Connect with us

Nacionales

Nuevo jefe del ejército: una oportunidad histórica

Publicado el

- 09:41 am

Última actualización: 26 de Febrero de 2020 - 11:39 am

General de Brigada Agustín Cejas como nuevo Jefe del Estado Mayor General del Ejército

Con la asunción del General Agustín Cejas y con él a la cabeza, una corriente oxigenada de Oficiales tiene la oportunidad de marcar un punto de inflexión en la historia del Ejército Argentino. Un repaso de su vida y estilo.

Por Bryan J Mayer – En un contexto donde Alberto Fernández busca mostrarse maduro y consolidado en algunos aspectos cuestionables del peronismo en su pasado por la administración nacional (Como el trato a los integrantes de las Fuerzas Armadas, su rol y calidad de vida) y donde la crisis económica exige análisis, innovación y eficacia para superar los objetivos diarios de una institución como el Ejército Argentino, el Presidente designó a la persona ideal para que la rueda siga girando, incluso con mayor velocidad que hasta ahora. Apoyado en las sugerencias del Ministro Agustín Rossi, alguien que conoce muy bien el ámbito de la Defensa y que también entiende la urgencia de potenciar la imagen de las Fuerzas Armadas; el Jefe del Estado Nacional designó al General de Brigada Agustín Cejas como nuevo Jefe del Estado Mayor General del Ejército (JEMGE), cargo que asumirá este viernes 28 en el Regimiento de Infantería 1 “Patricios”.

El nuevo Jefe del Ejército no tuvo, hasta ahora, inconvenientes en romper con los “Usos y costumbres” con los que se fue encontrando en los cargos de mayor relevancia ocupados en su trayectoria. Esas acciones o mecanismos del sistema que no lo conformaban al General Cejas (Y que quizá tampoco lo hacían con sus antecesores que no reaccionaban “Porque eso siempre fue así”) rápidamente fueron mutando hacia formas que consiguen mayor mérito que previamente. En la búsqueda de encontrar mejores resultados o repotenciar factores de fondo, Agustín Cejas tampoco tuvo problemas en plantear modelos o acciones que hasta ese momento sólo se habían evitado “Porque nunca se hicieron.” Eso es lo que ahora necesita, más que nunca, el Ejército Argentino para lograr dar un paso superador en su historia como institución nacional. En cada decisión adoptada, el mencionado oficial cuenta con la tranquilidad de no ser un advenedizo en la materia. Lejos de ser un neófito, el General Cejas navega en los reglamentos militares y en la vida de quienes los respetan de una manera muy cómoda. Es que prácticamente se crío en ese contexto al haber realizado sus estudios secundarios en un Liceo Militar y haberse recibido como Oficial siendo muy joven y su personalidad le permitió profundizar diversos factores de la vida militar. Tampoco es un Oficial que tuvo reparos a la hora de defender sus ideas y proyectos ante superiores y subalternos, firmeza que generó satisfacción en quienes lo observaron y acompañaron en estos últimos tiempos.  Además, el nuevo JEMGE es dueño de un nutrido y variado currículum tanto en lo académico, como en lo operacional (Ver apartado final) que lo convierten en un profesional indicado para sobrellevar un proceso de revisión y determinación de los próximos caminos institucionales.

La predisposición gubernamental es alentadora con el elegido: Cejas -al igual que todos sus subordinados- desarrolló su vida militar en democracia y eso le permite al Ejecutivo Nacional mirarlo de buena gana. Esa simpatía demanda que el nuevo Jefe del Ejército realice una labor que le permita proyectarla -por intermedio de sus medidas- hacia todo el personal de la Fuerza. Esto puede permitir romper con el tenue simbolismo vivido durante el macrismo y que a partir de este momento los hombres y mujeres del Ejército cuenten con una línea clara de servicio y sean respondidas algunas preguntas básicas que esos efectivos se interrogan: ¿Para qué estamos? ¿Cuál es nuestra meta como organización a disposición pura y exclusiva de la Patria? ¿Nos preparamos para defender nuestros recursos naturales, para apoyar a la comunidad en medio de catástrofes, para luchar contra el narcotráfico y el delito o para blindar las fronteras?  Además, en la búsqueda de ese horizonte que Cejas deberá bregar por trazar de una vez por todas, existe la posibilidad que los uniformados se encuentren día a día con mayor y mejor material y equipo de trabajo, como así también con una remuneración acorde a su labor y “En blanco”. En sintonía con el Ministro Rossi ¿Llegó también el momento de evaluar los mecanismos económicos de la Fuerza para poder reequiparla de la forma necesaria? Ninguno de los interrogantes que anteceden esta oración son inocentes, el gobierno de Alberto Fernández viene con ansias de dar marcha atrás con medidas de Cambiemos en la materia, pero claro que aún su mayoría están en proceso de análisis. El ímpetu que Cejas manifieste en sus próximos encuentros con las autoridades civiles será clave para que el proceso de transformación y reestructuración sean lo más positivos posibles para el futuro del Ejército.

