniano también puede contar con el apoyo de la Unión Europea de dos formas: por las sanciones cada vez más duras que Bruselas va aprobando contra Moscú y porque la Unión Europea ha salido al rescate de Ucrania con préstamos en condiciones que nunca habría obtenido en los mercados financieros a sabiendas de que está por ver que esos préstamos puedan ser devueltos algún día.
Ucrania no está recibiendo apoyo militar directo pero sus vecinos miembros de la OTAN sí. Bulgaria por ejemplo ha visto como Francia prometía este jueves el envío de una flotilla de cazabombarderos y España el de una fragata al Mar Negro. Son medidas de disuasión contra Rusia pero para proteger a Estados miembros de la OTAN, no a Ucrania.
Una forma de ayuda de la que se habla en la OTAN sería la de permitir que tropas rusas se pusieran a salvo en territorio de sus vecinos occidentales, pero el debate no ha ido más allá de algunas conversaciones entre embajadores y ministros y no está oficialmente en ninguna agenda.

El lado de Rusia

Rusia cuenta con apoyo político más retórico que de otra forma de países como sus vecinos Kazajstán, Armenia, Bielorrusia, Tayikistán o Kirguizistán o del otro lado del mundo como Venezuela o Cuba.
Pero en Europa nadie imagina a tropas venezolanas o cubanas combatiendo en suelo ucraniano al lado de tropas rusas. Ese apoyo, lejos de sumar voluntades en organismos como Naciones Unidas, parece tener muy poco peso.

China

China podría ser el principal apoyo económico si Beijing sabe jugar a sostener a Rusia sin romper relaciones comerciales con los europeos y estadounidenses, sus principales clientes.
Putin también tiene algún aliado político en Europa, como Serbia. Y dentro de la Unión Europea el extravagante caso del húngaro Viktor Orban, cuya retórica es pro-Moscú pero cuyas acciones (como aprobar cada semestre que se renueven las sanciones de la Unión Europea a Rusia) no lo parecen tanto. (Clarín)

Continue Reading

Internacionales

Boric presentó su gabinete, con mayoría de mujeres y muchas caras conocidas

Published

on

El equipo quedó conformado por 14 mujeres y 10 hombres. Nombró en Hacienda al actual presidente del Banco Central y como ministra del Interior a una médica independiente.

