Connect with us
publicidad Advertisement publicidad publicidad publicidad

La otra mirada

Campeón del relato

Publicado el

D. Camusso

Durante el fin de semana vivimos todo el drama, la pasión y la emoción que suele entregar el TC en el Templo de la Velocidad. Un coctel que a través de la radio se potencia con el extraordinario trabajo que hace el equipo Campeones.

“Campeones es la realidad de mis mejores sueños, porque de pibe, en Winifreda, La Pampa, soñaba con relatar carreras de autos. Lo pude hacer, y en 1963 nació este equipo. Y ahora, todo el tiempo me encuentro con gente que me dice: ´Caito, a usted lo escuchaba mi abuelo, lo escuchaba mi papá, y ahora lo sigo escuchando yo´. Es mi gran orgullo. Campeones es mi gran orgullo”. Carlos Legnani, histórico periodista especialista en automovilismo.
Apenas pasadas las 7 y 30 de la mañana, el cielo no corre su telón de nubes sobre Rafaela, pero bien al norte, en el autódromo ya comienzan los movimientos después de una noche de reuniones, vigilia y trabajo. En los boxes y en la multitud que acompaña en cada fecha a la categoría legendaria. Hay una música que comienza a sonar, entrañable marcha que recuerda viejas transmisiones radiales, y que identifica a un equipo que es sinónimo de automovilismo. A través del tiempo, millones de lectores de todo el país esperaron en los kioscos la salida de El Gráfico, para meterse en la historia de los grandes acontecimientos deportivos. Las hazañas de Fangio y de Nicolao, las proezas de Bochini y de Gálvez, los triunfos de los Pumas y de Monzón, todo fue mucho más cercano desde las páginas. Fue una escuela de periodismo y del deporte. Muchos decimos que aprendimos a leer con esa Biblia. Del mismo modo, podríamos asegurar que esos muchos también nos hicimos seguidores del automovilismo por esas transmisiones de un equipo que es, 55 años después de su nacimiento, el mejor de todos. La Biblia de los relatos radiales. Y que este domingo, como todos los otros domingos, nos despierta cuando amanece para meternos en un mundo apasionante.
“Campeones es una gran apuesta que nació gracias a la pasión y a la visión de mi padre, y que fue creciendo hasta ser esto que es hoy, un gran equipo de profesionales altamente capacitados que conforman, además de las transmisiones, un multimedio del automovilismo argentino. Con presencia en las redes, en la televisión y con dos revistas de gran nivel. Y que en Rafaela tenemos la suerte de ver reflejado, en lo referente a la radio, en dos frecuencias, la 92.1 de Castellanos y la 97.3 de Universidad”, dice Jorge Luis Legnani, sin dudas el mejor relator nacional de automovilismo en la actualidad, el mismo que se enciende y llena de emoción cuando suena como fondo la marcha Semper Fidelis y él se encarga de contar como nadie la última vuelta de la carrera que sea. Pero que para nosotros es especial cuando se vive aquí.
“Rafaela es una carrera distinta, es El Templo de la Velocidad, y por ende encierra como en pocos lugares la posibilidad de ver una competencia con la velocidad en estado puro pero también con la adrenalina del riesgo. La gente espera el fin de semana en que se corre en este autódromo porque sabe que los pilotos van al límite y que se verán maniobras espectaculares. Cuando vamos a carreras en circuitos más trabados y vemos que el promedio es de 140 kilómetros por hora, lo comparamos con la velocidad en que manejamos nosotros en una ruta y no estamos lejos. Pero cuando los vemos aquí llegar a 290 kilómetros, entonces entendemos que los pilotos tienen otro nivel y nos genera una emoción especial ver lo que hacen en esas condiciones. Todos los que nos apasionamos por el automovilismo vivimos aquí emociones que tienen que ver con la esencia de este deporte”.

¿Es distinta una carrera en esta etapa del campeonato de TC que en la anterior?

“Sí, sin dudas. El sistema del TC tiene dos etapas bien marcadas. La regular, en donde los pilotos quieren ganar o estar lo más arriba posible en el clasificador final, claro, pero lo más importante es sumar puntos para ubicarse lo mejor posible para la etapa de definición. Y luego vienen estas cinco carreras de la Copa de Oro en donde cada fecha es a todo o nada, y los equipos y pilotos arriesgan más o al menos no se especula. Hay presiones distintas, eso lo saben todos, fundamentalmente la gente”.

¿Cómo trabajan los equipos para esta carrera teniendo en cuenta que este año ya disfrutamos de una fecha?

“La referencia cercana de la carrera que se hizo aquí en mayo seguramente fue muy importante para los equipos, pero no fue determinante porque el clima ha sido distinto y los autos van cambiando de una fecha a otra. Los equipos trabajan para Rafaela buscando un equilibrio bastante difícil de conseguir, porque hay que transitar rápido las chicanas, una de ellas lenta como la número tres, traccionar bien y, por supuesto, tener buena potencia porque esto es determinante por las características del circuito”.

¿Cómo lo ven ustedes a Nico González?

“Es un muy buen piloto, talentoso, que hace un gran esfuerzo para ser competitivo en una categoría muy dura. Nos produjo tristeza ver que se quedaba en la vuelta previa hace unas semanas en el Villicum de San Juan. Y también verlo condicionado esta vez por la rotura de su motor. Ojalá pueda seguir por la senda de grandes pilotos de Rafaela como el Nene Ternengo, René Zanatta o Martín Basso”.

A pesar de la realidad del país, el TC ha presentado series con mayor cantidad de autos que los que tienen otras categorías en las finales, ¿Cómo está hoy la realidad del parque?

“En esta fecha tuvimos 42 autos, un número extraordinario para los tiempos que corren. El TC es por lejos la de mejor parque, no solo en cantidad sino también por la calidad de los pilotos, de los equipos y por la paridad existente. Es la categoría más antigua del mundo, que tiene un presente extraordinario. Los directivos son muy hábiles para mantener esto y potenciarlo, a diferencia de otras categorías como el Top Race o el Súper TC 2000 que se han debilitado y tienen parques de 17 o 18 autos. Y el público lo reconoce y responde. Mantener este parque posibilita que sigan existiendo las series, y entonces la actividad es fantástica desde las nueve de la mañana de cada domingo en que corran”.

¿Qué cosas pasan por tu cabeza cuando preparas un viaje a Rafaela?

“Infinidad de recuerdos, es que han sido tantos viajes ya. Acompañando a mi viejo en el principio o ya en estos tiempos. Todavía me duele cuando recuerdo aquella humareda generada por el accidente de Mazzoi en la Mecánica Argentina Fórmula 1, o carreras del Club de Pilotos, del viejo TC2000, victorias de Yoyo Maldonado o del Flaco Traverso, son infinidad de imágenes y recuerdos. Además me une al club una relación particular porque mi hijo jugó al futbol aquí durante un tiempo y entonces yo era un hincha más. Pero vuelvo al principio, este es un autódromo donde vive la esencia del automovilismo, donde la velocidad es la reina. Y también el riesgo. Eso lo hace distinto y apasionante”.

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net

Ir a la barra de herramientas