Connect with us

Locales

La justicia federal alerta sobre contaminación en el río Coronda

Publicado el

La toma de agua del futuro acueducto a Rafaela está ubicada sobre el río Coronda, aguas abajo de donde se denuncia la contaminación.

El fiscal Walter Rodríguez dijo que la situación se debe a los desechos industriales que se arrojan desde algunas plantas ubicadas en Parque Industrial Sauce Viejo, ubicado aguas arriba de donde está la toma de agua del futuro acueducto a Rafaela. «Se encontraron sustancias que superan el límite de tolerancia establecido por la ley», dijo el funcionario.

El fiscal federal N° 2 de Santa Fe, Walter Rodríguez, volvió a reiterar que las aguas del río Coronda tienen un alto grado de contaminación a la altura del Parque Industrial Sauce Viejo. Según indicó el titular de la Fiscalía N° 2, un informe reveló la presencia en el agua de «cromo y plomo». La información fue revelada por el portal AiredeSantaFe, de la emisora radial santafesina homónima. Lo importante para destacar es que aguas abajo del punto de contaminación denunciado por el fiscal se encuentra la toma de agua del sistema de acueductos que abastece a la propia Sauce Viejo, a Santo Tomé y Desvío Arijón. Es la misma toma que abastecerá a la planta potabilizadora que operará para abastecer al acueducto a Rafaela, cuando éste se encuentre concluido.
De acuerdo a lo publicado por la emisora santafesina, los dichos del representante del Ministerio Público Fiscal se dan en medio de un contexto en donde el juez federal N° 2, Francisco Miño, debe resolver si acepta o no el pedido del fiscal para que cesen preventivamente los trabajos de las empresas hasta que sea saneado un canal clandestino interno del parque donde las firmas arrojan los residuos que posteriormente terminan en el río. «Se encontraron sustancias que superan el límite de tolerancia establecido por la ley», precisó el funcionario judicial a una entrevista a Aire de Santa Fe.
«Se practicó en diciembre un allanamiento donde se aplicaron muestras de las empresas que potencialmente pudieran estar en condición de agente contaminante y lo que estamos tratando ahora es cómo se soluciona un pedido de medida cautelar que ha sido girado a conocimiento del juzgado federal para que cesen los efectos del delito», destacó.
El fiscal aclaró que además los residuos son arrojados al río sin ningún tipo de tratamiento previo. «Esto no me lo contaron por escrito, sino que yo mismo me constituí en el lugar y lo percibí en mis sentidos. Se hace en un canal que teóricamente estaba habilitado para ser pluvial con vuelcos de desechos industriales que sería poco recomendable», destacó.
«Es un canal industrial en el cual se han gestionado autorizaciones para vuelcos industriales, pero ninguna de las empresas tiene un certificado actual o vigente que le permita hacer eso», describió.
Por último el fiscal calificó como «dudosa» la actividad estatal que llevan adelante los organismos de control. «El riesgo es importante y acá hay una actividad estatal que diría que es dudosa porque independientemente si vamos a comprobar, y en qué magnitud, la existencia de algún delito por parte de algunos de los integrantes de algunas de estas empresas lo cierto es que también nos encontramos ante una situación bastante llamativa que es la falta del control y del ejercicio de poder de policía de la instancia ministerial», sentenció.

Para el futuro

El tema de la ubicación de la toma de agua del sistema de acueductos que abastecerá a Rafaela y que ya está conectado a las tres localidades mencionadas más arriba generó un debate de muchos años, que se saldó a favor de instalar la toma de agua en el río Coronda luego de no pocos estudios y aportes técnicos, que tuvieron en cuenta diversos aspectos, desde la contaminación hasta la estabilidad de la costa ante los efectos de la erosión.
Si bien la planta de potabilización que ya está en funcionamiento para las localidades que están abastecidas por el acueducto en su primera etapa garantiza la inocuidad del agua que se consume, igualmente la intervención de la justicia abre un signo de preocupación sobre los volcamientos contaminantes.
Vale aclarar, para evitar cualquier confusión, que el agua que se consume actualmente en Rafaela es totalmente potable y que llega desde Esperanza, siendo extraída de pozos ubicados en los alrededores de esa ciudad, donde el agua tiene calidad garantizada y es potabilizada antes de ser distribuida a la red domiciliaria rafaelina.

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net