Connect with us

Locales

Con una multitudinaria marcha se pidió justicia por Ema

Publicado el

El abrazo de los padres de Emanuel, la imagen con la que se cerró una marcha signada por el dolor y la impotencia. // M. González

Emanuel fue asesinado por un menor mientras jugaba en su casa en los brazos de su papá. A poco menos de una semana de este desgarrador suceso, familiares, vecinos y amigos de la familia marcharon en silencio para pedir justicia.

El miércoles 20 de noviembre, pasadas las 21, Emanuel jugaba en su casa, en brazos de su padre cuando sufrió un disparo mortal efectuado por otro menor. Ayer, allegados, vecinos y amigos de la familia, pero también muchos vecinos de la ciudad, se convocaron frente a la Jefatura de Policía para reclamar justicia. Centenares de personas llegaron hasta el lugar con velas y pancartas para acompañar a los familiares de la víctima. A las 21 la marcha cerró con un sentido abrazo de los padres de Ema, que conmovió a todos los presentes.
Velas encendidas y silencio, sin pancartas partidarias ni nada que se le parezca. Ese fue el pedido de la convocatoria. Estuvieron dirigentes de la Federación de Entidades Vecinales, pero no autoridades del Departamento Ejecutivo Municipal: el Intendente había hablado con la familia de Emanuel y éstos le pidieron que no asista, aunque sí solicitaron que participara Maximiliano Postovit, quien asumirá el 11 de diciembre como secretario de Prevención en Seguridad en el Municipio. Postovit fue de los primeros en llegar a la casa de barrio Mora en la noche de la tragedia, según trascendió. Sí asistieron casi la totalidad de los concejales, tanto del oficialismo como de la oposición, quienes ocuparon un discreto segundo plano, mezclados simplemente con los vecinos que marcharon.
«Basta de matar, basta de droga. DESPERTEMOS. ¡Cuidemos a nuestras familias! Jueces, fiscales, autoridades, el pueblo exige seguridad. POR EMA. Por todos los inocentes. Perpetua a los delincuentes. EL QUE MATA NO SALE», se leía en las únicas pancartas que portaban algunos de los manifestantes.

La movilización fue significativa por la cantidad de concurrentes, pero también por el espíritu de congoja con que se vivió. La encabezaron los padres de Ema. // N. Gramaglia

La palabra de los padres

El relato de Jorge Luis González, papá de Emanuel, fue desgarrador. Con una voz entrecortada les pidió a legisladores y funcionarios que «recuerden que son padres, que sus hijos corren peligro. Que piensen en su familia. Esto no es solo en beneficio para la justicia de mi hijo. Hay muchos casos acá que quedaron impunes porque quienes cometieron los delitos son menores», dijo.
«Tratamos de sobreponernos a ésto con mucha fuerza, gracias al apoyo de todas las personas que nos están acompañando, y con mucha fe en Dios. Nosotros creemos en Cristo y en Dios, y le pedimos que nos dé la entereza, la valentía para salir adelante. Tenemos dos hijos más, y por ellos debemos seguir todos los días. La ausencia de Ema se hace muy notoria en nuestra casa, se hace muy difícil explicarles a sus hermanitos por qué Emanuel no está más con nosotros. Pero vamos a seguir adelante por ellos», expresó conmovido.
Además, manifestó su preocupación por un posible regreso del agresor. Pedimos que el Gobierno construya lugares para la contención de este chico. Es peligroso para todos nosotros, pero también es peligroso para sí mismo. Corre riesgo su vida también por la situación en la que vive, hasta podría terminar muerto».
«En el barrio es habitual que se estén tiroteando. Hay presencia policial, pero estos chicos saben que al ser menores salen a las pocas horas. Este chico ni califica como menor, es infantil por la edad que tiene. Ellos lo toman a gracia, porque saben que no se les puede hacer nada», dijo el padre de la víctima.

//www.youtube.com/watch?v=R7Dhsq3XNWg&feature=youtu.be

Otras voces

Juana Silvia, es una vecina que se acercó a la marcha porque hace 4 años atrás, vivió una situación similar con su sobrina. «Nos sumamos a la marcha por el asesinato de Fernanda Chico en Ceres, hace 4 años y medio. Su asesina, Karen Ñunez tenía 16 años en ese momento. Estuvo detenida y luego fue liberada porque no hay legislación para este tipo de casos», dijo. «Los menores asesinan y salen en libertad. Este caso se trató de un crimen premeditado, alevoso, y sin embargo no hubo justicia».
«Estamos acompañando a nuestro vecino Jorge, porque queremos que haya justicia por Ema y por toda su familia, queremos que haya un cambio de leyes porque esto está totalmente inmanejable. Nosotros conocimos a Emanuel desde que nació. Conocemos su lucha, su sacrificio, conocemos el esfuerzo de sus padres. Esperemos que los legisladores, una vez por todas, aprueben las leyes que realmente se necesitan. Los menores que delinquen deben ir presos o deben tener una contención», enfatizó. Y agregó: «La Subsecretaría de la Niñez tenía que haberse hecho cargo de este menor y sin embargo, hoy tenemos que lamentar una muerte inocente que podría haberse evitado», expresó la vecina.
Al finalizar la marcha, y con voz quebrada, Jorge Luis Gonzalez instó a políticos y funcionarios para poder «contar con una ley de contención para los menores que delinquen». Y expresó desesperanzado: «¿Al final para qué damos nuestro voto? ¿Para qué vamos a votar? Pedimos la seguridad de nuestro hijo, el progreso de nuestro país, no para que den vuelta la mirada. Estamos hartos de la injusticia», dijo.

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net