El presidente electo de Chile, Gabriel Boric, confirmó este viernes al expresidente del Banco Central Mario Marcel como ministro de Hacienda, mientras que la nieta del exmandatario Salvador Allende, la diputada Maya Fernández Allende, estará al frente de la cartera de Defensa, en lo que será un gabinete con más mujeres que hombres y muchos independientes.
A 33 días de ganar el balotaje, el líder de Apruebo Dignidad anunció en el Museo Nacional de Historia Nacional de Santiago lo que será a partir del 11 de marzo su gabinete que constará de 24 nombres, 14 mujeres y 10 hombres.
«Hoy presentamos un Gabinete con mayoría de mujeres y quiero recalcar este hecho, este es un Gabinete diverso, con presencia de personas de provincias, un Gabinete intergeneracional, con pluralidad política y diversos puntos de vista», señaló el mandatario electo durante la ceremonia de presentación en el Museo de Historia Natural en Santiago.
Uno de los nombres más esperados era el de Hacienda y, sin sorpresas, Boric escogió al extitular del Banco Central Marcio Marcel, que el jueves renunció a ese cargo.
Antes, ocupó diversas funciones en los gobiernos de centro izquierda, entre 1990 y 2008, y era el preferido para los mercados, que ve en su nombramiento un gesto de moderación en las reformas económicas que busca implantar el próximo presidente.
Izkia Siches asumirá en el Ministerio del Interior, transformándose en la primera mujer en la historia en encabezar esta cartera, mientras que Antonia Urrejola estará al frente de Relaciones Exteriores, Nicolás Grau en Economía, y Marcela Ríos en Justicia.
El futuro jefe de Estado se nutrió además de su círculo más íntimo para puestos de relevancia: Camila Vallejo será vocera de Gobierno y Giorgio Jackson estará a cargo de la Secretaría General de la Presidencia.
María Begoña Yarza, médica cirujana de la Universidad de Chile e independiente en cuanto a la afiliación política, quedará a cargo del Ministerio de Salud con el gran objetivo de mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.
Mario Ávila va a ser el titular de Educación, en lo que Boric destacó como «la primera vez que un profesor» llevará los mandos de esa cartera.
Antonia Orellana, periodista de la Universidad de Chile, asumirá como ministra de la Mujer, Marisa Rojas en Medioambiente y Alexandra Benado en el de Deportes.
En el ministerio de Trabajo y Previsión Social estará Jeanette Jara, Marcela Hernando en Minería, Juan Carlos García en Obras Públicas y Claudio Huepe en Energía, entre otras designaciones.
Uno de los nombres más esperados era el de Hacienda y, sin sorpresas, Boric escogió al expresidente del Banco Central Marcio Marcel, que el jueves renunció a ese cargo.
Antes, ocupó diversas funciones en los gobiernos de centro izquierda, entre 1990 y 2008, y era el preferido para los mercados, que ve en su nombramiento un gesto de moderación en las reformas económicas que busca implantar el próximo presidente.
Otro nombramiento relevante es el de la diputada socialista (centroizquierda) y nieta del expresidente Salvador Allende (1970-1973), Maya Fernández, que será ministra de Defensa a partir de marzo.
«Le doy la bienvenida a la diputada Maya Fernández en el ministerio de Defensa», señaló Boric durante la ceremonia de presentación en el frontis del Museo de Historia Natural en Santiago.

Continue Reading

Internacionales

Siguen llegando pedidos de renuncia para el primer ministro británico

Published

on

Cada vez más miembros de su partido buscan la manera de que Boris Johnson abandone su cargo. Tenso interrogatorio en el Parlamento.

El primer ministro Boris Johnson se juega su cargo y su vida política este miércoles, tras haber autorizado o presenciado 15 fiestas en Downing St ,en plena pandemia y con el país confinado, y mintiendo al Parlamento.
Boris enfrentó una Cámara de los Comunes furiosa, con los diputados laboristas del norte de Inglaterra o «Red Walls» rebelados y organizando un golpe en su contra que han bautizado «Pork Pie».
El primer legislador en partir de las filas conservadoras al laborismo fue Christian Wakeford, de Bury South, quien decidió «poner a la gente primero». Pero el pedido más inesperado fue el de su aliado, ex secretario del Brexit y ex miembro del SAS, las fuerzas especiales británicas, el diputado Tory David Davis. Le pidió: «En nombre de Dios, váyase».
Se acumulan las cartas de legisladores para imponer un voto de confianza, que debe ser decidido por el Comité 1922, la máxima autoridad del partido, para echarlo del cargo. Al menos hasta 12 parlamentarios conservadores enviaron cartas de censura. Los «whips Torys», que controlan los votos, hacen llamadas y envían mensajes de texto a los rebeldes.
Bastan 54 cartas para lanzar el voto de confianza. Boris necesita que 180 diputados de su partido lo apoyen para no tener que irse del poder y ser reemplazado por otro líder conservador, sin convocar a elecciones. Puede salvarse hoy pero nadie sabe que pasará la semana próxima.

Clima de rebelión

Con la Cámara exaltada como en los más días difíciles, el líder laborista Keith Karmer alertó que su partido está listo «para hacerse cargo del gobierno y crear prosperidad y decencia». «Cada semana el primer ministro debe hacer imposibles defensa de sus fiestas en Downing St», dijo Karmer en la interpelación.

