Connect with us
publicidad Advertisement publicidad publicidad publicidad

Deportes

El “palazo” de Bonelli y Jalaf

Publicado el

D. Camusso

La escena arrancó una exclamación de terror apenas se la vio, en la pista y en la pantalla de la televisión, haciendo temer lo peor. La carrera recién se había largado y la larga fila indica del TC pasó sin sobresaltos la primera chicana y todo el curvón sur. Pero en el fondo del pelotón se empezó a gestar un drama: de pronto, se vio cómo la Chevy de Próspero Bonelli se abrió violentamente en el frenaje de la segunda chicana, a más de 200 kilómetros por hora.
Luego se supo que el Pope, sin frenos en su máquina, decidió bajar al pasto para evitar armar un “strike” en el medio de la parte final del pelotón. Lo que no pudo evitar su pegarle a quien se cruzara en ese momento en el tránsito de la chicana. Quiso el destino que su propio hermano, Nicolás pasara son lo justo, mientras la trompa del Pope reventaba el tren delantero del Ford de Matías Jalaf.

El golpe lateral, tan temido, se había producido. Por suerte fue en el tren delantero y no en la puerta, como se temió en el primer momento cuando se vio el desparramo de hierros y la violencia del impacto. Así y todo, Jalaf sufrió una fuerte conmoción cerebral que le produjo su desvanecimiento. La imágenes dramáticas de un asistente de seguridad abriendo la puerta del auto y saliendo raudamente para pedir ayudar hicieron temer lo peor.
La carrera se paró con bandera roja y el piloto fue extraído por el Dr. Balinotti, jefe médico de la ACTC, junto a otros colaboradores. Ya estaba consciente, aunque shockeado. Lo mismo que Bonelli, que sufrió un fuerte golpe en una de sus piernas –se le practicaron estudios para determinar la posibilidad de una lesión ósea-, el mendocino Jalaf fue sometido a los primeros exámenes en el autódromo y luego, en una ambulancia escoltada por la policía, fue trasladado al Sanatorio Nosti, ya con la conciencia recuperada, fuera de peligro y estabilizado, pero con la necesidad de realizarse una tomografía computada para determinar las lesiones que pudiera haber recibido como consecuencia del traumatismo producido por el accidente.
También el sábado hubo un piloto hospitalizado. En este caso fue el corredor de TC Pista Marcos Muchiut, que tras recibir un toque de Ricardo Degoumois, impactó con su Ford contra el paredón, a la salida de la segunda chicana. Muchiut también sufrió un traumatismo que le ocasionó una conmoción cerebral, y fue derivado al Nosti, donde estuvo internado en observación y para realizarse estudios, aunque ayer estaba en su habitación y atendió la requisitoria de varios medios periodísticos.

El parte médico

En la tarde de ayer, se supo que el piloto Próspero Bonelli fue dado de alta, luego de dirigirse al Sanatorio Nosti. Posee una distensión en el ligamento interno de la rodilla izquierda.
En tanto, Matías Jalaf tiene una concusión cerebral con pérdida de conocimiento transitoria. Los estudios tomográficos dieron bien, no se visualizaron lesiones en la TAC de cerebro realizada. El piloto mendocino quedará en terapia intensiva hasta hoy lunes.

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net

Ir a la barra de herramientas