Agustín Cejas es amigo de la innovación, de las redes y la tecnología. En ese sentido se espera un gran viraje en el uso y capacidad de los medios que dispone el Ejército en la materia. Además, posee una virtud que no es común -incluso fuera de los cuarteles-  a la hora de escuchar nuevas ideas, adaptarlas y ejecutarlas en pos de mejorar la realidad que lo rodea. La apertura que hizo del Colegio Militar de la Nación, siendo Director del mismo, al realizar jornadas de puertas abiertas o de “Cadetes por un Día”, mientras creaba las redes sociales del mismo para mostrarlo de lleno a la sociedad, muestran plenamente que el citado General entiende a la perfección cuáles son los caminos necesarios de transitar hoy en día para conseguir los logros que décadas atrás se conseguían mediante métodos que fueron perdiendo vigencia. Los convenios firmados en su paso por la Dirección General de Educación también dan claras cuentas de sus capacidades de negociación y repotenciación de lo cotidiano. Pero, no menos importante, las consideraciones hacia su persona esgrimidas por quienes le dependieron en los últimos años dan una imagen que muestran su calidad humana ante su entorno y los desafíos que se presentan.

El nuevo Jefe del Ejército Argentino cuenta con apoyo gubernamental, sobradas aptitudes personales y profesionales y con el aval de quienes lo conocen para lograr una Fuerza amiga de la sociedad, mientras traza las misiones que tratará de superar la institución que dirige. ¿Podrá, entonces, Agustín Cejas mantenerse en los mismos rieles que hasta ahora para aprovechar esta veta histórica? Seguramente, con la presencia de lo expuesto en su primer mensaje vía Twitter, logrará mantenerse sagaz en sus determinaciones, tolerante ante las inclemencias y abierto para escuchar todas las opiniones que se le acerquen en  esta importantísima etapa que comienza. No es menos importante la predisposición que sus propios compañeros de promoción, en cargos de suma relevancia,  manifiesten ante los delineamientos que poco a poco vaya esgrimiendo.

AGUSTÍN HUMBERTO CEJAS

Este viernes se hará cargo del Ejército Argentino un hombre que conoce el paño de extremo a extremo. Esa característica no carece de esfuerzo, sacrificio y dolor en su recorrido, aunque tampoco de objetivos conquistados, superación y alegrías. Detrás de los laureles de General de Brigada, que pronto representarán a un merecido Teniente General, está Agustín Humberto Cejas. Es cordobés y tiene 55 años. Se casó con Mónica P. y tiene dos hijos varones y una mujer. La compañía de su familia es continua en cada actividad pública que ha llevado a cabo Cejas hasta el momento y es, sin dudas, uno de los pilares fundamentales en su quehacer diario.

La vida militar de Agustín Cejas comenzó cuando la suya misma era prematura. Ingresó al Liceo Militar “General Paz” para realizar sus estudios secundarios y allí mismo se egresó como Subteniente de Reserva. En esa adolescencia marcada por un potente barniz militar, encontró la vocación que abrazaría el resto de su vida e inmediatamente tras su egreso comenzó la carrera en el Colegio Militar de la Nación. Aún siendo muy joven, con apenas 20 años de edad, se egresó como Subteniente del Arma de Artillería junto a la Promoción 115 y rompió filas con rumbo a su primer destino. A lo largo de su carrera desempeñó importantes roles como Profesor, Jefe de Curso y Director de la Escuela de Artillería, Jefe del Grupo de Artillería 10, Inspector del Arma de Artillería, Subdirector y Director del Colegio Militar de la Nación y, hasta los últimos días, Director General de Educación del Ejército. Vale destacar que esas funciones recogen sustento en sus títulos como Licenciado en Estrategia y Organización; Oficial de Estado Mayor de Argentina, de los Estados Unidos de América y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Todo ese baluarte académico se complementa con capacidades operacionales individuales como las Aptitudes Especiales de Paracaidista Militar y de Asalto aéreo y su condición de Instructor de Técnicas Básicas de Paracaidismo, Apertura Manual; además de ser Jefe de Lanzamiento paracaidista.

En cuanto a reconocimientos, el General Cejas ha recibido numerosas condecoraciones, entre ellas fue distinguido con la Recompensa al Mérito del Arma de Artillería en dos oportunidades; el Distintivo Julio Argentino Roca y el Distintivo Aptitudes Aplicativas al Combate entre otras.

Resumidamente, las últimas líneas presentan el perfil del nuevo conductor del Ejército Argentino  y la posibilidad que esta institución tiene con su llegada.

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net