Quince fiestas

Las 15 fiestas en Downing St fueron nuevamente el tema, esta vez bajo el combustible de Dominic Cummings, el súper asesor de Boris y hoy su máximo enemigo, que lo compara al premier con un «carrito de supermercado descarrilado». Es él quien filtra a la prensa, aclara cómo fueron las fiestas y declarará en la investigación independiente bajo juramento.
Boris se defendió sosteniendo que se debe esperar los resultados de la investigación independiente de Sue Gray, una funcionaria pública o Mandarín, sobre qué realmente sucedió en la pandemia. Boris utilizó un tono desafiante y optimista, como cuando era el orador en la Unión de Estudiantes de la Universidad de Oxford.

«Por el amor de Dios, váyase»

En una sesión extremadamente acalorada y brutal, con fuertes intervenciones del Speaker de la Cámara de los Comunes para imponer orden, Boris defendió su gestión, en medio de los gritos y las risas de los legisladores, más los pedidos de renuncia.
«Si él mintió al Parlamento, debe renunciar», insistió el líder laborista Karmer. A el se sumó Ian Blackford, el jefe de los nacionalistas escoceses.
«En los últimos días nosotros tenemos mas dañinas revelaciones sobre la reglas rotas en Downing St y todavía una lista de ridículas excusas del primer ministro», dijo el diputado nacionalista escocés.
«¿Cuándo los diputados tories van a hacer lo que deben hacer y mostrarle la puerta? Esto es simplemente no aceptable. ¿Va el primer ministro asumir la responsabilidad? ¡Váyase, primer ministro!», insistió.
Con calma, Boris respondió con modales de Eton College: «No, señor Speaker pero le agradezco por esta pregunta otra vez». Y volvió a referirse a la investigación de Sue Gray.
Pero la sorpresa fue del ex secretario del Brexit y conservador David Davis, un aliado de Boris, ex militar británico.: «En nombre de Dios, váyase» pidió, repitiendo una declaración muy famosa que hicieron en la Cámara de los Comunes.
Era el pedido de renuncia más cercano de sus propios pares. Dijo que había pasado meses y semanas defendiendo al primer ministro, recordándole a sus electores las vacunas y las buenas acciones.
La investigación de Sue Gray deberá analizar el comportamiento del primer ministro y las fiestas en Downing St en la pandemia, cuando miles de británicos no podían despedir sus muertos ni casarse y estaban encerrados en sus casas.
Estará lista la semana próxima. Pero antes entrevistará a Dominic Cummings, el ex asesor de Boris, que ha decidido dar su declaración bajo juramento de que Johnson mintió sobre la fiesta del 20 de mayo del 2020. Hoy los aliados se han transformado en sus peores enemigos.

La fiesta de los viernes

Cada día se suman nuevas fiestas e incidentes. Incluidos la compra de una heladera para 37 botellas de vino en Downing St y una valija que entraba semanalmente a Downing St con botellas de vino escondidas, para el ya famoso «Booz Friday» o fiesta de los viernes.
La laborista Jessica Morden se preguntó: «¿Por qué es tan difícil para el primer ministro admitir que él hizo las reglas, entonces debe conocerlas y seguirlas. El debe mostrar compasión e irse», dijo.
«¿Finalmente el primer ministro va a adoptar responsabilidad? Váyase», pidió.
Boris dijo que, con su insistencia, el laborismo está haciendo perder el tiempo porque hay una investigación independiente en marcha.
En medio de la disminución del apoyo de sus propios parlamentarios, el primer ministro enfrentó preguntas difíciles sobre el escandaloso «Party Gate» en curso por parte del líder laborista Keir Starmer y algunos de sus propios parlamentarios conservadores, dispuestos a hacer preguntas.
En medio de especulaciones abiertas sobre su futuro político, Johnson confesó haber asistido a la fiesta de bebidas en el jardín durante el primer cierre nacional del Reino Unido durante «25 minutos», a la que se entiende asistieron unas 40 personas.
El primer ministro reconoció la «rabia» pública por la sensación de que las reglas de Covid «no estaban siendo seguidas adecuadamente por las personas que las hacen».
Pero Johnson, refiriéndose al evento del 20 de mayo, dijo que «creía implícitamente que se trataba de un evento de trabajo».
Pero el Speaker evitó que el primer ministro se refiriera a la fiesta en Downing St en la víspera del funeral del príncipe Felipe, el marido de la reina Isabel.

