Connect with us

Revista El Óvalo

La creación de Alejandro Cretier para las «Doce Horas de Rafaela»

Publicado el

- 02:09 am

Última actualización: 19 de Marzo de 2020 - 10:11 pm

Para participar en esta competencia llevada a cabo en octubre de 1948, el corredor construyó su propia moto, la cual se ganó una nota especial en el día de hoy.

Darío Compagnucci – Para los que siguen el motociclismo en nuestra zona y tienen más de 50 años, recordarán a Alejandro Cretier, quien se dedicó en el transcurso de su vida a la mecánica de motos y autos. En esta nota refresco el recuerdo de su incursión en las «Doce Horas de Rafaela», competencia realizada el 31 de octubre de 1948, fiscalizada por el Moto Club Argentino en el tradicional circuito de tierra del Club Atlético de Rafaela, donde se corrían las «500 Millas» de Automovilismo.
Para participar en las «Doce Horas de Rafaela», el personaje que referimos decidió construir su propia moto, por lo que tomó el motor de un Ford modelo T al que le cortó un cilindro y le colocó un cárter hecho de chapa de hierro soldada de un espesor considerable. La lubricación forzada de aceite por medio de una bomba de engranajes, el encendido era por magneto y refrigeración por agua. La horquilla que utilizó fue de una Harley-Davidson y el chasis fue construido por Cretier íntegramente con caños de acero. La tapa del cilindro también de chapa fue forjada por las manos de Carlos Rossini. La máquina desarrollaba una velocidad superior a los 120 kms. por hora.
Y se largó Cretier en las «Doce Horas». En la carrera se mantuvo en pista por casi nueve horas, debiendo abandonar por desperfectos mecánicos. Una participación agridulce. En esta oportunidad, el triunfo fue para Francisco Gonzálvez y, vaya casualidad, ese año se impuso otro piloto de Santa Fe, Luis Brosutti.
Luego de esta actuación, Cretier perfeccionó la moto construyéndole un nuevo cilindro de aluminio aleteado y encamisado en acero, tapa de cilindros con válvulas a la cabeza, resortes de válvulas dobles tipo tijera, como los de la Norton Internacional, obteniendo una máquina de mayor performance que la anterior.
La construcción de la moto con la que participó en las «Doce Horas de Rafaela» fue llevada a cabo en los talleres de los señores Eneas y Hugo Gentilini, en donde contó con la ayuda de Arnaldo «Nardo» Cardelli, quien también construyó junto con Franco Gentilini dos motocicletas de 98cc de dos tiempos, asesorados técnicamente por Alejandro Cretier.

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net