Connect with us

Deportes

Atlético se durmió una siesta y Defensores se lo hizo pagar

Publicado el

- 04:09 am

Última actualización: 22 de Febrero de 2020 - 02:11 am

Renso Pérez va por la pelota junto a Giménez. El jugador de Atlético fue expulsado y no estará ante Quilmes. // D. Camusso

Después de comenzar ganando con gol de Leo Acosta, el Celeste terminó perdiendo 3 a 1. Al descanso se fueron igualados, pero en el inicio del complemento el Dragón marcó rápidamente dos goles para definir la historia. El equipo de Walter Otta tuvo un mal segundo tiempo y sufrió un duro golpe a la ilusión de meterse en zona de Reducido. Sin Renso Pérez, expulsado, el lunes 2 visitará a Quilmes.

Diego Oviedo – Anoche, en cumplimiento de la 18ª fecha de la Zona «B» de la Primera Nacional, Atlético recibió luego de 15 años a Defensores de Belgrano, un partido que en la previa tenía un sabor especial por lo ocurrido en la primera rueda y por lo que le tocó sufrir a Atlético hace una semana en Victoria ante Tigre. ¿El factor común? Un arbitraje perjudicial en contra de los de Walter Otta. En el Bajo Belgrano porque Maximiliano Ramírez inventó un penal en tiempo de descuento que le permitió al Dragón igualar el partido, y en la pasada jornada por la lamentable actuación de José Carreras, con un sinfin de fallos erróneos en contra del Celeste. Por ende, la previa estaba cargada de bronca e impotencia, especialmente en los hinchas, mientras que los jugadores durante la semana se encargaron de bajar los decibeles sabiendo que desde lo futbolístico la situación estaba en ascenso, con buenos rendimientos y resultados positivos en casa, por lo que se apostaba a repetir ante Defensores, uno de los encumbrados en la zona y que llegaba a Rafaela con un invicto de 15 partidos sin perder.
Sin embargo, la Crema sufrió un duro golpe y terminó cayendo sin atenuantes por 3 a 1, en un partido donde hizo bien las cosas en el primer tiempo, pero el empate antes del descanso terminó siendo un baldazo de agua fría del cual nunca se pudo recuperar, y mucho menos cuando el Dragón en 8′ del complemento convirtió dos goles para sentenciar la historia.

No alcanzó. Acosta hizo un golazo para abrir el marcador. // D. Camusso

El primer tiempo

Walter Otta decidió para este encuentro volver al dibujo táctico que más resultados le dio en los últimos partidos, especialmente en el Monumental: cuatro en el fondo, dos volantes de contención y cuatro jugadores ofensivos, apostando a la movilidad de Junior Mendieta, Leo Acosta e Ijiel Protti, regresando Denis Stracqualursi a ser el faro en el área rival. Y en los primeros minutos fue una continuación de ese rendimiento, e incluso generando un par de situaciones claras que no pudo aprovechar. Primero un cabezazo de Mendieta que se fue por el primer palo y luego otro de Protti después de una buena jugada colectiva entre Liporace y Stracqualursi que terminó con el goleador fallando increíblemente y mandando la pelota por encima del travesaño cuando ingresaba al área chica. Atlético era el que lideraba el juego, pero ya empezaba a mostrar otra vez problemas defensivos, y a los 17′ Niz salvó de tacó cuando Benegas se aprestaba a convertir con Pezzini fuera de combate.
A partir de allí el partido entró en un terreno donde el mas beneficiado fue la visita. El roce se hizo permanente, el fútbol dejó lugar a la pelea y de esa manera los arcos de Pezzini y Giovini quedaban lejos, aunque siempre era Atlético el que intentaba llevar el peso del partido, aunque varias veces pecando de egoísta al momento de la definición. Lo que el local hizo en los primeros minutos para conseguir la apertura del marcador, lo consiguió sobre el final. Pablo Giménez marcó una falta al borde del área y Leo Acosta se encargó de ejecutarlo con gran jerarquía para a los 42′ poner al frente a la Crema. Delirio en las tribunas y victoria justificada en la cancha.
Pero, le duró poco la alegría al pueblo Celeste, ya que desde un córner cuando se jugaba el tiempo de descuento vino la igualdad visitante en la primera clara que tenía a su favor. Aguirre, a la postre la figura del partido, mandó el centro en jugada preparada y Martínez Montagnoli se elevó en el segundo palo para vencer a Pezzini y poner el 1 a 1. Baldazo de agua fría, del cual Atlético no salió por un buen rato y lo terminó pagando caro.

El ingreso de Bonansea no aportó soluciones. // N. Gramaglia

El complemento

Y lo terminó pagando caro porque se durmió una siesta en el inicio del segundo tiempo, hasta tal punto que Defensores en 40 segundos dio vuelta el resultado. Un mal despeje de Rodríguez le permitió a la visita recuperar la pelota y Olivares, muy solito al borde del área, colgó la pelota en el ángulo más alejado de Pezzini para que el Dragón pase a ganar. Ni hablar que Atlético sintió el golpe, como si no hubiera salido a jugar la segunda etapa, y otro quedo en una pelota parada, con responsabilidad compartida entre Pezzini y los defensores, le permitió a Marcelo Goux marcar el 3 a 1 que tenía pinta de decisivo, básicamente por un local que lejos estaba de reaccionar.
Y fue así, Atlético fue pura enjundia, pero cero fútbol. Sin ideas, con Acosta cansado y Mendieta bien controlado, ni Protti ni Renso Pérez pudieron ser opciones en ofensiva para buscar algo distinto ante un rival que se paró bien defensivamente y que no le permitió al local generar una situación clara de gol en el complemento. La expulsión de Renso Pérez, en un mal fallo del árbitro Pablo Giménez, no hizo más que agregar otra piedra en la mochila para los de Otta, que buscó variantes con los ingresos de Bonansea, Marconato y Copetti, pero que no cambiaron el desarrollo del encuentro. Defensores tuvo varias chances de ampliar la diferencia, con Aguirre como gran figura pero con un errático Benegas.
Atlético pagó muy caro el entrar dormido al segundo tiempo y le puso punto final a su racha sin perder de siete partidos en Rafaela. De nada sirvió el primer buen tiempo y empezar ganando. Se quedó con las manos vacías y no pudo dar un salto de calidad en su lucha por meterse en el Reducido, perdiendo una vez más con un equipo que lo supera en la tabla. Será el momento de pensar en Quilmes y en los dos encuentros consecutivos en casa ante Gimnasia de Mendoza y All Boys, sabiendo que el margen de error se achicó mucho y deberá tener un andar casi perfecto para seguir soñando con volver a la Superliga.

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net