Salto al laborismo

Cuando faltaban sólo cinco minutos para que comenzara la interpelación parlamentaria, un ex parlamentario tory, que envió una carta de censura a Johnson, anunció que se pasó al Partido Laborista.
El líder laborista Sir Keir Starmer dio la bienvenida a su partido a Christian Wakeford, diputado de Bury South. Se podía ver a Wakeford sentado en los bancos de la oposición laborista en las PMQ.
Boris ganó la elección dos años atrás cuando los laboristas desencantados con Jeremy Corbyn y pro Brexiteers votaron masivamente a los conservadores . Ahora se están yendo. Son los Red Walls o laboristas del norte del país.
Casi todos los parlamentarios en la Cámara de los Comunes miraban su teléfono cuando se publicaban las noticias sobre la deserción de Christian Wakeford. ¿Seguirían más? ¿Habría una operación dominó o eran solo rumores?
En un comunicado, el líder laborista Sir Starmer dijo: «Me gustaría dar la bienvenida a Christian Wakeford al Partido Laborista. Siempre ha puesto a la gente de Bury South en primer lugar».
«Como dijo Christian, las políticas del gobierno conservador no están haciendo nada para ayudar a la gente de Bury South y, de hecho, solo están empeorando las luchas que enfrentan a diario», continuó.
«La gente en Gran Bretaña enfrenta una crisis del costo de vida. Pero este incompetente gobierno Tory está dormido al volante, distraído por un caos creado por él mismo. Mientras tanto, las familias, las empresas y los jubilados sufren por el fracaso de los conservadores para abordar el aumento de alimentos, combustible y energía y precios», alertó.
«Los laboristas son los únicos que han presentado un plan para ayudar a las personas a superar la crisis del costo de vida de los conservadores. Estoy decidido a construir una nueva Gran Bretaña que garantice seguridad, prosperidad y respeto para todos y estoy encantado de que Christian haya decidido unirse a nosotros en este esfuerzo», aseguró Starmer, el líder laborista.
El más dramático día de su vida política no ha terminado. Con certeza hay 12 cartas pidiendo un voto de confianza pero hay más llegando. Su sobrevivencia depende de ellas y hay otros 7 diputados que pidieron públicamente su partida.

Levantan el plan B de restricciones

En medio de la crisis política, el primer ministro Boris Johnson levantó el Plan B para enfrentar el Covid y su variante Ómicron. El plan se aplicará desde la semana próxima, exactamente desde el 26 de enero. Gran Bretaña ha dado hasta ahora 36 millones de terceras dosis y el 90 por ciento de ellas a las personas de más de 60 años.
Los pasaportes sanitarios no serán necesarios y el teletrabajo no será exigido para trabajar desde la casa. Las máscaras no serán necesarias y desde este jueves no usarán tapabocas en los clases o áreas comunes.
El abandono del Plan B es la mayor concesión a los conservadores, especialmente su ala derechista, que se niega a seguir adoptando medidas restrictivas que van a afectar la economía.
Pero los científicos consideran que Ómicron está subiendo cuando el gobierno está abandonando el plan B. Hay un 20 por ciento mas de casos esta semana que la anterior en el reino, según la oficina de Estadísticas Nacionales. No se puede abandonar el Plan B sin riesgo que el Covid aumente dramáticamente, junto con las hospitalizaciones. Fuente: Clarín.

Continue Reading

Las más leídas

Diario Castellanos

Diario Castellanos de Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Teléfonos: 578222 / 578221 / 506598
Dirección: Mitre 366
Correo: redaccion@diariocastellanos.net


Fundado el 7 de septiembre de 1938.

Diario Castellanos

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net