Connect with us
publicidad Advertisement publicidad publicidad publicidad

Locales

Creció el número de empresas pero no la incorporación de personal

Publicado el

El intendente Castellano presidió la presentación, que contó con la asistencia de una variada representatividad institucional. Foto: D. Camusso

Este miércoles, en una reunión en el Salón Verde del edificio municipal, con la presencia del intendente Luis Castellano y representantes de diferentes instituciones y empresas de la ciudad, se dieron a conocer los resultados del cuarto Censo Industrial que llevó a cabo el municipio a través del Instituto de Capacitación y Estudios para el Desarrollo Local (ICEDeL).
Uno de los principales datos de la realidad industrial de Rafaela es que en el período de 2012 a 2018, hubo más aperturas que cierres de empresas, incrementándose por lo tanto el total de establecimientos industriales, pasando de 496 a 540. A este valor se le debe adicionar 52 empresas del sector software y servicios informáticos.
Asimismo, el Censo posibilitó determinar la importancia de la PyME en el sector industrial: El 98,5% de las empresas se incluyen en las categorías micro, pequeñas y mediana empresas. La PyME agrupa el 42,7% del empleo industrial directo de la ciudad de Rafaela y concentra el 22% de la facturación total de la industria.
El perfil industrial de la ciudad se muestra altamente diversificado, con presencia en 22 de las 24 secciones industriales. La estructura industrial tiene un predominio histórico de los sectores alimenticios y metalmecánicos, este último con el 32,8% y el alimenticio con el 29,1%.
Es importante señalar que el sector industrial presenta un moderado incremento en la longevidad de sus empresas, siendo la edad promedio de 21,9 años. En este sentido, el 35% comenzaron sus actividades hace más de 25 años, el 69% posee más de diez años, y el 14% han iniciado sus actividades en los últimos 5 años.
Otro de los datos más destacados es que el sector de la industria se compone de una importante participación de emprendedores ya que el 73% de las empresas son organizaciones unipersonales.
Sin embargo, más allá de los aspectos positivos mencionados, hay cifras que preocupan y están vinculadas especialmente a la generación de empleo. En este sentido, si bien la cantidad de empresas es mayor, en los últimos seis años han permanecido estancados los registros de empleo industrial con una leve tendencia a la baja.
Se trata del primer operativo censal que muestra una caída intertemporal en los niveles de empleo. La ocupación promedio se redujo de 23,7 trabajadores por empresa en el 2012, a 21,6 en 2018, siendo el valor más bajo relevado desde el año 2000.

Lógica de género

Otro aspecto que se evidenció en el Censo es que la ocupación industrial responde a una lógica de género: solo el 8,4% de los puestos de trabajo son ocupados por mujeres y, sobre el total de empresas locales, el 68,2% no posee mujeres en su estructura de personal actual.
Con respecto a la incorporación de personal, en el bienio 2016-2017, el 14,3 % de las empresas ha incorporado personal, siendo un porcentaje levemente superior a la proporción de empresas que han reducido su dotación de planta (11,8%).
Por otro lado, más de la mitad de ingresos efectivos en este período han sido jóvenes menores de 25 años, lo cual refleja la posición relevante del sector industrial para el abordaje de políticas de fomento del empleo juvenil. Distinta es la situación de los mayores de 45 años, ya que menos del 5% de los puestos de trabajo creados en el período han sido ocupados por personas adultas.
Además, a la hora de incorporar a nuevos trabajadores, se percibe una notable preferencia por los varones ya que solo el 21% de los puestos de trabajo han sido ocupados por mujeres.
El 55,8% de las empresas excluyeron de sus procesos de selección a personas sin titulación de nivel medio. Solo el 23% de los puestos de trabajo creados en el bienio han sido cubiertos por personas sin título secundario.

Más datos

En el tema exportaciones, del 2012 al 2018 bajó de 46 a 43 empresas que exportaban sus productos a países limítrofes, Uruguay, en primer lugar, Paraguay, Chile, Brasil y, en menor medida, Bolivia, completan la grilla de mercados más relevantes para las empresas de la ciudad.
El 77,8% de las empresas comercializa la mitad de su producción o más en la ciudad de Rafaela y/o localidades aledañas. Entre las unipersonales, el 91,2% distribuye sus productos en el entorno regional próximo.
Por último, entre los problemas externos que impactan sobre las empresas se destacan: inflación, inflación de costos de materias primas, altos costos impositivos, incertidumbre cambiaria, incremento tarifarios en servicios, altos costos de financiamiento, competencia informal, entre otros.
La presentación del Censo se complementó con los datos que surgieron del Observatorio Industrial, una herramienta que busca medir la coyuntura de la industria, por eso son tres mediciones que se realizan durante el año.
En esta segunda medición, el Observatorio corroboró lo que se va percibiendo en la situación de la industria. En términos de empleo se advierte un estancamiento que genera una dificultad porque todos los jóvenes que se van incorporando año tras año al mercado de trabajo, no encuentran una posibilidad concreta de empleo.

Un coyuntura difícil

El Intendente describió el panorama actual como “una coyuntura difícil, compleja, que nos agobia. Es de público conocimiento que la inflación, la devaluación, las tarifas, todo lo que tiene que ver con la presión impositiva, son las preocupaciones más importantes que tienen las empresas hoy, y lo que empieza a aparecer como consecuencia es que esto se prolonga en el tiempo”.
“La falta de creación de empleo, empresas que han dejado de exportar, apertura en algunos casos de productos que vienen de afuera con precios muy económicos que afectan al mercado local. Pero a su vez, está la expectativa de lo positivo y los desafíos, como la necesidad de recurso humano para las empresas de software, nuevos empleos relacionados a la irrupción tecnológica y la necesidad de capacitar recursos humanos para esto, todo lo que tiene que ver con la necesidad de terrenos e infraestructura para que muchas empresas puedan seguir creciendo”, enumeró Castellano.
Por eso, remarcó: “No estamos acostumbrados a detenernos en las crisis, al contrario, siempre son desafíos que nos proponen para salir adelante y saber que el futuro va a ser mejor. En ese proceso estamos, no solo nosotros como Municipio, sino con un entorno de instituciones que acompaña y la planificación hacia el futuro de todo el sector productivo”

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Diario Castellanos. - Mail: editoradelcentro@diariocastellanos.net

Ir a la barra de herramientas