Connect with us

Locales

Se bautizó a la plazoleta de barrio Güemes como «Moisés Tito Limansky»

Publicado el

La plantación de árboles simboliza el trabajo colaborativo y sustentable de la empresa con la ciudad. // N. Gramaglia

Ayer a las 19 en el espacio verde ubicado en la intersección de calles E. Galassi y M. Aragno del barrio Güemes se realizó el acto de imposición del nombre «Moisés Tito Limansky» a la plazoleta ubicada en ese lugar.

En el lugar se destacó la figura del empresario, que falleció el pasado 15 de marzo a los 85 años, por su compromiso social, comunitario y fundamentalmente por ser una persona comprometida con los suyos y con aquellos que requerían de su ayuda.
En un atardecer de temperatura ideal para disfrutar del espacio libre estuvieron presentes en el acto familiares, allegados de Moisés Limansky acompañados del intendente de la ciudad, Luis Castellano; el jefe de Gabinete, Marcos Corach ; los concejales Jorge Muriel y Leonardo Viotti; la subsecretaria de Gestión y Participación de Rafaela, Julia Davicino; el presidente de la Federación de Entidades Vecinales y de la vecinal de barrio Güemes, Javier Grande; representantes del Jardín N°219 Doctor Eduardo D’Agostino, de la escuela N°851 «Ángela de la Casa» y del centro de salud del barrio; y público en general.
Mediante el padrinazgo de Limansky S.A, en la plaza se han instalado juegos, equipamiento para entrenamiento deportivo, estructuras ornamentales de material, y asimismo, mejoras en la iluminación, la forestación y los tapiales que bordean el predio.

El acto

Primero se dio la bienvenida comentando la personalidad de Moisés Limansky al recordarlo como un gran forjador, un protagonista y hacedor del perfil emprendedor rafaelino que tanto enorgullece, y se reconoce en otras latitudes.
También se destacó a la plaza ubicada al «oeste del oeste de la ciudad» como una concreción que habla del crecimiento y desarrollo de un Rafaela incesante, joven, potente, que extiende hacia horizonte sus deseos y sus sueños.

El recuerdo de Moisés Limansky

Moisés Limansky fue hijo de inmigrantes polacos, nació y vivió en un hogar muy humilde. Desde temprana edad trabajó en el emprendimiento familiar y así fue consolidando la empresa colchonera fundada por Marcos, su padre.
Supo expandir la firma a nivel nacional e internacional, poniendo siempre la ética a las personas en primer lugar.
Amó a su ciudad, como demuestra su actividad institucional: fue presidente del CCIRR, incentivó el accionar de las actividades vinculadas al arte, al deporte y a la cultura y se involucró con el desarrollo de este barrio, donde se ubica la planta fabril. Fue un hombre generoso y atento, que recibió con gratitud y dio con desinterés.

La palabra de Adriana Limansky

Su hija fue la primera en tomar la palabra y agradeció de forma muy emotiva al comité de Responsabilidad Social Empresaria de Limansky, a los que acompañaron a su padre a «concretar su sueño», a familiares y a personas que no están presentes.
También tuvo palabras de agradecimiento con las personas que hoy constituyen parte del capital humano de Limansky que «posibilitan que este emprendimiento familiar de más de 70 años siga tan vigente y tenga tanta fuerza».
«Gracias por homenajear a Moisés, una gran persona, generoso, compañero, cuidadoso de sus seres queridos, amigos en las buenas y en las malas, un hombre de mirada profunda y noble, un hombre recto y encantador, un gran padre», finalizó.

El discurso de Javier Grande

Luego de que finalizara las emotivas palabras Adriana Limansky, habló Javier Grande, presidente de la Federación de Entidades Vecinales y de la vecinal de barrio Güemes. «Esta Plaza hasta ahora no llevaba nombre, pero hoy pasa a tener un nombre que no representa ni una empresa ni una persona: representa a un amigo», afirmó el vecinalista.
Además, agregó que «nosotros pudimos contar con él en cada momento, en cada circunstancia, siempre contamos con su consejo amigo, y para todas las instituciones del barrio su presencia fue muy valiosa».

Los dichos de Luis Castellano

El intendente Luis Castellano expresó: «Tuve una relación con Moisés casualmente muy cercana, pero que se da desde su mirada hacia lo común, el interés por la política, su interés por la ciudad, de esa preocupación que va más allá de lo propio, esa necesidad de que su empresa trascienda, eso me llevó a quererlo rápidamente».
«Lo conocí en un antiguo programa de política que él iba siempre, y a partir de ahí entablamos una relación muy humana, linda y sana. Charlamos mucho de política y me aconsejaba sobre ella. Ahí me di cuenta que era un empresario diferente, que lo que él tenía en la cabeza era algo más, y que todo lo que estaba haciendo, su gran sueño, trascendía los límites de la empresa», agregó.
«Toda la labor que hizo en este barrio, lo entendí cuando, al organizar la Asociación Civil para realizar el jardín que hacía falta, se acercó y como empresa se hizo cargo de la realización y construcción de ese jardín. Ahí me di cuenta que el límite no era la empresa, iba más allá porque abarcaba también la parte social», recalcó.
«Creo que es la familia, la madera, lo que hay atrás de cada uno de ustedes que hace que hoy estemos en este lugar, que el barrio y la ciudad reconozca a Moisés y que esta plaza lleve su nombre», remarcó.

Finalización del acto

Por última se procedió a la plantación de dos árboles ya que desde hace varios años la empresa Limansky S.A. gestiona junto con la Municipalidad de Rafaela, bajo el concepto de trabajo colaborativo y del cuidado de espacios verdes. Para finalizar, se descubrió el cartel identificatorio de la plazoleta.

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net